Higiene Industrial

Técnicas de Prevención de Riesgos Laborales: Higiene Industrial

01/07/2013
Número de visualizaciones

La Higiene Industrial es la técnica de Prevención de Riesgos Laborales que se ocupa de la identificación, evaluación y control de los riesgos higiénicos, originados en el lugar de trabajo y que pueden poner en peligro la salud de los trabajadores a través del medio ambiente laboral.

También podemos considerarla como una técnica no médica de prevención de las enfermedades profesionales, mediante el control en el medio ambiente de trabajo de los contaminantes que las producen.

Existen definiciones muy variadas sobre la Higiene Industrial, pero casi todas ellas tienen en esencia la misma orientación y significado. El objetivo primordial es proteger y promover la salud y el bienestar de los trabajadores y del medio ambiente en general, a través de la adopción de una serie de medidas preventivas en el lugar de trabajo.

En gran parte de los procesos productivos laborales se producen modificaciones en el medio ambiente de trabajo, que dan como resultado una serie de agentes agresivos para la salud de los trabajadores. Estos agentes nocivos son los contaminantes.

Los contaminantes en la higiene industrial

Un contaminante es una sustancia, una forma de energía o un ser vivo (o parte de él), presente en el medio laboral, que en concentración suficiente puede incorporarse al medio ambiente y de ahí afectar al organismo humano, provocando efectos negativos y/o lesivos para la salud. Es decir, dan lugar al denominado riesgo higiénico (la probabilidad de sufrir alteraciones en la salud por la acción de los contaminantes presentes en el medio ambiente durante la realización de un determinado trabajo).

Según se establece en la actual legislación –Real Decreto 486/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad en los lugares de trabajo-, la exposición a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no debe suponer riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras. Por lo tanto, ante cualquier tipo de contaminante se deben adoptar las medidas preventivas y de control adecuadas.

Clases de contaminantes

Los contaminantes, en función de su naturaleza y origen, tal y como hemos visto en la anterior definición, pueden ser:

Contaminantes físicos

Cualquier forma de energía o derivados de esta que, estando presentes en el medio ambiente de trabajo, pueden provocar daños para la salud). Algunos de los contaminantes físicos más  comunes en los puestos de trabajo son:

  • Ruido: el más común de los contaminantes físicos, debido sobre todo a la mecanización de los procesos productivos. Regulado en España por el Real Decreto 286/2006. Puede llegar a provocar efectos auditivos, como los distintos tipos de hipoacusia (o sordera profesional) o efectos no auditivos, como diferentes trastornos fisiológicos y psicológicos.
  • Vibraciones: fenómenos físicos oscilatorios periódicos respecto a un eje fijo que se repiten a intervalos de tiempo. Pueden ser de muy baja frecuencia (aviones, coches, barcos, etc.), de baja frecuencia (autobuses, carretillas elevadoras, tractores, etc.) o de alta frecuencia (martillos hidráulicos, lijadoras, pulidoras, motosierras, etc.). Los trastornos para la salud que provocan son vasculares, neurológicos y musculoesqueléticos.
  • Temperatura. También puede considerarse un contaminante si afecta a los mecanismos de termorregulación del ser humano, tanto en el caso de las altas como de las bajas temperaturas. Dependiendo del caso puede provocar deshidratación, golpes de calor, hipotermia, agotamiento, trastornos emocionales, etc.
  • Radiaciones (ionizantes y no ionizantes). Son ondas electromagnéticas, compuestas por campos eléctricos y magnéticos perpendiculares entre sí y perpendiculares a la dirección de propagación de la onda. Pueden ser ionizantes, es decir que pueden alterar y descomponer átomos y moléculas (radiaciones alfa, beta y gamma y rayos X); o no ionizantes, es decir, no pueden generan fenómenos de ionización, alteración de los átomos (radiaciones ultravioleta, infrarroja, luz visible, microondas o CEM).

Contaminantes químicos

Toda porción de materia inerte, en estado sólido, líquido o gaseoso, cuya presencia en la atmósfera de trabajo puede originar alteraciones en la salud de las personas expuestas. Se trata de agentes químicos o de sustancias y preparados). 

Contaminantes biológicos

Aquellos organismos con un determinado ciclo de vida, incluyendo los procesos de reproducción y crecimiento, que al penetrar en el organismo humano, determinan en él un efecto negativo para su salud, distinto en cada caso, según el agente causal.  Pueden ser: bacterias, virus, hongos, parásitos o priones por ejemplo.

Por la amplitud del tema, en las próximas semanas analizaremos estos dos últimos tipos de contaminantes de forma monográfica.

2+
Categorizado en: PRL

No hay comentarios

  1. 09/07/2013

    […] Higiene Industrial o Higiene Laboral: se considera como aquella disciplina preventiva cuyo objeto fundamental es identificar, evaluar, y […]

    0
  2. 17/07/2013

    […] Técnicas de Prevención de Riesgos Laborales: Higiene Industria (I) […]

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto