Imagen genérica del Canal Informática y TICS

Adiós a Humphrey Bogart

Número de visualizaciones

POR

Juan Iruela
Ingeniero Técnico en Informática por la Universidad de Granada. C.A.P. por la Universidad de Granada. Formador de Formadores y Formador de Formadores Especialidad Tele formación. Microsoft Certified Solution Developer en Visual Studio .NET. Certificado en CISCO, Oracle y Linux. Profesor en el departamento de Nuevas tecnologías de INESEM.

La red social de l@s tímid@s

Los galanes de cine se encuentran en serio peligro de extinción. Sus métodos para conquistar a “ser” deseado no paran de ser cuestionados en esta nueva era de las redes sociales, pensando que tal vez ya no sean la forma más adecuada de acercarse y presentarse a esa persona que nos “ha robado el corazón”. Ni ser dueño de un restaurante de élite en una ciudad de ensueño, ni haber crecido en un rancho de Montana con una hermosa cabellera rubia acariciando el viento mientras se cabalga a lomos de un semental, puede asegurar que tu amor será correspondido.

Los tiempos cambian, y con ellos los paradigmas de las relaciones sociales. Primero llegaron los chat´s, una herramienta muy útil para hablar, tanto con gente que pertenecía a nuestro círculo social más cercano como con auténticos desconocidos. Después aparecieron las primeras redes sociales, revolucionando completamente la forma en la que compartíamos la información, llegando a mostrar públicamente gran parte de nuestra intimidad, de un mundo que hace unos años guardábamos en una cajita de zapatos, en el interior de una caja de madera cerrada con un candado, que estaba dentro de una caja fuerte asegurada por una combinación de 20 dígitos, y que habíamos escondido en un agujero situado en un lugar secreto.

Estas nuevas formas de comunicación no sólo han mejorado e incrementado el flujo de información entre los usuarios, sino que han facilitado el acercamiento entre personas desconocidas. Las redes sociales se han convertido en el lugar idílico, en el nuevo Edén para aquellas personas que no se atreven a cruzar la puerta de su casa sin mirar previamente por la mirilla, constituyéndose como la herramienta principal para realizar un proceso de socialización que hace unos años se llevaba a cabo con una copa de vino en la mano y la persona en cuestión a menos de 30 centímetros de distancia.

Un claro ejemplo de esta transformación es Huntcha, una nueva red social que aprovecha los contactos de Facebook para facilitar a los más tímidos la posibilidad de darle a conocer sus sentimientos al amor “platónico.com”. La red mantiene un alto nivel de privacidad que asegura la clandestinidad mientras los sentimientos no sean correspondidos, situación que cambiará en el momento que se produzca un “match”. Una vez que esta coincidencia se produce, ya estamos listos para ofrecer una serie de pistas sobre nuestros gustos, compartir fotos, canciones y videos favoritos, aportando un poco más de información entre los ciber-enamorados.

Huntcha está revolucionando las relaciones sociales en E.E.U.U. y ya ha comenzado su plan de asedio europeo, siendo Francia y Gran Bretaña los países elegidos para tal propósito, evidenciando una vez más que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han llegado para poner patas arriba nuestro mundo y nuestra cotidianidad. Es indudable que las redes sociales nos han cambiado, que han modificado nuestra manera de acercarnos a la información y de comunicarnos, pero no podemos olvidar que toda transformación debe ser revisada desde un punto crítico que permita evaluar si dicho cambio es beneficioso o perjudicial.

En principio este sistema de comunicación parece haberse instaurado firmemente entre los usuarios de Internet, aumentando el número de acercamientos a personas desconocidas, pero… ¿Serán capaces de instaurarse como el principal medio de relación entre las personas? ¿Acabarán disminuyendo drásticamente los juegos de seducción y flirteo a pie de campo? ¿O simplemente se asentarán como una herramienta más para alcanzar el amor?

Estas preguntas serán respondidas con el tiempo, mientras tanto, seguiremos terminando las frases con el botón del “enter”.

Fuente: Silva Hope T. “La red social del amor se llama Huntcha” [en línea] ZappingLatam. 22 Abril 2012. < https://www.zappinglatam.com/articulos/2012/04/22/la-red-social-del-amor-se-llama-huntcha/ > [Consulta 25 Abril 2012]

Pedro Paz Porto
Becario del Departamento de Diseño y Artes Gráficas.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto