contaminación acústica

España, el país con más ruido de la Unión Europea

Número de visualizaciones
13/01/2016

Siempre hablamos de contaminación del aire, calidad del agua,… dejando un poco en el olvido la contaminación acústica. Como si ésta, no fuese un símbolo más de contaminación ambiental, como si al sobrepasar los límites establecidos, sólo hubiese un poco más de ruido de lo normal;  pero la contaminación acústica es mucho más que los claxon de una ciudad.

Solemos entender como ruido, un sonido desagradable o estridente, normalmente provocado por la acción humana ya sea tráfico, actividad industrial, construcción… Sabemos que puede llegar a provocar un deterioro de la salud de los seres vivos, aunque esta consecuencia, hoy por hoy, es más considerada en las personas que la sufren de manera excesiva. Ya que el resto, consideramos “normal” estar expuestos a altos niveles de ruido.

Según la OMS, considera el límite recomendado como tolerable, en los 65 dB durante el día y 55 durante la noche, aconsejando además en España, una reducción a 50 dB de día y 45 dB de noche, por ser catalogado como un pais “ruidoso” y que sobrepasa muy fácilmente estos límites como reflejan multitud de estudios. Para que podamos tener una referencia a estas medidas en nuestro día a día, en un atasco se llegan a superar los 90 dB, dentro de una discoteca unos 110 y un despertador puede llegar a los 75.

Contaminación acústica. Ruido España.

El 60% de la población está expuesta cada día a ruido superior al del límite establecido

La “Ley del ruido” y la Directiva 2002/49/CE, tienen por objetivo reducir los niveles de contaminación sonora, vigilar y prevenir. Se marcan metas mediante la definición de “áreas acústicas”, que llevan a la elaboración de mapas estratégicos de ruido, cuya finalidad es poder evaluar por zonas, la exposición al mismo. Pero, no hay más que revisar estos datos oficiales para comprobar que muchas ciudades españolas sobrepasan estos valores, habiendo, por tanto, una gran parte de la sociedad expuesta a parámetros superiores a los aconsejados. Existen investigaciones sobre las consecuencias del ruido en la salud, La Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) y la OMS, detallan estas consecuencias como:

  • molestias y elevados niveles de estrés
  • alteraciones de sueño, dolor de cabeza e irritabilidad
  • reducción de la capacidad cognitiva
  • un riesgo elevado de enfermedades cardiacas y respiratorias.

Pese a ser el tráfico rodado el principal contaminador acústico, la ley no se centra en una movilidad sostenible, por lo que, nuevamente, sigue habiendo leyes al margen de la realidad tan fácilmente comprobable, ya que la actual política urbanística y de transporte no es contundente con el tema. Aunque es declarado el ruido como la primera molestia ambiental en los países desarrollados, y siendo España considerado como uno de los más ruidos de toda la Unión Europea, seguimos con Ordenanzas municipales y autonómicas desactualizadas y demasiado débiles o poco respetadas. Por lo que se deberían de aunar esfuerzos para conseguir una concienciación y sensibilización de la población en cuanto a los efectos del ruido sobre la salud y de cuáles son las medidas preventivas existentes para reducirlo.

3+
Categorizado en: Medio Ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto