palabras sin traducción

10 Palabras sin traducción al español de otros idiomas

Número de visualizaciones
21/11/2016

Aprender una lengua nueva no consiste sólo en aprender estructuras gramaticales, saber mantener una conversación de ascensor sobre el tiempo o pronunciar correctamente. Aprender un nuevo idioma implica, o debería implicar, conocer nuevas costumbres y formas de tomarse la vida. Esto es algo que muchas veces brilla por su ausencia en el aprendizaje de idiomas, pero es lo que realmente puede romper nuestros esquemas mentales, y hacer que nos cuestionemos nuestra propia forma de ver la vida. Cada idioma refleja la idiosincrasia de sus hablantes; en las palabras se refleja el mundo interior de una persona. Por eso, es muy interesante reflexionar sobre emociones, experiencias o palabras sin traducción al español: ¿es porque son difíciles o imposibles de sentir en nuestra tierra (zona geográfica)? ¿Son poco frecuentes, o simplemente no les otorgamos la importancia suficiente?

10 bonitas y curiosas palabras sin traducción al español

Bakku-shan: esta palabra sin traducción japonesa describe a una mujer que es preciosa sólo vista de espaldas.

Culaccino: esta palabra italiana se refiere a la marca que deja el culo de un vaso con algo muy frío en la mesa, debido a la condensación.

Goya: esta palabra urdú (idioma hablado en Pakistán, Afganistán e India) se puede expresar como esa “suspensión de incredulidad” que experimentamos al leer una novela. Sabemos que es algo ficticio, poco probable o imposible en la vida real, pero nos absorbe y lo asumimos como cierto.

Komorebi: esta palabra pertenece al japonés, y podría traducirse como “la luz del sol pasando a través de las hojas de los árboles”.

Lagom: esta palabra sueca expresa “el nivel justo y apropiado para que algo esté bien, ni más, ni menos”. Se puede aplicar a cómo nos queda una chaqueta, o a la temperatura del agua de la bañera, aunque en ocasiones se traduce como “moderación”.

Mamihlapinatapai: esta palabra sin traducción pertenece al idioma yagán, de la población nativa del Archipiélago de Tierra del Fuego, que es hablado de forma nativa por una sola mujer de 88 años. Este término se puede dividir en prefijo, raíz y sufijos, cada uno de los cuáles indica una cualidad. Cuando lo juntamos todo, obtenemos “una mirada entre dos personas que desean que ocurra algo, pero en la que ambas desean que sea la otra persona la que dé el primer paso, ya que las dos son reacias a hacerlo”.

Morriña: esta palabra que hemos cogido prestada del gallego, describe la tristeza y melancolía que produce estar lejos de la tierra que uno siente como suya.

Mukita: esta palabra del idioma Kilivila, hablado en Papúa Nueva Guinea, refleja esa verdad incómoda de la que nadie quiere hablar, bien porque es un tabú, o bien porque es más beneficioso o cómodo para todos no hacerla patente.

Saudade: esta palabra sin traducción usada en portugués y en gallego refleja el sentimiento de melancolía producido por la distancia de algo o alguien amado, e implica el deseo de eliminar esa distancia.

Utepils: es una palabra noruega que describe la grandísima satisfacción y el júbilo de tomarte con tus amigos más cercanos la primera cerveza bajo el sol de primavera. Este sentimiento puede parecer muy mediterráneo, pero es algo que sólo se puede experimentar tras haber pasado meses de gélido invierno y poquísimas horas de sol.

Si te ha gustado este artículo, también puedes consultar 12 palabras del español sin traducción a otros idiomas.

1+
Categorizado en: Otros idiomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto