cesta de la compra virtual

Derechos de los consumidores y usuarios en la red

Número de visualizaciones
15/06/2015

cesta de la compra virtualEn marzo del año pasado entró en vigor la Ley General de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, que supuso modificaciones importantes en temas de comercio a través de la red (tiendas online). La reforma fue motivada por las directivas europeas, que inciden en la protección de los consumidores y usuarios europeos, ampliando la armonización de los ordenamientos internos de los Estados bajo un enfoque de armonización plena, con excepciones puntuales.

Algunas de las modificaciones más relevantes son las siguientes:

  • Antes de que se realice la venta o prestación de servicio se tiene que proporcionar una gran cantidad de información por parte del vendedor. Tales como la dirección del establecimiento físico, el número de teléfono, fax, dirección de correo electrónico…
  • El empresario deberá obtener el consentimiento expreso para todo pago adicional a la remuneración acordada. No podrán utilizarse opciones por defecto que el consumidor deba rechazar para evitar el pago adicional. En caso de hacerse así, el consumidor tendrá derecho al reembolso de dicho pago.
  • Los empresarios no podrán facturar a los consumidores y usuarios, por el uso de determinados medios de pago, cargos que superen el coste soportado por el empresario por el uso de tales medios.
  • El anterior plazo de desistimiento de 7 días hábiles pasa ahora a 14 días naturales y se establece que en caso de entregas de bienes múltiples o por partes, se empieza a contar el plazo desde la entrega del último de los bienes o componentes. En el caso de que sea el consumidor quien corra con los gastos de la devolución, ha de indicarse expresamente. Además, el ejercicio del desistimiento comporta la devolución también de los costes de la entrega del producto (salvo que el consumidor haya escogido alguna modalidad de entrega especial más costosa).
  • El consumidor debe ser consciente en todo momento de que su pedido implica una obligación de pago y por tanto, se necesita una confirmación expresa por parte del mismo. Si es usan botones o funciones similares, estos deberán etiquetarse únicamente con la expresión «pedido con obligación de pago» o una formulación análoga no ambigua.
  • En caso de desistimiento se reduce el plazo para devolver las cantidades a 14 días naturales (El plazo hasta la entrada en vigor era de 30 días hábiles).
  • El consumidor será informado sobre el modelo de formulario de desistimiento antes de la conclusión del contrato. En el texto legal se incorporan dos modelos de este documento de información sobre el desistimiento y del formulario para solicitarlo.
  • El tamaño mínimo de letra en la que se ha de disponer el contrato con el consumidor no podrán ser nunca inferior a 1,5 milímetros. De la misma manera, el color del fondo del texto tampoco puede dificultar la lectura.

Siempre debemos tomar las mismas precauciones de seguridad que cuando hacemos transacciones bancarias, es decir, usar conexiones seguras y tener un software de seguridad o antivirus.  Antes de introducir datos bancarios en cualquier web, es necesario verificar que cuenta con un certificado reconocido de seguridad.

Las crecientes ventas a través de Internet han hecho necesaria esta serie de reformas. En cualquier caso, me parece fundamental que los usuarios y consumidores de estos servicios conozcamos de nuestros derechos.

0
Categorizado en: Derecho Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto