Reforma Eficiente INESEM

Reforma Eficiente o Reforma estética. El dilema actual al comprar un inmueble

Número de visualizaciones
28/09/2016

Al fin lo logramos. Con años de trabajo, esfuerzo, un poco de ayuda por parte de la menos catastrófica situación económica y un préstamo hipotecario, podemos comprar un piso o una casa.

Tristemente, la cuestión (aún si compramos un inmueble nuevo) no es firmar las escrituras y mudarnos de inmediato. Las cosas serían mucho más fáciles si así funcionara la vida real, pero no es así. El hecho de adquirir una casa es algo que emociona a mucha gente. El contar con algo propio es suficiente para que movilicemos recursos, ideas, e incluso a la familia, nuestro propio tiempo y nuestra energía. Pero hay que estar preparado para recibir una casa o un piso que no cumplirá, por mucho que hayamos buscado, con nuestras expectativas. Es por ello que muchas personas deciden realizar trabajos o alguna reforma eficiente o estética en un piso recién comprado antes de instalarse a vivir ahí.

La cuestión es que ya comprar un bien inmueble es un gasto que impone. Entonces el momento de realizar reformas se establece como uno de reflexión y mesura: ¿cuánto gastar y en qué tipo de cambios y remodelaciones resultaría ideal hacerlo?

Es en ese sentido se impone la practicidad: si vamos a realizar una nueva inversión, qué mejor que además de apariencia estética, ganemos en utilidad y en ahorro energético. Por lo que podemos decantarnos por una reforma eficiente a la vez que estética.

Quizá el pensar en una reforma eficiente parezca algo que no nos va a interesar cuando estamos por estrenar nuestro nuevo hogar, pero es falso. La eficiencia energética de un inmueble se traduce en confort y en ahorro. No es una idea para “sacarnos dinero” por parte de las instituciones gubernamentales. Auténticamente, una casa que es más eficiente es más cómoda. Menos fría en invierno sin necesidad de gastos exorbitantes en calefacción (gas o electricidad) e increíblemente, más fresca en verano. También es verdad que una casa más eficiente es más luminosa y obviamente, más ecológica. De ahí que no resulte absurdo que si pensamos en hacer modificaciones a un piso recién adquirido, planeemos cosas que además de darnos gusto nos permitan vivir en un espacio cómodo y que no nos haga gastar demasiado.

En realidad, este es un debate que puede extrapolarse a muchas cosas. ¿Gastamos en algo sólo porque es “bello” o porque lo necesitamos? ¿Algo útil no puede ser también estéticamente agradable? Estas preguntas van desde la adquisición de un móvil hasta la compra de ropa para el invierno. Racionalizar los gastos no es dejar de comprar algo que nos gusta, sino adquirir algo que se muestre útil además de hermoso. Es esa la idea de planear una reforma eficiente en un piso que no sólo lo embellezcan y le den estilo, sino que le permitan ser más eficiente, más económico a largo plazo, más ecológicamente amigable.

Ciertamente es duro pensar en que hay que reflexionar todos estos elementos cuando ya se ha hecho una gran inversión de recursos personales, económicos e incluso emocionales para comprar un piso, pero es algo que como consumidores responsables debemos hacer, como ya decíamos, en todas las compras que realicemos, y sobre todo en grandes inversiones como un auto o una casa.

Si quieres conocer las características de un edificio sostenible, te dejo este artículo que te resultará muy útil. ¿Cómo debe ser un edificio sostenible?

0
Categorizado en: Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto