pasos claves para aprender un nuevo idioma

Claves para aprender un nuevo idioma

Número de visualizaciones
26/02/2015

Debido a la situación actual, aprender un idioma se ha convertido en una base muy importante a la hora de conseguir un trabajo y promocionar en una empresa. Tanto es así que, en ocasiones, nos vemos obligados a aprender el idioma a marchas forzadas para demostrar nuestro dominio del mismo, por ejemplo, ante una entrevista de trabajo.

No existen pociones milagrosas, ni recetas mágicas que te hagan aprender un idioma de la noche a la mañana. Pero si es verdad que existen una serie de atajos y claves para aprender un nuevo idioma a asimilarlo de manera eficaz y rápida.

La clave principal para aprender un idioma es sumergirse en el que se quiera aprender. Y con sumergirnos no sólo nos referimos a viajar al país y empaparnos de la cultura y adaptarnos a las costumbres del mismo sino que, desde el propio país, podemos realizar una inmersión lingüística a través de profesores nativos. Es más, como hemos comentado en post anteriores, conversar es la clave para aprender y, además de los cursos que se ofrecen en las ciudades, existen talleres de conversación o intercambios que te ayudarán a motivarte y a sentirte cada vez más seguro a la hora de hablar dicha lengua. Piensa en las miles de posibilidades que existen para realizar estos intercambios y no descartes la idea de concertar conversaciones con un nativo por skype que se encuentre a 5.000 km de ti.

Claves para aprender un nuevo idioma

Cambia el idioma en tu móvil, ordenador y redes sociales

Aunque no solo basta con hablar hablar y hablar, es necesario trabajar con el resto de habilidades que componen el aprendizaje de lenguas, y esto significa, en la mayoría de los casos, hacer cada una de las tareas que harías en tu lengua materna pero en el idioma extranjero. Desde gestos tan sencillos como cambiar el idioma de tu móvil, navegador o redes sociales, te hará aprender un gran léxico sin necesidad de estudiarte largas lista de vocabulario que al final quedan en el olvido.

Ver programas y series

Para trabajar la comprensión oral, no hay nada más sencillo que ver programas y series en versión original. Si está opción te resulta algo complicada al principio, no dudes en poner los subtítulos en tu lengua nativa.

Radio y música en lengua extranjera

Por otro lado, puedes sintonizar las emisiones radiofónicas en lengua extranjera y obligarte a escuchar, al menos, durante 20 a 30 minutos diarios.

Por último, qué decir de la música, un elemento tan motivador y a través del cual aprendemos de manera inconsciente. Intenta buscar algunos cantantes que correspondan con tus gustos musicales y cada vez que tengas tiempo libre escucha sus canciones. Además de aprender la pronunciación, te ayudará a aprender estructuras muy simples y vocabulario.

Libros

También debes tratar de leer y escribir en el idioma extranjero. No se trata de escribir grandes redacciones, sino más bien de incorporar la lengua a gestos habituales como redactar la lista de la compra, escribir en tu agenda o tomar anotaciones. En cuanto a la lectura sucede lo mismo, intenta leer las noticias en la lengua origen o bien buscar todas las curiosidades o artículos en otros idiomas. Cuando hayas adquirido una fluidez lectora a través de artículos generales, podrás adoptar retos aún mayores, como leer artículos científicos o un libro.

Para estos dos procesos no te olvides de llevar algún diccionario encima, ahora existen miles de opciones para descárgatelos en tu portátil o en tu teléfono móvil. Así, si te surge cualquier duda sobre un término puedes buscarla en el mismo momento y sin dificultad.

¡No pierdas la motivación!

Tenemos que tener claro que lo más importante a la hora de aprender un idioma es la motivación y la dedicación. No obstante, si tenemos en cuenta los aspectos claves todo irá sobre ruedas, y nunca mejor dicho, puesto que aprender un idioma es como montar en bici: “una vez que se aprende no se olvida, sólo se oxida”.

Por lo tanto, no olvidemos, en primer lugar perder la vergüenza al error, a la mala pronunciación, puesto que los fallos te harán progresar. También debes estar dispuesto a que las personas con más formación te corrijan una y otra vez sin sentirte avergonzado.

No te olvides de la gramática

En cuanto a la gramática, no debes preocuparte demasiado, eso sí, tampoco la dejes de lado. Puesto que, la conjugación de los verbos y la estructura de las frases son necesarios para poder expresarte en la otra lengua. Solamente tenemos que cambiar el enfoque de cómo aprenderla. Por otro lado, es imprescindible dominar un mínimo de vocabulario, céntrate en al menos 100 palabras para comenzar, ya que se estima que el aprendizaje de tal número de palabra te ayudará a comprender el 70% de cualquier texto. Es más, la capacidad para captar palabras conocidas dentro de una frase te ayudará a comprender el significado general del discurso.

Por último, para ayudarte en todo este proceso, no olvides de incorporar a tu día a día aplicaciones  y redes sociales especializadas en el aprendizaje de idiomas.

Si sigues estas pautas, y con un poco de tesón, no te costará mucho expresarte en una lengua extranjera.

1+
Categorizado en: Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto