incendios forestales

Incendios Forestales, la gran amenaza de los Espacios Naturales

Número de visualizaciones

POR

Francisco Navarro
EDUCACIÓN:
  • Licenciado en Historia en la Universidad de Granada.
  • Certificado de Aptitud Pedagógica en la Universidad de Granada.
  • Máster Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en el Centro de Estudios Jurídicos de Granada.
  • Curso Superior de Dirección y Gestión de Seguridad Integral en la Universidad Nacional a Distancia.
  • Curso Técnico Superior en Gestión y Auditoría de Sistemas de Seguridad de la Información ISO 27001.
  • Acreditado como Formador para Personal de Seguridad Privada: Área Técnico Profesional y Área Protección Contra Incendios por la Dirección General de la Policía.
  • Curso de Técnico en Formación E-Learning en la Universidad Antonio de Nebrija.
  • Certificado de Profesionalidad SSCE0110 Docencia de la Formación Profesional para el Empleo.
  • Técnico Superior en Gestión y Auditoría de Sistemas de Calidad (ISO 9001) en la Universidad Antonio de Nebrija.
EXPERIENCIA:
  • Profesor Departamento de Sistemas Integrados de Gestión de INESEM Business School.
  • Técnico en Prevención de Riesgos Laborales en diversos sectores.
  • Consejero de Seguridad para el Transporte de Mercancías Peligrosas (ADR 2007/2009).
  • Formador en Prevención de Riesgos Laborales: cursos Nivel Básico, Seguridad Industrial, Seguridad Vial, Transporte Mercancías Peligrosas, etc.
  • Responsable de Almacén y Producción: gestión de stock y logística, mantenimiento preventivo y correctivo de equipos de trabajo.
ESCRIBE SOBRE:

Prevención de Riesgos Laborales • Calidad • Medioambiente • Responsabilidad Social Corporativa • Seguridad Corporativa • Gestión y Análisis de Riesgos

Técnico en Prevención de Riesgos Laborales y en Gestión de la Calidad (ISO 9001). Director de Seguridad. Licenciado en Historia. Cuenta con una amplia experiencia laboral en consultoría externas, seguridad y PRL.

Los incendios forestales se han convertido en las últimas décadas en uno de los mayores problemas ecológicos, debido al aumento de su frecuencia e intensidad.

En particular el bosque mediterráneo con sus particularidades climatológicas como los largos veranos sin lluvias, temperaturas superiores a los 30 °C durante el día y los vientos terrales de esta época, de gran velocidad y poder desecante (como el levante o la tramontana) es especialmente vulnerable a la acción devastadora del fuego.

Es cierto que los incendios son parte del ciclo ecológico de cualquier tipo de bosque, desde este punto de vista, la mayoría de las especies vegetales del bosque mediterráneo se han adaptado a este tipo de fenómeno de modelación del paisaje. Pero el aumento como hemos apuntado, tanto de la escala como de la intensidad, ha transformado a los incendios forestales en la principal amenaza de los espacios naturales en España.

Según los expertos las principales razones de este incremento son:

  • El abandono de las actividades económicas tradicionalmente ligadas al monte español, debido al desplazamiento de la población rural a las grandes ciudades.
  • Políticas excesivamente restrictivas por parte de las distintas administraciones que rompen el equilibrio existente entre habitantes de las zonas y el aprovechamiento económico y sostenible de los recursos naturales.
  • Permanencia de antiguas prácticas rurales, como la quema de pastos y rastrojos.
  • Imprudencias y negligencias de visitantes ocasionales ligados a un creciente uso recreativo del monte (excursionismo, caza, barbacoas, hogueras, colillas, vidrios, etc.)
  • El grueso de la inversión en materia forestal de las distintas administraciones se centra en la extinción y reforestación de terrenos incendiados más que en la prevención de los mismos.
  • Los recortes presupuestarios que las distintas administraciones han ido aplicando paulatinamente  en los últimos años en materia de lucha contra los incendios.

Independientemente de que estas causas puedan ser más o menos discutidas hay una serie de datos objetivos que deben hacernos reflexionar como sociedad. Más del 95% de los incendios forestales están relacionados con actividades relacionadas con el ser humano, sólo el 5% responde a causas naturales, como la caída de un rayo.

Por otra parte entre el 50 y el 60% del total de los incendios son provocados de manera intencionada, lo que hace aún más difícil el poder combatir sus causas. Este tipo de incendios tienen en la mayoría de los casos un fin económico y fácilmente identificable.

Y por último la sensación de impunidad con la que generalmente actúan los autores de los incendios. Aunque se trata de un delito definido en el Artículo 351 en adelante,  del Código Penal, son pocos los incendiarios que son sometidos a juicios y aún menos los que son condenados por este delito.

Las políticas de prevención y concienciación son las mejores armas para reducir los incendios forestales, pero    estas políticas deben estar sustentadas por una dotación presupuestaria, por parte de las administraciones públicas, acorde a la importancia del problema y la amenaza, que el fuego supone para la riqueza natural de nuestro territorio.

0

1 Comentario

  1. Sofía Flores dice:

    Lo peor de todo es que las políticas de recorte están  afectando a la prevención de incendios.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto