Hipertermia - INESEM

Hipertermia: ¿Cómo evitar un posible golpe de calor?

Número de visualizaciones
14/07/2017

En muchas ocasiones y con poca propiedad además, los medios de comunicación y el público en general, nos referimos a los “golpes de calor” como una especie de sinónimo de lipotimia o sofoco o acaloramiento o agotamiento por calor. Pero la hipertermia en su fase final, que coincide con el momento del “golpe de calor”, es bastante más peligrosa que una simple lipotimia o desvanecimiento. La hipertermia, si no se trata de inmediato, y eso quiere decir en menos de dos horas, tiene una mortalidad cercana al 70 % en todos los casos.

La hipertermia, queda definida en la literatura médica, como el aumento de la temperatura interna del cuerpo humano por encima de los 40° C, como consecuencia de una mayor producción de calor o de una reducción en la pérdida de él, sin que el hipotálamo produzca la termorregulación necesaria para equilibrar el balance térmico.

En condiciones de normalidad, la temperatura interna del cuerpo humano se mantiene en torno a los 36,5° C o 37°C, mientras que nuestra piel está en torno a los 32°C o 33°C. Al entrar en contacto con la atmósfera, se produce un intercambio térmico entre nuestra piel y el aire, que crea a nuestro alrededor una miniatmósfera de 2 o 3 milímetros de espesor, que sirve de aislante térmico. Si la temperatura del aire es menor a los 32°C, lógicamente perderemos calor y si está por encima de dicha temperatura lo ganaremos.

Para mantener el equilibrio térmico que necesitamos, nuestro cuerpo está equipado con un buen número de mecanismos de termorregulación, que  pueden servir para perder calor, como la sudoración o la vasodilatación; para conservar el calor, como la vasoconstricción, el intercambio de calor por contracorriente o la piloerección (la “piel de gallina” coloquialmente hablando); y también para producir calor, como la termogénesis tiritante y la no tiritante.

El problema surge cuando o bien la temperatura del aire en el exterior es tan extremadamente fría o tan extremadamente calurosa, que los mecanismos de termorregulación son ineficaces (hablamos entonces de hipotermia por frío o hipertermia por calor), o bien que alguna circunstancia o condicionante interno o externo a la persona, haga que los  mecanismos de termorregulación no funcionen como es debido.

Dos causas básicas descritas como hipertermia:

  • Forma Clásica: cuando la temperatura del aire es mayor a los 35°C durante un largo período de tiempo, afectando sobre todo a niños pequeños, personas mayores o personas con insuficiencias cardíacas o que utilicen de manera habitual fármacos diuréticos.
  • Por Esfuerzo: cuando se realiza un esfuerzo físico considerable, mantenido en el tiempo, en un ambiente caluroso y húmedo y sin la reposición adecuada de líquidos y sales o sin el debido descanso.

La sintomatología se presenta como una escalada, que comienza con contracciones de los músculos abdominales y de las extremidades (es la fase de los calambres por calor); después siguen el dolor y el mareo, las náuseas y el cansancio (es el momento del agotamiento por calor), que puede continuar con vómitos, mialgia y cefalea. Si la escalada continua, es cuando aparece el “golpe de calor”, la temperatura interna del cuerpo sube por encima de los fatídicos 40°C, los fosfolípidos de las membranas celulares se dañan, se produce la muerte celular, una reacción inflamatoria sistémica, la insuficiencia multiorgánica y si no se actúa con rapidez la muerte.

El “golpe de calor”, puede presentarse de manera rápida y con síntomas muy débiles, pero es implacable cuando aparece. Posiblemente su signo más evidente es, además de las taquicardias, el enrojecimiento y subida de temperatura  de la piel (al contrario que las lipotimias o debilitamientos por calor, donde la piel suele palidecer, estar fría y sudorosa).

En caso de que el golpe de calor aparezca, hay que actuar con mucha rapidez, siguiendo los siguientes pasos:

  • Avisar inmediatamente a los servicios de urgencia 112.
  • Trasladar al afectado a un lugar fresco y retirar el exceso de ropa.
  • Iniciar el enfriamiento intensivo rociando con abundante agua tibia (que ayuda a evaporar en calor y además no produce vasoconstricción cutánea, que limitaría aún más la eliminación de calor) y crear movimiento de aire a su alrededor, con abanicos o algo similar y con ventiladores si es posible.
  • En caso de necesidad mantener abiertas las vías respiratorias, hasta la llegada de los servicios de emergencia.

La mejor arma contra los golpes de calor, es la prevención y aplicar el sentido común, es decir, limitar los esfuerzos físicos en ambientes extremadamente calurosos, (al respecto de los trabajos al aire libre, el Apéndice 4 de la Guía Técnica para la Evaluación y Prevención de los Riesgos Relativos a la Utilización de los Lugares de Trabajo, establece las fórmulas necesarias para saber en qué circunstancias se deben paralizar los trabajos al aire libre); hidratarse frecuentemente, preferiblemente con agua; usar ropa adecuada, ligera y holgada; buscar lugares frescos y sombreados; hacer comidas ligeras; prestar especial vigilancia a niños, ancianos y enfermos crónicos y por supuesto, nunca dejar a nadie en un vehículo estacionado, sobre todo si es integrante de uno de estos tres colectivos que acabamos de nombrar.

1+
Categorizado en: PRL

6 Comentarios

  1. Juan MBA ESONO AVOMO dice:

    Muy interesante el tema sobre todo si no hay ninguna prevencion y seguriddad en el puesto de trabajo, es decir exponerse a altas temperaturas y medios ambientales contaminantes

    1+
  2. Juan MBA ESONO AVOMO dice:

    Muy interesante el tema sobre todo en nuestra sociedad se puede registrar muchos casos de Hiperternia por causas de exfuerzo.

    0
  3. Antonio Manuel dice:

    Útil, sobre todo si te dedicas a trabajos a la interperie en prolongadas y continuadas jornadas y expuesto a altas temperaturas.

    0
  4. Jose Manuel Fernandez Gomez dice:

    Muy interesante y práctico para unas urgencias

    0
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto