seguridad informática en compras online INESEM

¿Son mis compras online seguras?

30/11/2016
Número de visualizaciones

Con motivo del día Internacional de la seguridad informática, que se celebra el 30 de Noviembre, creo necesario explicar los protocolos de seguridad que se siguen en torno a las compras online y cómo se garantiza la confidencialidad de los datos personales.

Todos los amantes de la tecnología y usuarios en general, hemos vivido bombardeados en las últimas semanas por ofertas y descuentos llamativos en compras online, en lo que se ha denominado como Black Friday primero y CiberMonday en segunda instancia, ¿pero son seguras nuestras compras online?

¿Cuáles son las formas de pago más comunes por internet?

Cuando accedemos  a una compra on-line, el proveedor siempre suele dar la opción de varios medios de pago, que podemos agrupar en:

Pago contra reembolso: Se abona la cantidad estipulada en el momento en que se recibe el producto en mano. El pago se realiza por medio de la empresa distribuidora, y generalmente se puede hacer el abono por transferencia, tarjeta de crédito o débito o en efectivo.

Pago por transferencia bancaria:  En este caso se abona la cantidad “traspasando” el dinero desde la cuenta bancaria del cliente a la cuenta del proveedor. Esta transferencia a su vez se puede realizar a través de la banca online con las credenciales de autentificación de usuario que garantizan la seguridad de la transacción, o personándose en la entidad bancaria.

Pago con tarjeta: Mediante tarjeta de crédito o débito quizás sea la modalidad de pago más extendida en Internet y la que se emplea en la mayoría de comercios y tiendas online a través de pasarelas de pago seguras con protocolo SSL, del que hablaremos un poco más tarde. El cliente debe proporcionar los datos de su tarjeta en una página cifrada y autenticada que sólo puede pertenecer al comercio que indica y que está protegida de escuchas e intromisiones

Plataformas de Pago: Se encargan de vincular el pago a una tarjeta de débito o crédito, o a una cuenta bancaria, de modo que no se deben introducir los datos personales para el abono en la página del proveedor, sino que sólo debe introducirse la clave de la cuenta de usuario de la plataforma de pago. Paypal quizás sea la plataforma de pago más extendida, aunque existen otras como Google Wallet o Paymill.

¿Cuáles son las medidas y protocolos de seguridad que garantizan  transacciones seguras?

La seguridad juega un papel importante para dar confianza y expandir el uso del e-commerce. Se hacen necesarios por tanto, unos protocolos adecuados que garanticen la seguridad y privacidad de los datos del usuario, así como los principios de Confidencialidad, Autenticidad Integridad y Disponibilidad asociados a la seguridad informática.

El protocolo SSL (Secure Socket Layer)

Sea quizás el más extendido entre un servidor y un usuario web para las compras online, ya que permite establecer una conexión segura entre un cliente y un servidor comunicándose sobre un canal inseguro. Estamos ante un protocolo diseñado para permitir que las aplicaciones transmitan información de ida y vuelta de manera segura a través de Internet. Un certificado SSL en un sitio web, contiene claves digitales que protegen la integridad de los datos en el momento de envío y recepción, pues se basa en un proceso de cifrado que sigue el algoritmo de encriptación de Whitfield Diffie y Martin Hellman para los sistemas asimétricos basados en claves pública y privada.

El protocolo TLS

Podemos decir que es la siguiente generación del protocolo SSL, una versión actualizada y más segura de SSL, que introduce algunos cambios como los puertos usados para la comunicación y que el cifrado se habilita solo después de que el cliente emita el comando STARTLS, mientras que en SSL toda la sesión estaría cifrada.

El protocolo SET (Secure Electronic Transaction)

Fue desarrollado por Visa y Mastercard para garantizar las transacciones seguras en las compras online. Está basado en el estándar SSL y básicamente usa una firma electrónica en el comprador y una transacción que involucra al comprador, proveedor y sus bancos. SET aparece para garantizar la confidencialidad de la información, la integridad de la información de pago y la autentificación del comerciante y del poseedor de la tarjeta. Mediante este protocolo es posible proteger el número de tarjeta de crédito del titular y asegurar que solo pueden usarla personas autorizadas.

Cuando se inicia una transacción segura basada en el protocolo SET, el cliente envía sus datos al servidor del vendedor, pero lo que el vendedor recibe es sólo la orden, los números de la tarjeta se envían al banco del vendedor, donde se verifican en tiempo real con el banco del comprador y se genera la autorización de pago.

Entre los problemas que pueden presentarse con SET, cabe destacar que es más difícil de implementar, que no permite el pago aplazado y que puede generar revocación de certificados cuando el usuario trabaja en distintas máquinas.

Garantizando la confidencialidad

Con la finalidad de garantizar la confidencial, es decir asegurar que los datos de los clientes se encuentran protegidos y sin acceso para aquellas personas que no estén autorizadas, en España se aprueban una serie de leyes como es la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal (LOPD) y la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico, cuya finalidad es perseguir la regulación del funcionamiento de los prestadores de servicios de la sociedad de la información, empresas que realizan comercio electrónico, y aquellas que hacen publicidad por vía electrónica.

Algunos  consejos para tus compras online

Creo que la mejor forma de terminar este artículo, de cara a las compras de Navidad y puesto que estas se han disparado por internet en los últimos años, es dar algunos consejos a la hora de realizar transacciones online.

  1. Comprobar que se está accediendo a un sitio web seguro: Antes de comenzar el protocolo HTTPS, el sitio web envía a nuestro navegador un certificado de sitio web seguro, que básicamente sirve para demostrar que es quien dice ser, en este momento podremos ver que en la barra del navegador la URL estará precedida por HTTPS en lugar de HTTP.
  2. Evitar conectarse a redes Wi-Fi abiertas o que no son de confianza para realizar compras online
  3. Tener actualizado el sistema operativo así como el antivirus
  4. Desconfiar de los emails y mensajes con publicidad de grandes “chollos”, yo en esto casos siempre recuerdo lo que me decía mi abuela “Nadie da duros a cuatro pesetas”.
  5. Revisar de forma periódica las cuentas bancarias asociadas a las tarjetas con las que hayas hecho alguna compra online.
  6. Lo más importante, si se detecta algún tipo de fraude es denunciarlo ante la policía nacional que dispone de una brigada especial para delitos informáticos
1+
Categorizado en: Redes, Sistemas y Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto