consejos para hablar bien

Pautas para hablar correctamente: ¿Qué entendemos por hablar bien?

23/04/2021
Número de visualizaciones

En la sociedad actual, interconectada, y en la que la comunicación y la información fluyen constantemente, tener la capacidad de expresarse adecuadamente está altamente valorado. Hablar correctamente dota de un estatus social alto a aquellos que son dominan la elocuencia, la oratoria y la dicción y son capaces de desenvolverse de manera natural y tranquila. Además provocarán en los interlocutores una impresión positiva. Para ello, veremos a continuación una serie de pautas para hablar correctamente que nos ayudarán a alcanzar nuestro objetivo.

Pueden surgir diferentes cuestiones al abordar esta cuestión ¿a qué nos referimos cuando decimos “hablar correctamente”? ¿Cuáles son las pautas para hablar correctamente? ¿Qué aspectos se valoran y cuáles, por el contrario, prefieren evitarse? ¿Se trata de cuestiones relacionadas con las variedades lingüísticas regionales, los dialectos, acentos? ¿O podría tratarse más bien de algo a lo que podemos aspirar a través de la práctica y el entrenamiento?

Bien es cierto que esta es una cuestión que también existe en otros idiomas. Si hemos estudiado un idioma extranjero, habremos estudiado y aprendido las convenciones sociales de registro, fórmulas de cortesía, etc. en función de la situación comunicativa a la par que aprendíamos el idioma. En el caso de nuestra lengua materna, estas cuestiones las vamos adquiriendo desde la infancia y las desarrollamos a través la experiencia y nuestra relación con el mundo.

Consideraciones previas

Posiblemente, muchos argumenten que “hablar bien” está estrechamente relacionado -si no por completo- con el acento. Según este argumento, nuestro lugar de nacimiento determinará por completo nuestra forma de hablar de por vida, sin importar qué hagamos, cómo nos formemos, cuánto leamos, cómo nos expresemos. Sin embargo, un estudio de la Universidad de los Andes rebate esta creencia con una encuesta de la que se deriva que la mayoría de los encuestados (38%) cree que “hablar bien es hacerse entender“. El segundo argumento en orden de importancia para los encuestados es la pronunciación y la entonación. Al que dotan de menos importancia es a la capacidad de hablar rápido y a hablar de acuerdo a las normas que dicta la Academia. Por tanto, tomando esto en consideración, ¿cuáles son las pautas para hablar correctamente que hemos de seguir?

Pautas para hablar correctamente en el contenido

El primer punto que debemos tener en cuenta es que para hacernos entender hemos de tener claro qué queremos decir. Puede parecer algo obvio pero hacerlo de manera correcta no es tan sencillo como parece. Saber qué queremos decir y hacernos entender de manera óptima engloba y va más allá que únicamente hablar. Significa tener ideas claras, transmitir de forma lógica, un discurso ordenado para que el receptor pueda comprender el mensaje íntegramente y de la forma más completa posible. Para ello, debemos tenerlo previamente ordenado en mente y hacer uso de diferentes herramientas o técnicas, entre las que podemos materializar la cohesión, coherencia como pautas para hablar correctamente.

Cohesión en el discurso

Un discurso cohesionado es el que respeta el significado y la unión entre sus partes. De esta manera, el interlocutor podrá inferir de la mejor manera y sin esfuerzo el mensaje que tratamos de trasmitirle. Para ello podremos servirnos de conectores, pronombres, símiles, ejemplos, hiperónimos, hipónimos, etc.

Coherencia en la forma y el mensaje

La coherencia dota al transcurso de nuestro discurso de una unión lógica o cronológica y respetuosa con la temática. Nos centraremos en un tema y evitaremos:

  • Distractores, o comenzar hablando de un tema y saltar a otro sin previo aviso, para después comenzar una anécdota de la que nos hemos acordado… Los distractores harán que el interlocutor pierda el hilo.
  • Saltos temporales ilógicos o sin anticipación. Podemos realizar saltos temporales, pero hemos de avisar usando, principalmente conectores, y con ellos los tiempos verbales correspondientes, etc.
  • Ambigüedad, o expresar con poca claridad lo que queremos decir, dando lugar a diferentes interpretaciones posibles
  • Vaguedad, expresar de manera imprecisa o con pobreza léxica lo que queremos decir.

Pautas para hablar correctamente en la forma

Para proporcionar a nuestro discurso de una forma apropiada en usos de palabras, formas verbales y léxicas hemos de evitar:

Usos gramaticales incorrectos

  • Usos gramaticales incorrectos, como pueden ser el laísmo, leísmo, etc (la dije) o el uso incorrecto del pretérito perfecto (cuando lleguemos): Están mal vistos y restan calidad a nuestro discurso
  • Uso incorrecto del imperativo. También se trata de un error bastante extendido, y es confundir el infinitivo con el imperativo de segunda persona plural. (¡Callar! en lugar de ¡callad!, ¡venir! en lugar de ¡venid!).
  • Modificación de las formas subjuntivas: También existe una tendencia a eliminar las formas subjuntivas, de nuevo por influencia del inglés, dando pie a construcciones incorrectas como “no puedo creer que es verdad”, cuando se debería decir “no puedo creer que sea verdad”. Este error puede llegar a ser grave porque puede modificar la estructura interna de la frase en español. Se produce por la forma inexistente del subjuntivo en inglés. Este modo, en español, proporciona significados y matices con su uso. La supresión de esta forma daría pie a ambigüedades o malentendidos.

Usos léxicos incorrectos

  • Uso incorrecto de cultismos (Status quo en lugar de statu quo)
  • Uso de vulgarismos o de formas extremadamente coloquiales. Saber adaptarse al registro y a la situación comunicativa es una de las pautas para hablar correctamente más importantes. Palabras malsonantes o apelativos coloquiales no es apropiado usarlos, por ejemplo, en una entrevista de trabajo.
  • Uso incorrecto de extranjerismos: Debido a la sociedad interconectada, la televisión, seréis y películas, o el dominio del inglés como lengua extranjera, cada vez se normaliza más el uso de extranjerismos. En ocasiones la palabra en inglés puede parecerse a otra en español (fenómeno al que llamamos false friends), y la usaremos sin tener en cuenta que sus significados difieren. Es lo que pasa con palabras como bizarro (en español valiente, en inglés bizarre: extraño) o con remover (en español mezclar, en inglés remove: quitar)
  • Redundancias: expresiones como “subir para arriba”, “el colofón final”, o el uso reiterado de una misma palabra, hará nuestro discurso pesado y poco ameno. Deberemos por tanto entrenarnos en el uso de sinónimos y antónimos, para hacerlo más entretenido y agradable al oyente.

Hemos proporcionado en este artículo las pautas para hablar correctamente que creemos más importantes y de fácil adquisición. Siempre podremos profundizar y encontrar aquellos en los que necesitemos mayor entrenamiento para llegar a dominarlos competentemente y, de esta forma, conseguir hablar correctamente, hacernos entender y ser competentes y hábiles en nuestro discurso.

1+
Categorizado en: Español

2 Comentarios

  1. David dice:

    Muy interesante!

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto