coches eléctricos

Los coches eléctricos y su impacto sobre el Medioambiente.

Número de visualizaciones
10/10/2012

Recientemente un estudio ha cuestionado, las hasta ahora indudables  ventajas medioambientales de los coches eléctricos. Dirigido por Anders H. Stromman de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, recoge entre sus conclusiones que las fábricas de coches eléctricos emiten una mayor cantidad de desechos tóxicos en comparación con las fábricas de coches convencionales.

Los componentes utilizados para la producción de las baterías y motores eléctricos como el níquel o el aluminio son altamente tóxicos. Los niveles de impacto medioambiental que se consideraron de estos materiales, como la toxicidad sobre los ecosistemas, la reducción de los combustibles fósiles, su efecto potenciado de las lluvias ácidas o las nieblas tóxicas, etc., eran mayores en los coches eléctricos que en los de combustión interna.

Dicho de otra forma, un coche eléctrico cuando termina de fabricarse ha contaminado más que un automóvil de combustión ya sea diésel o de gasolina.

Emisiones de efecto invernadero

Además  las emisiones de efecto invernadero se incrementan notablemente si el origen de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de los vehículos, una vez puestos en el mercado, tiene como origen los combustibles fósiles (más de  un 60 % del total de la electricidad que se genera en el planeta tiene como origen el carbón y derivados, el petróleo o el gas natural). Por otra parte se está potenciando la fabricación de este tipo de vehículos en lugares del planeta donde la producción eléctrica se basa mayoritariamente en el uso de estos combustibles.

El objetivo del estudio según sus propios autores no es abandonar la producción de coches eléctricos. De hecho se aportan datos a favor de su producción. En países como Noruega donde la mayoría de la energía eléctrica se genera de forma “limpia”, a través de centrales hidroeléctricas y sistemas de energías renovables, el coche eléctrico representa una ventaja considerable respecto al vehículo tradicional, es casi un 30% más eficiente energéticamente que un motor de gasolina y un 20% más que un motor diesel y el nivel total de contaminación es aproximadamente un 10 % menos en los vehículos eléctricos.

El objetivo es precisamente aportar ideas para mejorar la eficiencia energética a través de la mejora de los procesos de fabricación y sobre todo de la generación de energía eléctrica limpia que reduzca el impacto medioambiental de los motores eléctricos durante su vida útil.

1+
Categorizado en: Medio Ambiente

1 Comentario

  1. Sofía Flores dice:

    Impacto sobre el medio ambiente tiene todo, lo que hay que estudiar es la huella de carbono que deja un producto frente a otro. Y en esto está claro que los coches eléctricos se llevan la partida. El estudio tiene pinta de estar financiado por empresas del sector petrolífero. Cada uno barre para su casa!!!

    2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto