Cómo realizar un Sistema de Gestión Medioambiental

8 pasos necesarios para realizar un Sistema de Gestión Medioambiental

Número de visualizaciones

POR

Joan Roca Peña
EDUCACIÓN:
  • Máster en Gestión de Medioambiente y Gestión de Aguas por la Fundación Escuela de Negocios de Andalucía.
  • Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Granada.
  • Monitor de Educación Ambiental por la Escuela de Formación Agraria el Soto.
EXPERIENCIA:
  • Profesor del Departamento de Energía y Medioambiente de INESEM Business School. Tutorización de cursos y masters, redacción de contenidos, redacción en Revista Digital.
  • Perito Judicial Ambiental y Riesgos Diversos Freelance y VET+A. Elaboración de informes y dictámenes periciales, informes técnicos, asistencia a juicios y tramitación con la administración.
  • Gestor Agrario y Subvenciones en Bankia, BMN, CajaGranada.Tramitación de subvenciones agrarias, asesoramiento a agricultores, SIGPAC, catastro.
ESCRIBE SOBRE:

Medioambiente · Iso 14000 · Aguas · Residuos

Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Granada con Máster en Gestión de Medioambiente y Gestión de Aguas. Cuenta con una amplia experiencia como Perito Judicial Ambiental y como Gestor Agrario de Subvenciones. Actualmente Profesor del Departamento de Energía y Medioambiente en INESEM Business School.

Un Sistema de Gestión Medioambiental es la respuesta a la necesidad de las empresas de relacionarse de un modo sostenible con el medio en el que interactúan.

Esta solución comenzó a implantarse principalmente en empresas del sector industrial que tenían que cumplir unos requisitos específicos tanto en sus productos como en sus emisiones al medio.

No obstante, el reflejo del cambio en la sociedad y los avances en tecnología y conocimientos, hacen que comprendamos mejor nuestra relación con el medio y que los Sistemas de Gestión Medioambiental sean cada vez más importantes en todas las ramas del tejido empresarial y no sólo en el industrial.

Disponer en la empresa de un Sistema de Gestión Medioambiental se ha convertido en signo de compromiso con el Medio Ambiente y un reto para mantener la competitividad y  el posicionamiento global que ocupa la empresa.

En este punto cualquier compañía se pregunta el porqué, el para qué y el cómo realizar un Sistema de Gestión Medioambiental. La primera pregunta responde a una firme decisión de la empresa, atendiendo bien a motivos éticos, a una oportunidad de negocio o a las ventajas estructurales que la adopción de este sistema le aporta.

La segunda manifiesta el propósito de la Empresa al respecto, ¿qué compromiso estamos dispuestos a adoptar? o ¿cuáles son los que esperan las partes interesadas? Lo que nos llevará a una manifestación de los objetivos a alcanzar. Una vez alcanzado éste estado la Empresa se cuestiona:

¿Cómo realizar un Sistema de Gestión Medioambiental?

Lo primero que debe tener en cuenta la dirección de la empresa en este sentido, es que la decisión de implantar un SGMA no es una solución estratégica únicamente para posicionarse en el mercado.

La adopción de este tipo de sistema requiere de un compromiso firme por parte de la Dirección y estar plenamente concienciados de la importancia del Medio Ambiente y de la relación de la organización con él.

Análisis de opciones de un  Sistema de Gestión Medioambiental

Una duda que surge a la hora de implantar un Sistema de Gestión Medioambiental, es decidir cuál queremos implantar, aquí vamos a hablar de las dos principales.

La Norma ISO 14001 o el Reglamento EMAS, y la decisión dependerá del grado de información que la empresa quiera ofrecer. También depende del grado de cumplimiento de la legislación o toda la exigencia en cuanto a transparencia.

La opción más implantada y en este sentido la que parece ser más interesante en cuanto a acercarnos a un SGMA es la ISO 14001. Además, observamos que prácticamente todas la Compañías certificadas en EMAS lo están previamente en ISO14001.

Otra de las cuestiones a resolver será la de realizar la implantación de forma autónoma o externalizar el servicio buscando más experiencia en este campo.

Pasos necesarios

1. Estudio, autoevaluación y legislación

Necesitamos conocer profundamente ¿qué hacemos? y ¿cómo lo hacemos? Es fundamental conocer nuestra operativa, instalaciones, los sistemas de control de que disponemos y los resultados que obtenemos de nuestra planificación. También es imprescindible mantener un procedimiento que nos permita conocer toda la normativa; local, regional, estatal o internacional que nos afecta.

2. Contexto del Sistema de Gestión

La siguiente fase que nos permitirá establecer nuestros objetivos como empresa será analizar profundamente el contexto en el que se mueve mi organización. Se incluyen entre otras, las características ambientales (aire, agua, suelo…), el contexto cultural y social, tecnológico y legal, económico, y las propias características de la organización tales como nuestros recursos, productos, servicios etc…, en un ámbito que va desde un entorno más cercano o local hasta el internacional. Todo esto comprendiendo las necesidades y expectativas que nos muestran las partes interesadas además de las que implican obligatoriedad.

Con toda esta información pasaremos a determinar el alcance de nuestra organización. Después dejaremos el proceso documentado y conoceremos que productos, servicios o actividades pueden representar aspectos ambientales de especial significado. Tras este paso podremos plantear nuestros objetivos, comprobar los resultados y analizar los resultados ya previstos.

Alcance de un Sistema de Gestión Ambiental

3. Liderazgo

Ya hemos comentado la importancia del compromiso que debe asumir la Dirección en la implantación de Sistemas de Gestión Medioambiental. En este momento llega cuando debe asumir sus obligaciones en esta materia determinando los roles, las responsabilidades y las autoridades en la Organización.

La Compañía debe establecer una Política Ambiental acorde al propósito y al contexto analizados, que aúne los compromisos adquiridos.

4. Planificación del Sistema de Gestión

Debemos llevar a cabo la planificación de nuestra acción medioambiental en la organización.  Para ello tomaremos las acciones para tratar riesgos asociados con amenazas y oportunidades, y determinaremos los objetivos ambientales y la planificación para lograrlos.

5.   Apoyo

El soporte de las acciones ya planificadas lo realizaremos teniendo en cuenta:

  • Recursos. Definición, documentación y comunicación de  los distintos roles, responsabilidades, recursos y autoridad a las personas afectadas.
  • Competencias. Evaluación de las personas, educación y formación de las mismas y efectividad de las medidas tomadas.
  • Toma de conciencia. Conocimientos de los impactos ambientales de la organización y sensibilización ambiental de la plantilla
  • Comunicación. Establecimiento y mantenimiento de canales y procedimientos de comunicación tanto interna como externa.
  • Información documentada. Tanto para la imprescindible de la norma, como la útil para la empresa se debe crear, actualizar y controlar la información.

6. Operación

Se trata de la parte operacional de nuestro SGMA. Es el momento del establecimiento, implementación, control y mantenimiento de los procesos necesarios para mantenerlo. Debemos tener en cuenta hacerlo todo desde la perspectiva del “Ciclo de Vida”. También contaremos con la preparación y respuesta ante emergencias, actuando sobre todas las actividades, servicios y productos de la organización.

7. Evaluación del Desempeño en nuestro Sistema de Gestión

La norma lo define cómo el resultado medible del Sistema de Gestión Medioambiental relacionándolo con el control de los aspectos ambientales de una organización, con su base en la política, objetivos y metas.

Para una correcta evaluación será necesario llevar a cabo un proceso de seguimiento, medición, análisis y evaluación para posteriormente realizar una Auditoría Interna que será revisada por la Dirección de la organización.

8.  Mejora

Ahora que ya sabes cómo realizar un Sistema de Gestión Medioambiental, llega el momento de la mejora. Este es el momento en que la organización deberá determinar todas las oportunidades de mejora y poner en marcha las acciones necesarias para alcanzar los resultados esperados del SGMA.

“Mejora Continua”

La organización debe mejorar de forma continua la idoneidad, adecuación y eficacia de su SGMA para mejorar el Desempeño ambiental.

2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto