El gran hackeo

EL GRAN HACKEO, el documental que saca a la luz cómo nuestros datos son utilizados en nuestro perjuicio

Número de visualizaciones
10/06/2020

La tecnología trabaja cada día por crear un ecosistema digital donde la conectividad es su parte esencial. Los electrodomésticos inteligentes, la realidad virtual u ordenadores que en poco tiempo alcanzarán la capacidad del cerebro humano, es parte de futuro que está a la vuelta de la esquina. Aquellas cosas, que hace tan solo 10 años veíamos muy lejos, ahora se nos presentan muy cercanas en el tiempo, en mayor medida con la llegada del 5G que revolucionará nuestra vida.

El documental El Gran Hackeo de Netflix, ha sacado a luz como se han utilizado prácticas inmorales para persuadir a la población a través de sus propios datos personales, mensajes de texto e información privada que los individuos subían a Facebook y otras redes sociales.

Se plasma en el gran hackeo una realidad ya evidente para muchos, pero de la que en general no suele formar parte de nuestra actualidad, y es que los datos son el recurso más valioso que tenemos actualmente, la industria tecnológica supera desde hace unos años a la del petróleo, y es que la información es el tesoro de este siglo y quien la posee, tiene el poder.

¿Cómo utilizan nuestros datos?

En 2020, el 59% de la población mundial utiliza Internet, esto supone un 7% más que el año anterior y suma un total de 4.540 millones de personas conectadas. Todos podemos imaginar el gran volumen de flujo de información que supone eso, y lo valiosa que puede resultar esa información para las empresas.

¿Os habéis preguntado alguna vez si vuestro teléfono os espía porque habéis hablado de compraros unas zapatillas y después al navegar por Internet os han ido apareciendo anuncios de zapatillas? Esto es algo que sucede a diario ya que la nueva era ha permitido que cada vez los anuncios que se nos muestran sean más personalizados y se ciñan de una manera más concreta a nuestros pensamientos.

Que las empresas utilicen la información que has proporcionado al aceptar las políticas de privacidad para mostrarte anuncios segmentados y personalizados que se ajustan a tus búsquedas, es una practica legal y usual. El problema viene cuando desde grandes plataformas, como Facebook, ofrecen nuestra información personal de manera fraudulenta a empresas que van a utilizarlas para intentar persuadirnos en cuestiones políticas e ideológicas.

El gran debate

Aquí se abre el debate, y es en este punto en el que comienza el Gran Hackeo, cuando el profesor David Carroll demanda judicialmente a Cambridge Analytica para exigir que se le devuelvan todos los datos que tienen acerca de su persona. La crónica de este proceso, va mostrando como Cambridge Analytica utilizó con un fin persuasivo y manipulativo datos de Facebook en la campaña de Donald Trump en 2016 y en el Referéndum del Brexit.

En 1h 54 min de documental se va desgranando como desde esta empresa se clasificaba a las personas, a través de una serie de investigaciones, en individuos persuasibles a los que se les podía manipular a través de fakenews para así poder cambiar su intención de voto.

Utilizan nuestros datos personales para crear una red de información con las que crean un perfil que representa a millones de personas. A partir de ese momento, comienzan a bombardearnos con mensajes personalizados y propaganda que incita a la división por ideología o pensamiento.

Hace pocos días vimos como la red de hackers Anonymous destapaba información confidencial del presidente de EEUU y otras personalidades mundialmente conocidas, que suponían una verdadera revolución entre la población. El trasfondo de todo esto, y hacia donde queremos llegar, es que los individuos ya no están dispuestos a que se utilice su información como mercancía y menos en temas tan delicados como personales y por ende se pide desde muchas plataformas que los datos personales en internet sean parte de los derechos humanos.

¿Qué podemos hacer para protegernos?

Es inevitable querer controlar toda la información que vuelcas en la red a lo largo de tu día, y más en una era donde casi todas nuestras actividades están digitalizadas. Nuestra huella digital nos persigue y nos define. Ante esto, la principal arma de combate que tenemos es el conocimiento. Formarse, investigar, leer las políticas de privacidad, las condiciones de uso que casi todos aceptamos sin ni siquiera leer la primera palabra.

Este el primer paso, pero, si además quieres obtener una formación especializada en la materia, y llegar a comprender el uso y tratamiento de estos datos, así como su privacidad, lo mejor es especializarte en diferentes cursos o máster. Por ejemplo, el Curso en Data Science y Análisis de Datos te permitirá especializarte en el mundo del Big Data conociendo como actúa la ciencia de datos. O si prefieres especializarte en detectar actividades fraudulentas, como las que hemos visto en el artículo y trabajar para  garantizar la seguridad informática el Master en Seguridad Informática y Hacking Ético está diseñado para ti.

En definitiva, la única herramienta que te va a proteger eres tu mismo, y tu propia capacidad crítica a la hora de creer todo lo que ves, en mayor medida en redes sociales y el mundo digital.

1+
Categorizado en: Redes, Sistemas y Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto