bicicleta

8 motivos para insertar la bicicleta en la ciudad

Número de visualizaciones
03/11/2015

En la movilidad urbana sostenible de las ciudades, la bicicleta y el peatón se llevan el premio al transporte sostenible y saludable. Pero la bicicleta además tiene grandes beneficios intrínsecos como la salud y extrínsecos como un cambio de paradigma social y urbano de las ciudades. Hacer las ciudades más sostenibles debe ser el objetivo de los gobernadores, e incluir la bicicleta puede aportar una serie de beneficios y ventajas significativas.bicicleta

Los 8 motivos por los que incluir la bicicleta en las ciudades son:

1. Por salud. La salud y la bicicleta están íntimamente relacionadas y es el principal beneficio tanto para las personas que la utilizan como las que conviven en la ciudad por la reducción de contaminación y ruido. Quien monta en bicicleta regularmente se ahorra visitas al médico y las mejorías son palpables: mejora las funciones del sistema circulatorio, previene el dolor de espalda, protege las articulaciones, mejora el sistema inmunológico entre otros.

2. Por seguridad vial. Un tráfico dominado por las bicicletas genera escasos daños y mejora la seguridad vial, sobre todo de los peatones. Pero hay que introducir de manera consciente a la bicicleta instaurándolos de forma adecuada en la calzada como vehículo rodado, creando ciclovías y fomentando la convivencia entre peatón, bicicletas, transporte público y vehículos privados.

 3. Por reducir la energía. Es evidente que el consumo de energía, sobre todo del petróleo, es prácticamente nulo. Únicamente en el proceso de producción y algunas reparaciones puede tener mayor consumo, pero prácticamente nulo en comparación con los vehículos motorizados.

4. Por reducir contaminación atmosférica: Según la OMS siete millones de muertes en 2012 fueron por culpa de la contaminación del aire. Una de las principales fuentes es el transporte  por carretera. Aproximadamente el 80% de la contaminación atmosférica en España está causado por el tráfico rodado. Las ciudades deben reducir esta contaminación y la medida más directa y con mayor impacto puede ser apostar por ciudades más sostenibles con el transporte.

5. Por reducir el ruido. El ruido queda reducido a niveles mínimos o nulos. Recordemos que la contaminación de ruido en las ciudades puede mermar la salud de los ciudadanos que la sufren.  

6. Por economía. Estudios recientes demuestran que invertir en un sistema de transporte sostenible, espacios públicos peatonales y fomento de la bicicleta repercute en una mejoría económica de la ciudad y crea una mejoría de la calidad de vida. Por cada 1.3 euros invertidos en estos proyectos, se obtiene una media de 18 euros de beneficio. Aparte la inversión de un sistema de transporte para bicicletas puede ser de 10 a 20 veces menor que la del automóvil.

7. Por el impacto sobre el territorio. La bicicleta crea un entorno habitable y de menor impacto que ciudades centradas en infraestructuras para el coche. Crear centros peatonales, calles de velocidad 30, repercute directamente en la salud tanto ambiental, social y económica de esos centros. Crea entornos de convivencia y comunicación ciudadana.

8. Por concienciación medioambiental de los ciudadanos: Un usuario utiliza la bicicleta por muchos motivos, y la concienciación ambiental y cívica es uno de ellos. Si las ciudades apuestan por el potencial humano  y crear una conciencia ecológica en la población asegura una tener una población comprometida, activa, y participativa. Crear una población concienciada es asegurar el futuro de las ciudades y la bicicleta tiene un gran impacto en la concienciación de la población y sobre todo de los más jóvenes.

0
Categorizado en: Medio Ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto