comer de tupper INESEM

Comer de tupper. ¿Como sano y seguro?

20/05/2016
Número de visualizaciones

Si al hecho de tener que comer en el trabajo, de tupper, se le añade la incomodidad, el tiempo escaso, una incorrecta conservación o cualquier otro contexto adverso, puede no disfrutarse el momento, y comer y no disfrutarlo, es un error.

Presenta una serie de inconvenientes para determinadas preparaciones, aunque para nada son todo inconvenientes, ya que al comer de tupper, comemos una cantidad prefijada con anterioridad, y además, se suelen evitar técnicas como los fritos y rebozados, lo cual, es toda una ventaja.

Desde el punto de vista de la seguridad de los alimentos, lo que más nos debe importar es cuidar la conservación de nuestra comida, manteniendo en todo momento un adecuada refrigeración (sobre todo de salsas y productos con huevo o leche). Por ello, es muy importante contar con el envase adecuado para cada contenido, que nos garantice que su uso diario no va a ser un problema de salud. Es necesario el uso de tupper que estén habilitados para su uso en microondas, que de manera equivocada, solemos pensar que todos son correctos. Por ello, es necesario comprar productos homologados y que nos proporcionen esta información. No todos los films transparentes soportan igual la temperatura, pudiendo transferir sustancias nocivas al alimento, aunque hay que añadir, que este tema, como comenté en semanas anteriores está muy desvirtualizado. Son necesarias también, otras características como que sean fáciles de limpiar y si son completamente herméticos, mejor.

Lasagna convenience meal in foil tray - tupper

Comer de tupper cada día te permite estructurar tu dieta semanalmente

Es conveniente que haya una preparación previa lo cual nos va a proporcionar, por un lado, evitar correr y acabar metiendo comida caliente al frigorífico (lo cual produce cambios en la textura de éstos que no son deseados), y por otro lado, esta preparación nos va llevar a conseguir una dieta sana y equilibrada. El hecho de comer cada día de fiambrera no va o no tiene porqué ir en detrimento de una correcta alimentación. Planificar toda la semana con antelación es la mejor medida para comprobar cuántas cantidades de cada tipo de alimento vamos a consumir de manera semanal.

Pero el fin de este post no es dar consejos nutricionales sino sanitarios, por lo que volvamos a la seguridad. Es primordial que durante la elaboración de nuestra comida evitemos una contaminación cruzada. Si usamos el tupper para descongelar un alimento, ése no deberá ser usado para albergar el contenido final si previamente no se ha limpiado y lavado. Igualmente debe tenerse esta consideración con los utensilios de cocina y no tocar con ellos un producto final si antes se manipuló uno crudo.

Otra advertencia importante es que jamás se deberá congelar un alimento descongelado y mucho menos las sobras de la oficina para días posteriores. Igualmente, los frigoríficos de nuestros comedores en el trabajo, no suelen estar controlados, por lo que es muy conveniente, de vez en cuando ver la temperatura que marca en el interior y en cada balda con el fin de detectar posibles fugas de frío. En el tema de las ensaladas y frutas, es mejor, no aderezarlas hasta el momento de su consumo para evitar ablandamiento y cambios de textura desagradables, así como la oxidación de la fruta por llevarla ya pelada, que podría además, convertirse en un buen caldo de cultivo para bacterias.

trazabilidad y tupper

Una correcta refrigeración es imprescindible para la conservación.

Y, ni que decir tiene, que cualquier alimento que se vaya a consumir en frío, no debe colocarse durante largos periodos de tiempo junto a productos calientes.

Como mi compañera comentó hace sólo unos días, un teclado de ordenador, puede tener más bacterias que habitantes su ciudad, por lo que, antes de sentarnos delante de nuestro tupper, es conveniente haber pasado primero por el baño para una correcta limpieza de las manos.

Por todo lo comentado anteriormente, comer fuera de casa puede ser tedioso, pero NO inseguro, desequilibrado o aburrido, con las medidas oportunas.

“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrar nuestra atención en la comida” -Luciano Pavarotti.

7+
Categorizado en: Calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto