conducir con nieve

Conducir con nieve o hielo. Recomendaciones durante la circulación (I)

Número de visualizaciones
26/12/2014

Durante la época invernal es relativamente usual, que nuestros desplazamientos en coche se hagan en condiciones adversas desde el punto de vista climatológico. Una de las peores condiciones que nos podemos encontrar es conducir con hielo y nieve en la carretera, no sólo por los riesgos implícitos que conllevan estas circunstancias, sino porque además suponen un aumento de la tensión y de la fatiga del conductor.

Los dos principios fundamentales para la conducción en este tipo de circunstancias son la prevención y la prudencia. Pero además, existen una serie de recomendaciones básicas para circular en este tipo de condiciones y reducir los riesgos existentes.  En el post de hoy vamos a ver los consejos básicos de preparación del viaje, cuando se esperan condiciones desfavorables de hielo y nieve.

Antes del desplazamiento:

  • Es conveniente al principio del invierno realizar una revisión y puesta a punto del vehículo. Durante esta época, el vehículo va a estar sometido a las peores condiciones ambientales del año, no está de más prepararlo para ello. En dicha puesta a punto no debemos olvidar comprobar:
  • Revisión mecánica general, comprobando sobre todo los frenos y el circuito de frenado.
  • Comprobar el alumbrado del vehículo.
  • Comprobar el estado de los limpiaparabrisas y la luneta térmica.
  • Comprobar los niveles y el estado de los distintos fluidos del coche.
  • Comprobar el estado de los neumáticos, sobre todo presión y dibujo.

Cuando vaya a realizar el desplazamiento:

  • Valorar la urgencia del desplazamiento. La primera cuestión a tener en cuenta, es si el viaje que vamos a emprender, teniendo en cuenta las condiciones meteorológica adversas que nos vamos a encontrar,  es estrictamente necesario, es decir si la necesidad del mismo se corresponde con el riesgo que vamos a correr.
  • Infórmarse con anterioridad. Hay que recabar información acerca del estado de las carreteras por las que se piensa circular y la previsión del tiempo en las mismas. Esto se puede hacer a través de la radio (boletín informativo del Servicio de Información de Tráfico), la televisión (información meteorológica o estado de las carreteras), y con internet (www.dgt.es y www.aemet.es). También se puede llamar directamente  a la DGT (teléfono 011).
  • Llevar el equipamiento adecuado. La conducción en situaciones adversas de hielo y nieve, presenta una gran cantidad de variables con repercusiones no previstas. Hay que intentar preparar un kit de emergencia básico para minimizar dichas repercusiones, sobre todo cuando se va a realizar un desplazamiento medio-largo:
  • Teléfono móvil y cargador.
  • Equipamiento de seguridad obligatorio para vehículos, (triángulos, chalecos de seguridad, luces de repuesto, etc.)
  • Llenar el depósito de combustible, no solo le da a la calefacción la autonomía suficiente en caso de quedarse inmovilizado, sino que el peso del combustible le otorga un extra de estabilidad al coche.
  • Linterna, botiquín portátil, rasqueta para el hielo y bayeta antivaho (frotar media patata cruda por el exterior e interior de las lunas también evita que estas se empañen). Además enfoque las salidas de aire interiores hacia el parabrisas y las ventanillas.
  • Llevar ropa de abrigo. Una manta de viaje también es una buena idea,  sobre todo si el desplazamiento se hace con niños, (su resistencia al frío es menor que la de un adulto).
  • Llevar líquidos y alimentos en número adecuado, según el número de ocupantes del vehículo. (Para casos de emergencia, no se trata de repetir la cena de Nochebuena en la carretera).
  • Si vamos a atravesar puertos de montaña, hay que llevar cadenas para la nieve adaptadas al tipo de neumático que tenga el vehículo. Por cierto hay que aprender a colocarlas antes de tener que hacerlo de urgencia durante el desplazamiento, el peor momento para enseñarse a poner unas cadenas, es en la cuneta de una carretera, en medio de un temporal de nieve.

En el próximo post, veremos cuáles son las recomendaciones generales a tener en cuenta durante el trayecto y las medidas que hay que adoptar en caso de inmovilización por la imposibilidad de poder conducir con nieve.

0
Categorizado en: PRL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto