Conoce las técnicas de prevención de incendios

Técnicas de Prevención de Incendios en los Lugares de Trabajo

17/07/2019
Número de visualizaciones

El estudio y desarrollo de las técnicas de prevención de incendios en los lugares de trabajo, es uno de los principales campos de acción de la Seguridad Laboral. (Esta como sabemos, es una de las especialidades de la PRL). Las razones son obvias: los incendios son un riesgo de carácter universal. Tienen además un potencial intrínseco enorme, para provocar daños en las personas y en los bienes materiales.

Técnicas de Prevención de Incendios en la Planificación del Proyecto

Las acciones encaminadas hacia las técnicas de prevención de incendios, deben empezar a adoptarse en la misma fase de planificación y ejecución de cualquier proyecto de obra o de instalación. Para estos casos es imprescindible la consulta y aplicación del Código Técnico de la Edificación (CTE). Concretamente hay que aplicar lo establecido en el Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio (DB-SI) del CTE. En el DB-SI, se establecen las directrices obligatorias de desarrollo destinadas a evitar la Propagación Interior (SI-1) o la Exterior (SI-2). También encontramos las cuestiones relacionadas con la Evacuación de Ocupantes (SI-·3).

En estos documentos se desarrollan cuestiones tan importantes como la Compartimentación en Sectores de Incendios o la Catalogación de las Zonas de Riesgos Especial. Además de estos, el DB-SI, cuenta también con los denominados DA (Documentos de Apoyo). En estos documentos se establecen las normas de ensayo y clasificación de las puertas resistentes al fuego o las salidas de los edificios y el diseño de un espacio exterior seguro.

Pero, una vez que el edificio, las instalaciones y el lugar de trabajo se han construido, incluso siguiendo la estrictas directrices al respeto que establece el CTE, el riesgo de incendio sigue estando presente en cualquier lugar de trabajo.

Las Tres Causas de Incendio más Frecuentes

En PRL es importante conocer la causa y origen de los riesgos para poder combatirlos de la manera más efectiva. Las investigaciones al respeto han establecido, que el 45 % de los incendios que se producen cada año en los lugares de trabajo de nuestro país, tienen su origen en las tres siguientes fuentes de ignición:

Incendios con origen eléctrico 19%.

 El factor con un mayor porcentaje de responsabilidad en el origen de los incendios es la electricidad. Los incendios de origen eléctrico, se producen por fallos y cortocircuitos en instalaciones o aparatos eléctricos. Los fallos y las sobrecargas de las instalaciones eléctricas, ocasionan una elevación considerable de la temperatura. Este calentamiento actúa sobre los elementos materiales sitos en las inmediaciones, lo que termina provocando la combustión. A veces el propio aislante plástico de este tipo de instalaciones ejerce como el combustible inicial del incendio. También es relativamente frecuente que el incendio se origine por la ocurrencia de un arco eléctrico o por chispas proyectadas.

Incendios por roces y fricciones (14% del total).

Se origina por el movimiento continuo y acelerado de ciertas partes de determinados equipos de trabajo. Esto provoca una elevación de las temperaturas en los puntos de contacto o de rozamiento de esas partes móviles. Si el mantenimiento de los equipos es defectuoso y su lubricación es deficiente, el contacto accidental de materiales combustibles con estos focos de ignición puede dar lugar fácilmente al inicio del incendio.

Chispas mecánicas (un 12% del total).

El impacto o la fricción de materiales metálicos con otros materiales, es el origen de estas chispas mecánicas. Por ejemplo; el uso de una sierra de corte circular contra un material metálico, desprende micropartículas incandescentes que pueden iniciar la combustión al contacto con los materiales adyacentes. El aislamiento de estos focos de ignición y la ausencia de materiales combustibles en las cercanías, son las mejores medidas preventivas para evitar este tipo de incendios.

Otras Fuentes de Ignición

Además de las anteriores, otras situaciones de generación de incendios en los lugares de trabajo son:

Colillas y artículos de fumador (8%). Desde que se implantó la prohibición de fumar en los lugares de trabajo en nuestro país (2006), la importancia de este factor como causante de incendios ha descendido drásticamente. Sin embargo, las colillas y los fósforos mal apagados y arrojados a lugares con combustibles (como papeleras o contenedores de residuos), sigue siendo la 4ª causa de incendios en nuestro país.

Ignición espontánea (7%). Tiene unos orígenes diversos. Uno de ellos es que en la acumulación de materiales propensos a la combustión, puede llegar a producir el autocalentamiento del conjunto de los materiales. Se produce una oxidación lenta y superficial, pero la acumulación de materiales impide que el calor se disipe, lo que aumenta la temperatura dentro del conjunto. Esto acaba por provocar el incendio si las condiciones son las propicias.

La soldadura como fuente de ignición de incendios.

En menor medida que las anteriores, pero sumando un acumulado de casi un 30 %, tenemos otras fuentes de ignición, como pueden ser: superficies calientes (como en cocinas industriales), chispas de combustión (fundición), llamas abiertas (incineración de materiales), soldadura (metalurgia) o electricidad estática (en presencia de gases combustibles, puede además provocar una deflagración).

Prevención Activa contra Incendios

En las técnicas de prevención de incendios, hay que seguir la máxima que rige en PRL de: “combatir el riesgo en su origen”. Las medidas encaminadas a eliminar o reducir el riesgo de incendio es su mismo origen, son las más importantes que se pueden llegar a adoptar.

En la prevención activa contra incendios se debe por ejemplo, actuar sobre el propio proceso productivo y las materias primas utilizadas. Así desde el punto de vista del almacenamiento, se debe evitar la acumulación innecesaria de materiales combustibles en el centro de trabajo. Esto enlaza con otra máxima de la Seguridad en los lugares de trabajo: “no acumular nada en los lugares de trabajo, que no sea estrictamente necesario”.  Los líquidos combustibles deben almacenarse en recipientes y contenedores adecuados, que deberán estar anclados para evitar los vuelcos.

En los espacios cerrados, se hace necesaria la ventilación natural o forzada de los mismos, para evitar que se cree una ATEX (atmósfera explosiva). En esta misma línea, en lugares donde se puedan acumular polvos combustibles en suspensión (como harineras por ejemplo), deberá haber equipos de ventilación o extracción de aire localizada.

Otras técnicas de prevención de incendios

Otro conjunto de técnicas de prevención de incendios, están relacionadas con el control de las fuentes de calor. Hay que separar y aislar convenientemente los focos y fuentes de calor. Se debe también mantener bajo control los focos con llamas abiertas o que generen chispas en suspensión. Pero sobre todo, hay que mantener en buen estado de mantenimiento y de lubricación los equipos de trabajo y sus partes móviles.

Respecto a la instalación eléctrica, esta debe ser revisada periódicamente por especialistas en la materia, al igual que los equipos de trabajo y sus aislamientos, conectados a la misma. Además se evitará la sobrecarga de las mismas reduciendo el numero de conexiones a una sola toma y respetando las tensiones de seguridad. Por otra parte, los equipos de baja tensión deberán disponer de un interruptor diferencial.

Estas son solo algunas de las decenas de técnicas de prevención de incendios que hay en los lugares de trabajo. Lo que hay que recordar, es que en esencia todo el conjunto de medidas de prevención contra incendios se basa en una sola premisa. Hay que impedir la presencia simultánea de focos de ignición y de materiales combustibles.

1+
Categorizado en: PRL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto