prestige

Hablemos de chapapote, hablemos del Prestige

14/11/2013
Número de visualizaciones

Esta semana La Audiencia de A Coruña ha dictado sentencias 11 años después de los sucesos del Prestige en las costas gallegas.

Para los españoles, Prestige tiene un significado oscuro, negro como el fuel que se esparció en nuestras costas hace ya 11 años. El ecologismo se vestía de luto, playas gallegas y francesas eran lodazales negros. La consecuencia de este terrible suceso ha sido exonerar de cualquier culpa a los potenciales responsables.

Stéphane M. Grueso

Se instruía el mayor delito medioambiental de España. Finalmente, tras 10 años de investigación judicial y 9 meses de instrucción se resuelve el proceso con solo una condena: Apostolos Mangouras, el capitán del barco, es condenado por un delito de desobediencia grave a las autoridades españolas.

En este proceso penal, se ha eximido de toda responsabilidad penal y civil a los imputados. No se considera que hubo actuación ni culpable ni dolosa. Ahora, a los afectados por este suceso, tan solo les queda la posibilidad de reclamar por la vía civil una posible indemnización pero las costas procesales condicionará la posible reclamación.  Dicha reclamación se podría dirigir contra la armadora Universe Maritime del buque, ya que se podrían probar las malas condiciones del petrolero.

Los principales imputados en este proceso han sido Apostolos Mangouras, el capitán del buque, como hemos dicho anteriormente; Jose Luis López Sors director general de la Marina Mercante; y el jefe de máquinas Nikolaos Argyropoulos, así como Ireneo Maloto.

Ha sido un juicio en cuatro idiomas: castellano, francés, inglés y griego. Un macro proceso, con 2300 perjudicados con una reclamación civil. Además se han personado partes provenientes de Francia así como ocho municipios galos.

La única indemnización garantizada ha sido la proveniente del Fondo Internacional de indemnización de Daños debido a la Contaminación por Hidrocarburos, esta asciende a 171 millones de euros.

Siendo objetivos con esta sentencia no podemos no negar que las reclamaciones económicas han quedado totalmente desestimadas, desde la justicia no se han satisfecho las reclamaciones sobre responsabilidad. Además la sentencia tampoco da respuesta a la indignación generalizada en España y concretamente en España, respecto de este suceso y su gestión política del momento. Pedro Teprat, letrado de la plataforma Nunca Mais, nacida a raíz de este malestar social ha catalogado esta sentencia de aparentemente incoherente, así como la ha determinado como muestra de que no hace justicia reparadora.

0
Categorizado en: Otras ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto