animales salvajes

Los animales salvajes, en su hábitat.

Número de visualizaciones
04/11/2015

El mercado de los animales domésticos, aunque sea cruel llamarle así, es un mercado que año tras año aumenta de forma rápida, al igual que por suerte, la sensibilidad y cultura hacia el mundo animal. Hay estudios que cifran que en 6 de cada 10 hogares uno de sus miembros es una mascota, sumando unas 20 millones de mascotas en nuestro país, de las cuales, aproximadamente 2 millones de éstas serían animales exóticos. Se puede ver cada vez más “normalizado” el tener un animales salvaje como mascotas ya que no es tan raro saber que un vecino tiene como compañero, una iguana, una araña mortalmente venenosa, o la moda del momento, un cerdo vietnamita por ejemplo.

Al margen de la terrible crueldad que es tener a un animal de estas características en casa, hay más consideraciones por la que no deberíamos hacerlo.  Es tan fácil como saber que los animales salvajes no son una mascota, no están domesticado ni tienen porqué estarlo. Un perro o un gato ha costado miles de años llegar a su domesticación, por lo que “sacar” a un animal de estas características de su hábitat para trasladarlo al salón de casa, supone más riesgos que beneficios. Por supuesto, la mayoría para él.

animales salvajesSon animales, y como es lógico con un  instinto salvaje, por lo que rara vez se pueden acostumbrar al cambio y pueden llegar a ser un foco de enfermedades en el hogar. De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, miles de personas se contagian de salmonela por tener reptiles o anfibios en casa. Desde 1973, con la aprobación de la Convención de Comercio Internacional sobre Especies de Fauna Salvaje y Flora en Peligro de Extinción (CITES) es ilegal el tráfico de especies amenazadas, suponiendo un delito y pudiendo, en la Unión Europea, suponer varios años de cárcel.

Pero lo que más nos debería apartar de estas prácticas, es el saber que con estas compras se está siendo cómplice de contrabando de especies amenazadas, contribuyendo a la caza furtiva, pese a adquirirlo de manera legal y en un establecimiento autorizado como advirtió la Organización de Naciones Unidas, que además, le atribuye perjuicios como la degradación de ecosistemas.

animales salvajes

Con cifras tan vergonzosas como que por ejemplo, sólo en Cataluña, en 2014 se abandonaron más de 30 mil animales, resulta difícil explicar la necesidad de hacer sufrir a un animal salvaje, pudiendo ayudar a tantos otros que sí pueden necesitar de nuestra ayuda. Si ya nos debería de resultar escandaloso comprar un perro o un gato, estando las protectoras saturadas de éstos, imaginad que la compra sea de un animal que ha sido arrancado de su hábitat, que crecerá y será muy difícil de mantener en casa, o que incluso, los propios veterinarios, no pueden asegurarte su bienestar debido a no estar familiarizados con ellos.

“El peor pecado que cometemos contra nuestros amigos las animales no es odiarlos, es ser indiferentes con ellos. Esa es la esencia de lo inhumano”. George Bernard Shaw

2+
Categorizado en: Medio Ambiente

1 Comentario

  1. Zoila Luz Dávila de Romero dice:

    Si que estoy muy de acuerdo, por la sencilla razón que son animales que viven en libertad. Debemos de respetarlos. Muchas gracias por tu información.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto