Desigualdad lingüística

La desigualdad lingüística en la era digital. No extingamos nuestras lenguas

Número de visualizaciones

POR

Elísabet Rodríguez Moreno
EDUCACIÓN:
  • Licenciada en Traducción e Interpretación (Francés) en la Universidad de Granada.
  • Curso de corrección profesional de textos en Cálamo & Cran.
  • Curso de profesor de español en Escuela DeLengua.
EXPERIENCIA:
  • Profesora del Departamento de Idiomas de INESEM Business School.
  • Correctora ortotipográfica y de estilo de libros de texto y otros proyectos.
  • Auxiliar de conversación de español en centros de educación secundaria y formación profesional.
ESCRIBE SOBRE:

Idiomas · Enseñanza · Recursos · Italiano · Francés · Inglés · Certificaciones · Habilidades · Destrezas · Comunicación

Licenciada en Traducción e Interpretación. Cuenta con experiencia en el mundo educativo como auxiliar de conversación y en el mundo editorial como correctora ortotipográfica y de estilo. Docente en el Departamento de Idiomas.

Internet juega un papel decisivo en la desaparición de las lenguas y eso se debe a la desigualdad lingüística que existe en el mundo digital. Según datos ofrecidos por Statista, en 2019 en el 54% de sitios web se usó el inglés, seguidos de un 6% de webs en ruso, un 5,9% en alemán y un 5% en español. Los idiomas más hablados en el mundo son el chino en primera posición, el español en segundo lugar, seguido del inglés y el árabe. Por tanto, encontramos una disparidad latente en el mundo digital en cuanto al uso de las lenguas. Internet ha revolucionado el mundo en todos los sentidos, también en el plano lingüístico.

Peligro de extinción digital de las lenguas

No solo Internet ha revolucionado nuestras vidas, el impacto de la tecnología digital con la aparición de dispositivos móviles y digitales ha hecho desparecer barreras espacio-temporales. Sin embargo, han abierto una brecha lingüística entre las lenguas dominantes y las minoritarias. No todas las lenguas se han abierto camino en el mundo digital de igual forma.

Por ejemplo, los asistentes de voz como Alexa o Siri solamente se han desarrollado en idiomas dominantes como el inglés o el español. En cada actualización se añaden nuevas lenguas, aunque algunos idiomas como el serbio, el checo o el islandés no se han incluido hasta el momento. Tampoco lenguas como el euskera o el catalán que se encuentran en peligro de extinción digital.

Según la UNESCO, un 43% de las más de 6000 lenguas que existen están en peligro de extinción. En el  Atlas de de lenguas del mundo en peligro se pueden consultar todas las lenguas afectadas. Las nuevas tecnologías tampoco ayudan a promover estas lenguas pues la mayor parte de ellas no han accedido en igualdad de condiciones al plano digital. El principal problema es que esta lenguas ni siquiera cuentan con alfabetos codificados.

Medidas para la salvaguarda de las lenguas minoritarias

Europa es un espacio multilingüe que se ve afectado por esta desigualdad lingüística. El Parlamento Europeo aprobó una moción en favor de la igualdad lingüística en la era digital para hacer frente a este impacto negativo de la tecnología digital en el plano lingüístico. Esta moción que permitirá revitalizar aquellas lenguas minoritarias dentro de la Unión Europea. Se prevén ayudas a las empresas y organismos públicos para preservar el patrimonio cultural de las comunidades lingüísticas. También anunciaron medidas para mejorar las tecnologías del lenguaje en Europa y ayudas para avanzar en la inteligencia artificial centrada en el lenguaje.

Otro lugar del mundo en el que encontramos una alta concentración de lenguas minoritarias es América Latina. En la actualidad se hablan más de 1000 lenguas indígenas. En México hay unas 143 lenguas minoritarias, en Brasil 190 y en Colombia unas 70. La mayor parte de estas lenguas son habladas por núcleos pequeños y apartados de la civilización por lo que difícilmente llegaran a igualarse en el plano digital con lenguas como el inglés, el español o el chino.

A pesar de las dificultades para acceder a la era digital, un grupo de bolivianos llevó a cabo una propuesta para traducir los términos de la red social Facebook al aymara. Esta lengua la hablan indígenas de varios países como Argentina, Perú, Chile y Bolivia. Por lo que esta pequeña gran comunidad puede disfrutar de la red social en su lengua materna. Un claro ejemplo de cómo derribar la barrera de la desigualdad lingüística a la que se enfrentan.

La era digital ha supuesto una revolución en la globalización, hemos desarrollado una gran red que promueve la comunicación en todo el mundo, que nos permite interactuar con lugares a los que nos podemos desplazarnos físicamente. Pero no debemos olvidar que este avance tendrá que ser lingüísticamente más igualitario para que todos usemos las nuevas tecnologías en nuestra lengua materna y, sobre todo, que la era digital no contribuya a la extinción de las lenguas.

1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto