Qué idioma estudiar

Cómo encontrar trabajo en el extranjero: 7 Ideas para descubrir mundo

29/07/2021
Número de visualizaciones

¿Alguna vez has considerado buscar un trabajo en el extranjero? Aunque no nos lo imaginemos, el mundo está lleno de oportunidades esperando ser encontradas. Sin embargo, lo primero que se nos pasa por la mente es realmente cómo encontrar trabajo en el extranjero. Existen ciertos puntos clave a tener en cuenta que te ayudarán en tu camino: Hablar el idioma del país suele ser una ventaja, pero no siempre es necesario. Si tu nivel de inglés es lo suficientemente alto, entonces ya puedes felicitarte por tener una de las habilidades más empleables en el mundo profesional. Si no es así, no te des todavía por vencido.

Lo cierto es que la clave para encontrar un trabajo en el extranjero es querer encontrar un trabajo en el extranjero. Esto puede parecer obvio, pero muchas personas se embarcan en la búsqueda de empleo por obligación más que por pasión. Las cosas que realmente necesitas si quieres trabajar en el extranjero son: gusto por la aventura, capacidad de adaptación, una actitud positiva y, por último, pero no menos importante, valentía.

Qué Opciones tengo si quiero encontrar trabajo en el extranjero

A continuación, te planteamos una serie de opciones que te pueden resultar útiles a la hora de elaborar tu estrategia de empleo en el extranjero:

1. Trabaja como profesor de ELE

El español es uno de los idiomas más hablados y, a la vez, más estudiados del mundo. Si eres hablante nativo o dominas el español, puedes plantearte la idea de enseñarlo alrededor del mundo. Sin embargo, para ser profesor de español para extranjeros no basta con saber hablar el idioma. Es necesario que te formes y presentes una titulación específica en tu currículum vitae. Te recomendamos que te formes como Profesor de Español para Extranjeros y te atrevas a postularte en distintas ofertas del mundo. Esta opción de trabajo es válida a cualquier edad y es muy demandada alrededor del mundo. Te sugiero que explores el mercado de trabajo del país que más te interese y te animes a formarte al respecto. No está mal, ¿verdad?

2. Primero múdate, luego busca

No siempre necesitas un trabajo antes de llegar a tu destino. Si tienes los medios para irte, una muy buena opción es directamente hacerlo. El hecho de que esta decisión no sea convencional no significa que esté condenada al fracaso. Comienza a postularte a ofertas de trabajo unas semanas o días antes de tu llegada, y simplemente ve progresando en el país de destino. Esta opción está especialmente destinada a aquellas personas aventureras y con pasión especial por un país o cultura determinada. ¡Atrévete a probar suerte!

3. A través de una agencia de empleo o programa internacional

Los programas de empleo laboral, independientemente de dónde se encuentren, ofrecen una amplia gama de oportunidades de trabajo, prácticas profesionales y voluntariados en el extranjero. Por una tarifa que varía de una agencia a otra, puedes obtener ayuda con su visa, teléfono y contactos laborales, entre otras cosas. Es una de las mejores formas de trabajar en el extranjero si necesitas un empujón o una ayuda extra. También puedes visitar perfiles de empleo como el que promueve la Unión Europea para jóvenes que buscan un empleo en Europa.

4. Consigue un visado de trabajo y vacaciones

Si lo que buscas es trabajar en el extranjero de forma temporal, obtener una visa de trabajo y vacaciones es una excelente opción. Los viajeros de entre 18 y 35 años pueden permanecer hasta dos años dependiendo del país en el que elijan quedarse. Si bien tu visa de trabajo y vacaciones determina dónde puede trabajar y vivir legalmente por un período de tiempo, esta visa no tiene restricciones sobre cualquier viaje que desees hacer por tu cuenta.

5. Haz un intercambio laboral

Una de las ventajas de trabajar para una multinacional es que puede haber oportunidades en otros países dentro de la misma empresa. Esto te haría la vida mucho más fácil, ya que ya conoces cómo funciona la empresa, incluso estando situada en otro país. Por supuesto, es posible que te mudes al extranjero para escapar de la rutina del trabajo. Aun así, podrías tomártelo como una oportunidad para cambiar de aires, garantizándote tu puesto en la empresa.

6. Haz un voluntariado

Si te gusta ayudar a los demás y sientes pasión por una causa concreta, esta puede ser una excelente opción.  Además de viajar, puedes ser parte de algo que es importante y significativo. Como voluntario, estas experiencias laborales no serán remuneradas, pero tu esfuerzo por ayudar a los demás, resolver problemas y en comunicarte interculturalmente son experiencias que tienen más valor que cualquier pago que recibas. Dado que hay tanto que puedes sacar de esta experiencia, el voluntariado es definitivamente una de las mejores formas de trabajar en el extranjero en cualquier etapa de tu vida.

7. Conviértete en un nómada digital

Escritores, diseñadores web, fotógrafos, blogueros y traductores son algunas de las profesiones que un nómada digital puede hacer. Gana tu dinero y haz crecer a tu cartera de clientes mientras viajas por el mundo. Si no puedes soportar la idea de pasar el resto de tu vida en un solo lugar, convertirse en un nómada digital es una de las mejores formas de trabajar en el extranjero mientras persigue sus pasiones. Este estilo de vida es definitivamente ideal para emprendedores que buscan un horario flexible.

Ahora que conoces algunas de las ideas sobre cómo buscar un trabajo en el extranjero, es hora de ponerse manos a la obra. Recuerda tener tu página de LinkedIn y redes sociales actualizadas antes de empezar la aventura. Es fundamental que hagas una búsqueda en internet sobre los países y culturas que te llaman más la atención. ¡Manos a la obra!

1+
Categorizado en: Otros idiomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto