DRaaS y continuidad de negocio

Continuidad de negocio a través del cloud computing. DRaaS

04/10/2016
Número de visualizaciones

La norma ISO 22301:2012 (Estándar internacional en continuidad del negocio) especifica los requisitos para un sistema de gestión encargado de proteger a una empresa de aquellos incidentes que provoquen una interrupción en su actividad, reduciendo la probabilidad de que se produzcan y garantizando la recuperación de la empresa.  En el siguiente artículo se habla sobre la gestión del riesgo y la norma ISO 31000.

Pero…¿qué es la continuidad de negocio y qué puede aportar el cloud computing a este concepto?

Sobre el concepto de cloud computing  y los tipos de nubes ya hablamos en artículos anteriores, la continuidad de negocio o Business Continuity por otro lado describe los procesos y procedimientos que una organización pone en marcha para garantizar que las funciones esenciales puedan continuar durante y después del desastre. Así, un Plan de Continuidad de Negocio garantiza la continuidad en caso de crisis, tratando de evitar la interrupción de los servicios críticos y restablecer el pleno funcionamiento de la forma más rápida y fácil posible.

Como podemos ir deduciendo, ambos conceptos (cloud computing y continuidad de negocio) se pueden complementar, ya que se puede optar por almacenamiento en la nube para garantizar la recuperación de los servicios en caso de crisis. Lo que nos lleva a introducir el concepto de DRaaS o Recuperación de desastres en el cloud.

DRP

Antes de explicar en qué consiste la recuperación de desastres como servicio en el cloud (DRaaS), debemos hablar de los PDR o planes de recuperación de desastres en su sentido más amplio. Un DRP está diseñado con el fin de garantizar la protección de los datos ante una contingencia en el sistema informático, el desarrollo de este plan, permitirá anticipar los riesgos a los que están expuestos los sistemas informáticos de un entorno empresarial en caso de desastre. El plan de recuperación por tanto permite conocer al equipo y el rol de cada uno de los que están a cargo del plan de recuperación, así como la lista de procedimientos a seguir.

Todo esto nace como consecuencia de la dependencia cada vez mayor de las empresas a la tecnología de la información para dirigir sus operaciones. Según IBM de las empresas que han tenido una pérdida principal de registros automatizados, el 43% nunca vuelva a abrir, el 51% cierra en menos de dos años y sólo el 6% sobrevive a largo plazo.

DRaaS

servicios de cloud

La DRaaS es un componente de un DRP que implica el mantenimiento de copias de los datos empresariales en un entorno de almacenamiento en la nube como medida de seguridad. Esto garantiza que al no tener los datos físicamente en las instalaciones, en caso de pérdidas (físicas o lógicas) de los sistemas podremos recuperar el funcionamiento normal en poco tiempo ya que los datos críticos no se ven afectados.

Existen varias ventajas que hacen el uso del DRaaS muy atractivo, como “El pago por uso” que lo hace más asequible en contraposición a la necesidad de emplear otros recursos como la infraestructura TI necesaria para el centro de datos replicados o de Backup. Gracias a esta reducción de los costes, las pequeñas empresas pueden contemplar planes de recuperación de desastres (DRaaS), que habrían sido imposibles de implementar de otra manera. Empresas como Amazón, mediante su servicio AWS , permiten este tipo de Disaster Recovery.

Diferentes enfoques de DRaaS

Al igual que un plan de recuperación de desastres puede tener varios enfoques y no existe un único modelo, la recuperación de desastres en cloud puede adoptar diferentes formas de implementación.

Tipos de disaster recoveryIdentificar los activos críticos y determinar los objetivos de tiempo de recuperación (RTO), entendidos como el tiempo dentro del cual, un proceso o procesos empresariales deben ser restituidos después de un desastre (interrupción) con determinado nivel de servicio, con el fin de evitar consecuencias inaceptables asociadas a una ruptura en la continuidad del negocio, serán la base para la elección del modelo de DRaaS a implantar:

  1. Entorno de producción y Backup en el cloud.
    Esta opción es cada vez más popular, consiste en tener tanto el entorno primario de producción, como el entorno secundario de recuperación de desastres a cargo de un proveedor de servicios en el cloud. De esta forma, aprovechando el “pago por uso” se elimina las instalaciones de infraestructuras en las propias dependencias de la empresa.
  2. Entorno de backup en el cloud
    En este caso, la empresa opta por tener el entono primario en sus propias infraestructuras y, realizar copias de seguridad y su restauración en caso de contingencia, en un entorno de Cloud. En este enfoque, se debe tener en cuenta que el proceso de restauración de los datos pueden generar un RTO mayor al definido en el plan de recuperación, entre otros motivos por el volumen de datos que se van a restaurar y las limitaciones en la velocidad de conexión. Para paliar estos problemas se puede optar por funcionalidades como la compresión de los datos o la duplicación para facilitar y hacer viable la restauración de datos desde la nube hacia la empresa.
  3. Backup en el cloud con restauración intermedia en máquinas virtuales del cloud
    En este caso, mientras nos recuperamos del desastre, podemos optar por usar máquinas virtuales en el cloud. En este enfoque, los datos no se restauran inmediatamente en las infraestructuras de la empresa, sino que se restablece en máquinas virtuales de la nube. De esta manera, mientras se lleva a cabo la recuperación de las infraestructuras garantizamos la continuidad del negocio, de manera que se puede restaurar la situación original de manera progresiva mientras se sigue trabajando con las máquinas virtuales en el cloud.

En conclusión, el cloud proporciona una seria de ventajas con respecto a los sistemas de recuperación ante desastres tradicionales como:

  • Ampliar las opciones de recuperación antes desastres
  • Menor coste (“pago por uso”)
  • Permite elaborar planes de recuperación para pymes
  • Permite la escalabilidad
  • La copia de información en la nube es prácticamente instantánea lo que garantiza la integridad de los datos
  • Garantiza privacidad y seguridad de la información.
1+
Categorizado en: Redes, Sistemas y Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto