Cosas a tener en cuenta cuando presentes tu carta de dimisión

¿Cómo presentar la carta de dimisión? ¿Qué debo tener en cuenta?

28/06/2018
Número de visualizaciones

¿Te has pregunta alguna vez qué harías si tuvieras  que renunciar a tu trabajo? ¿Sabrías cómo presentar la carta de dimisión?

En este artículo explicaremos los puntos a tener en cuenta para presentar tu carta de dimisión. Habrá que considerar el momento en el que se debe de presentar, la forma de presentarla (oral o escrita). También habrá que tener en cuenta el modo de confeccionarla, la información a incluir en ella, la extensión de la misma, a quién se debe entregar…

Llevar a cabo estos puntos de manera adecuada es de extrema importancia si se quiere terminar con la empresa de la mejor forma posible. Resulta conveniente recordar que no sabemos si en el futuro nos interesará retomar la relación con dicha empresa.

Además, hay que tener en cuenta la rotación de empleados que hay actualmente y la interconexión entre las diferentes empresas. Es por eso, que resulta casi imprescindible terminar de manera óptima su relación laboral. Por ello, será completamente necesario seguir los procedimientos descritos a continuación para no verse mermado en su progresión profesional.

Carta de renuncia voluntaria: definición y preceptos legales.

La carta de dimisión o carta de renuncia voluntaria se puede definir como la renuncia a un empleo de manera unilateral por parte del trabajador. Las razones de la renuncia son variadas.  Suelen obedecer al ofrecimiento al trabajador de un empleo en otra empresa que le resulta más atractiva.

Pueden obedecer a razones económicas, condiciones laborales, progresión profesional,  cercanía al domicilio o cualquier otra razón que convenza al trabajador.

Si no es cuestión de ofrecimiento de otro trabajo, el trabajador siempre podrá recurrir de nuevo a la búsqueda activa de empleo desarollando tu marca personal para obtener éxito en la búsqueda.

La dimisión del trabajador se encuentra regulada en el artículo 49.1.d Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores . Se regula como una forma de extinción del contrato laboral.

El objetivo principal de la carta de dimisión es:

  • Manifestar de forma inequívoca la voluntad de poner fin al contrato por el que se te vincula con el/la empresario/a.

Momento, modo y otras especificaciones a la hora de presentar la carta de renuncia.

Aunque no se exige, es muy conveniente que la renuncia laboral se realice por escrito.

El trabajador tiene derecho a terminar la relación laboral en cualquier momento. Es aconsejable que se respete el plazo de pre aviso que es el plazo entre la fecha de renuncia y la fecha de salida del trabajador. Esta fecha de pre aviso estará señalada en el contrato de trabajo o en el convenio colectivo aplicable. En el caso de que no se diga nada al respecto, el plazo razonables es de 15 días antes de la salida definitiva del puesto de trabajo. Por otra parte, el estatuto de los trabajadores establecerá especificaciones según el contrato realizado.

Resulta muy aconsejable, antes de proceder la entrega formal de la carta, comunicar la decisión ante su responsable o superior directo. Es importante señalar que aunque no se produzca este preaviso, la baja del trabajador o trabajadora tendrá lugar. Sin embargo, es posible que el trabajador tenga que indemnizar por los daños y perjuicios que esta salida sin preaviso ocasione a la empresa.

El trabajador deberá entregar la carta de dimisión en mano a su empleador, a su responsable directo o a algún miembro del departamento de recursos humanos. En el momento de la entrega, el empleador el responsable de recursos humanos deberá firmar el recibí. Además, para una mayor seguridad el trabajador deberá guardarse una copia con la firma de la persona a la que lo entrega o recibe.

Se tendrá que tendrá que tener en cuenta que pueden existir disposiciones especiales en los términos del contrato del trabajo o bien del convenio colectivo. Además, tendrás que asegurarte que cumples con ellos antes de que se pueda proceder a la entrega de la carta. Es conveniente precisar que podrás retractarte de tu dimisión en el plazo de preaviso si no se han causado daños a la empresa o a terceros.

Estructura formal de la carta de renuncia.

La carta de renuncia tiene que estar organizada en 3 o 4 párrafos y estar impresa a una cara. El tamaño deberá ser  A4. Se recomienda utilizar Times New Roman con un tamaño de 12 puntos y que el cuerpo del texto se encuentre justificado.  Será necesario conjugar los verbos en primera persona del presente. Hay que poner especial atención a la ortografía.

Una carta de renuncia bien estructurada constará de:

  • Lugar y fecha: lugar donde está escrito el remitente. Se posicionará en el margen izquierdo.
  • Datos personales: Constará de tu nombre, apellidos, domicilio, y teléfono de contacto.
  • Datos de la empresa: Indicar el departamento a donde diriges la carta de renuncia.
  • Saludo de apertura: Es recomendable que indiques el destinatario con su nombre y apellidos. En caso de no conocer el destinatario puedes utilizar frases como “A quien corresponda”.
  • Párrafo de inicio: El trabajador puede presentar o no los motivos de la renuncia, es decir, se trata de un desistimiento libre. Será recomendable hacer mención a las causas que han producido su renuncia.
  • Párrafo de desarrollo: Tendrás que informar de la fecha en que dejarás el trabajo. Incluir tu compromiso de que finalizarás las tareas en el debido tiempo será conveniente.
  • Párrafo final: Es recomendable el agradecimiento por haber tenido la oportunidad de haber desempeñado dicho trabajo. Conviene terminar de manera excelente con la empresa.
  • Saludo de despedida: Debes incluir una frase de cierre que sea concisa y que finalizadora.
  • Firma: Incluir tu firma al final del documento.

Dependiendo del sector en el que te encuentres trabajando, el estilo de redacción será más formal o menos. Aún así,  siempre tienes que tener en cuenta que en la carta de dimisión tiene que ser seria y profesional.

Es recomendable que la carta denote haber tenido un elevado compromiso con el trabajo desempeñado.

En Internet hay multitud de modelos.

¡Da el paso!

Ahora que ya sabes todo acerca de la carta de dimisión ya no hay excusa para terminar tu relación laboral de manera profesional con tu empresa. Es de vital importancia seguir manteniendo una buena relación con ella. El mercado laboral es volátil y nunca puedes saber donde vas a acabar. Además, la empresa te agradecerá que sigas los procedimientos adecuados para entregarla y la dedicación empleada a ella.

Categorizado en: Derecho Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto