Plan Nacional de Energía y Clima

Puntos más relevantes del nuevo Plan Nacional de Energía y Clima

23/07/2021
Número de visualizaciones

En el último año y tras quedar caducado el último plan de energía contamos ya con el nuevo Plan Nacional de Energía y Clima, con su nombre completo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-30 (PNIEC), que como su nombre desvela estará en vigor desde el año 2021 hasta el 2030.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es la herramienta de planificación estratégica nacional que integra la política de energía y clima, y refleja la contribución de España a la consecución de los objetivos establecidos en el seno de la Unión Europea en materia de energía y clima, de conformidad con lo establecido en la normativa de la Unión Europea.

Una de las formas de comprobar que el plan va surtiendo efecto será con la reducción de huella de carbono.

Objetivo del nuevo plan

Como se resume en el articulo 3 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, donde se recoge el plan nacional de energía y clima.

Se establecen los siguientes objetivos mínimos nacionales para el año 2030

Al objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionalmente asumidos y sin perjuicio de las competencias autonómicas:

  • Reducir en el año 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de la economía española en, al menos, un 23 % respecto del año 1990.
  • Alcanzar en el año 2030 una penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final de, al menos, un 42 %.
  • Alcanzar en el año 2030 un sistema eléctrico con, al menos, un 74 % de generación a partir de energías de origen renovables.
  • Mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria en, al menos, un 39,5 %, con respecto a la línea de base conforme a normativa comunitaria.

Antes de 2050 y en todo caso, en el más corto plazo posible, España deberá alcanzar la neutralidad climática, con el objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionalmente asumidos, y sin perjuicio de las competencias autonómicas, y el sistema eléctrico deberá estar basado, exclusivamente, en fuentes de generación de origen renovable.

Se autoriza al Consejo de Ministros a revisar al alza los objetivos establecidos con los siguientes fines

  • Para cumplir con el Acuerdo de París, de acuerdo con las decisiones que tome la Conferencia de las Partes en su calidad de reunión de las Partes en el Acuerdo de París.
  • Cumplir con la normativa de la Unión Europea.
  • Adaptarlos a la evolución de los avances tecnológicos y del conocimiento científico.
  • Cuando concurran elementos objetivos cuantificables que, motivadamente, lo aconseje por motivos medioambientales, sociales o económicos.

La revisión de los objetivos establecidos solo podrá contemplar una actualización al alza de las sendas vigentes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero e incremento de las absorciones por los sumideros.

En cualquier caso, se iniciará en el año 2023 la primera revisión de los objetivos establecidos en este artículo.

Legislación que aborda este nuevo plan

Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética

Esta ley tiene por objeto asegurar el cumplimiento, por parte de España, de los objetivos del Acuerdo de París, adoptado el 12 de diciembre de 2015, firmado por España el 22 de abril de 2016 y publicado en el «Boletín Oficial del Estado» el 2 de febrero de 2017; facilitar la descarbonización de la economía española, su transición a un modelo circular, de modo que se garantice el uso racional y solidario de los recursos; y promover la adaptación a los impactos del cambio climático y la implantación de un modelo de desarrollo sostenible que genere empleo decente y contribuya a la reducción de las desigualdades.

La Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, en el ámbito de sus respectivas competencias, darán cumplimiento al objeto de esta ley, y cooperarán y colaborarán para su consecución.

Reglamento (UE) 2021/783 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2021, por el que se establece un Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) y se deroga el Reglamento (UE) nº 1293/2013.

El presente Reglamento establece un Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) (en lo sucesivo, «Programa LIFE») para el período del marco financiero plurianual 2021-2027. La duración del Programa LIFE se ajusta a la duración del marco financiero plurianual.

El presente Reglamento también establece los objetivos del Programa LIFE, el presupuesto para el período 2021-2027, las formas de financiación de la Unión y las normas para proporcionar dicha financiación.

Medidas más relevantes del cambio de plan

En el Plan Nacional de Energía y Clima se incluyen medidas con efectos positivos tanto en la economía española como en la sociedad.

Dentro del marco europeo, España pretende con este plan unificar criterios de energía y mejora del clima, siguiendo en la defensa de la línea europea.

Desde Europa cumplimos con ideologías medioambiental y compartimos criterios como la clasificación de residuos peligros mediante códigos LER.

Impulsar inversión privada mediante inversión pública

Para llevar a cabo los cambios y consideraciones se prevé una inversión superior a los 240.000 millones solo en la próxima década, de los cuales se espera que el 20% sea de administración públicas.

Entre otros tipos de ayudas podemos incluir los Bonos Verdes

Mejora del empleo

Indico según fuentes del sector las mejoras en empleo previstas con la aplicación del Plan Nacional de Energía y Clima.

  • Creación de entre 56.000 y 100.000 nuevos puestos de trabajo como consecuencia de la inversión en ahorro y eficiencia energética.
  • 46.000 nuevos empleos al invertir en redes y electrificación de la economía.
  • El cambio energético tendrá como consecuencia la creación indirecta de 118.000 empleos netos en 2030.
  • Aumento del empleo de un 1,7%: 250.000 y 350.000 nuevos puestos de empleo, adicionales y no acumulables.
  • Estimación de entre 107.000 y 135.000 nuevos empleos netos al año en 2030 por las inversiones en energías renovables.

Derechos del consumidor sobre la energía renovable generada

Se fomenta la generación distribuida, la gestión de la demanda, las comunidades energéticas locales y como consecuencia de ello, se promueve el derecho del ciudadano a producir, consumir, almacenar y vender su propia energía renovable gracias a estos mecanismos.

En este campo se busca el avance en el uso de energía renovables y en reducir las trabas burocráticas, así como conceder herramientas administrativas para que quienes cuenten con generación de energía renovables puedan hacer uso de ellas y compartir con el resto de consumidores energéticos. En esta línea se abre el campo del autoconsumo en España y la compensación del consumo.

Reducción de la pobreza energética

En el marco europeo estamos jugando un papel frente a la transición energética. Es evidente que vivimos en una sociedad del consumo descontrolada con un modelo económico y productivo que nos ha llevado a un estado crítico del planeta. Por todo ello surge la necesidad de una transición energética.

Porque todos nos disponemos de los mismos recursos para acometer esta transformación. Es necesario trazar una serie de medidas que garanticen un tratamiento equitativo y solidario.

En este sentido el plan incluye la Estrategia de Transición Justa y la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-24. con una reducción de la pobreza energética del 25% para 2025.

0
Categorizado en: Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto