¿conoces la historia del croissant?

¿Cuál es la nacionalidad del Croissant? La historia del croissant

Número de visualizaciones
13/05/2014

Cuando pensamos en un croissant lo primero que se nos viene a la mente es Francia. La historia del croissant se asocia a la viennoiserie, les boulangeries, le cafe, la tour Eiffel… y es que no hay petit déjeuner en Francia sin croissant. Pues bien, a pesar de que los franceses  quieran apropiarse de este delicioso manjar, el invento no es suyo. 

La historia del croissant (verdadera)

El origen del Croissant se remonta al siglo XVII, a la guerra del Imperio Romano contra el Sacro Imperio Romano Germánico. Los turcos en su afán por conquistar Viena crearon un plan de ataque que consistía en crear un túnel subterráneo para acceder a la ciudad y atacar a los Vieneses cuando aún estaban durmiendo.

Cuál fue su sorpresa cuando los que se vieron atacados fueron ellos. Y es que claro al general Kara Mustafá Pachá se olvido un pequeño detalle: “los panaderos trabajan de noche” Gracias a estos que oyeron como los enemigos cavaban para tomar la ciudad y dieron la voz de alarma, los vieneses consiguieron abortar el asalto.

El emperador de Austria en agradecimiento le concedió una serie de privilegios a este Gremio y los panaderos en agradecimiento crearon dos panes nuevos, uno de ellos con forma de media luna, llamado Halbmond (símbolo de la bandera de Turquía) que representa la derrota turca.

La llegada de este bollo a Versalles es obra de un capricho de la reina María Antonieta a finales del siglo XVIII.

Las primeras ventas de croissant

La primera Boulangerie que vendió croissants fue la del austriaco August Zang en París durante los años 1838 -1839, el existo que obtuvo con sus famosos kipferl (posteriormente llamado Croissant) fue imitado por muchos hasta conseguir convertirse en un cliché francés.

Si se os han quedado ganas de comeros un delicioso croissant y no tenéis la posibilidad de viajar a Francia o a Austria.

Y sí queréis conocer más detalles sobre la historia del Croissant, no olvidéis visitar el artículo de Matteo Gaffoglio

0
Categorizado en: Francés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto