Imagen genérica del Canal Informática y TICS

Nokia se lanza a Windows Phone 8

Número de visualizaciones
24/07/2012

“Algo increíble llegará el 7 de septiembre…” según indica Nokia en su tienda insignia.

Podríamos estar hablando del primer smartphone bajo Windows Phone 8.

No es una fecha al azar,  se sitúa un día después que de que sea celebrado el Nokia World (5 y 6 de septiembre). Por eso sería un buen momento para lanzar uno o varios terminales con Windows Phone 8, aunque esa fecha no sea segura aún.

Pese a que las cifras no dibujan un panorama nada prometedor para la empresa finlandesa, Nokia sigue depositando toda su fe en la inminente llegada de la plataforma Windows 8. Nokia ha presentado hace poco la gama Asha de teléfonos, y aunque su efecto no se refleja en los resultados del segundo trimestre, confía en que los Asha sí afecten a las ventas del tercero. Es de esperar que las ventas de los smartphones Lumia con Windows 7.5 disminuyan, sobre todo justo antes del lanzamiento de Windows Phone 8. Sin embargo, a largo plazo Nokia aspira a incrementar su volumen mediante las ventas de terminales de gama baja, al mismo tiempo que incrementa sus márgenes con las ventas de los modelos de gama alta.

Nokia ha sido criticada por confiar demasiado en la plataforma Windows Phone. Si bien existen otras opciones, como Android, Nokia acierta al perseverar con el sistema operativo Windows Phone. Las ventas de Lumia se han recuperado durante el segundo trimestre, especialmente en Norteamérica, un mercado clave que últimamente se resistía a Nokia.

Windows Phone no prosperará como sistema operativo independiente y continuará siendo un producto de nicho. Sin embargo, Microsoft cuenta con una enorme cuota de mercado en los ordenadores de sobremesa, los portátiles y los ultrabooks. El lanzamiento de Windows 8 en varias plataformas, incluida la nueva tableta Surface, dará más visibilidad a las características y las ventajas del sistema de cara a los consumidores, y proporcionará a Nokia el empujón en ventas que necesita.

No obstante, el principal reto al que se enfrenta Nokia es el de mantener su cuota de mercado en China, donde le ha surgido una intensa competencia de las marcas locales.

Parece claro que a Nokia se le acaba el tiempo; ahora bien, sigue disponiendo de efectivo suficiente para superar los próximos trimestres, y ha demostrado estar dispuesta a hacer lo que haga falta, ya sea recortar su plantilla o desprenderse de partes de su negocio que no son relevantes para su estrategia central, como la marca Vertu de teléfonos de lujo.

Hay muchas expectativas en la plataforma móvil de Microsoft, Windows Phone 8, a pesar de la polémica que ha desatado la noticia de que no dará continuadad a Windows Phone 7 y este se extinguirá con la llegada del nuevo sistema, sin existir una relación directa de actualizaciones entre ambas.

Nokia será el primero aunque no estará solo ya que Samsung, HTC y Huawei han confirmado terminales con Windows Phone 8, la nueva y gran apuesta con la que Microsoft pretende conseguir una cuota del mercado de la movilidad a la altura de su potencial.

Juan Iruela Lara

Director Dpto. Docente de Informática y Comunicaciones

0
Categorizado en: Redes, Sistemas y Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto