Climatización de una nave industrial

¿Cómo llevar a cabo el proceso de climatización de una nave industrial?

Número de visualizaciones
20/03/2019

Dentro del campo de la climatización los técnicos cualificados en ocasiones nos encontramos con el reto de tener que realizar la climatización de una nave industrial, lo que conlleva una serie de complejidades a solventar.

En primer lugar nos encontramos con unos espacios abiertos grandes y diáfanos a climatizar lo que hace difícil decidir la colocación de equipos en lugares estratégicos.

A demás de cumplir con la normativa que le sea de aplicación como puede ser la expuesta en el Reglamento instalaciones térmicas en los edificios (RITE).

Por otra parte el hecho de existir ambientes muy grandes conlleva que sea complicado mantener una temperatura homogénea a lo largo de todo el recinto, incluso necesitando en ocasiones el uso de ventiladores para mover el aire tratado.

Veamos cómo podemos llevar a cabo estas instalaciones de climatización en un ambiente tan peculiar como es una nave industrial.

climatización de nave industrial

 

Climatización industrial

Para llevar a cabo una climatización de una nave industrial al igual que cualquier tipo de proyecto de climatización debemos partir por conocer las necesidades de climatización.

En este caso nos encontraremos con diversos campos de necesidades:

  • Climatización para mantener una atmósfera adecuada a los productos incluidos en la nave industrial como pueden ser: verduras, frutas, productos congelados, productos refrigerados.
  • Climatizar una nave en función de la actividad que se realiza en ellas como puede ser: trabajo de personal en condiciones físicas altas, procesos productivos con equipos que desprenden calor, instalaciones que prevalece el almacenaje de productos.

Otros aspectos fundamentales a tener en cuenta será:

  • Si toda la nave es homogénea o existen zonas puntuales con mayores necesidades de climatización.
  • La existencia puntual de cargas térmicas, como son máquinas y procesos productivos que producen calor.
  • La densidad de las instalaciones y los huecos abiertos a lo largo de toda la nave industrial
  • Los cerramientos de la nave industrial (paredes, suelos, techos) así como las condiciones climatológicas exteriores a lo largo del año.

Los huecos abiertos existentes, entradas y salidas que estén en constante uso y se encuentren abiertas al exterior.

Casos generales de climatización industrial

Hasta ahora con lo descrito nos hacemos una idea de que cada caso de climatizar una nave industrial por la cantidad de variables existentes se vuelve un caso único.

No obstante al enfrentarnos a la climatización de una nave industrial existen unas problemáticas principales a solventar.

  • Necesidad de una inversión inicial baja.
  • Requisito de un mantenimiento de equipos bajo.
  • Consumos de suministros energéticos bajo y una alta eficiencia.

Todas estas necesidades nos limitan a tener que utilizar una tecnología que se adapta correctamente como es el caso de los climatizadores evaporativos.

Los climatizadores evaporativos se adaptan adecuadamente a la climatización de una nave industrial pues la distribución se realiza por aire de modo que se puede además de climatizar, renovar el aire y tratar las condiciones adecuadas salubres del aire en el interior de la nave.

El proceso de climatización evaporativa utiliza el fenómeno de enfriamiento adiabático que ofrece una gran eficiencia, aportando gran cantidad de flujo tratado con un consumo energético muy bajo.

Si bien cada caso es particular y se debe estudiar de forma individual es recomendable unificar todo el equipo de climatizacion exterior en una zona compacta y optar por canalizar las salidas del aire tratado en varias zonas de la nave.

Consejos de esta índole y apoyo sobre las decisiones a tomar encontraremos en la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración.

En estos casos es de suma importancia un adecuado dimensionamiento de conductos y elementos auxiliares de distribución.

Difuminar el aire tratado

En muchas ocasiones nos encontraremos en la climatización de una nave industrial que esta contiene gran cantidad de instalaciones industriales y de procesos productivos que los limitaran el poder distribuir con conductos, por lo que tendremos que hacer uso de toberas.

Las toberas son elementos diseñados para la difusión de aire en grandes espacios gracias a su largo alcance y el control direccional que nos ofrecen.

Estas toberas son capaces de transformar la energía que tiene el fluido en forma de presión en energía cinética, lanzando un chorro de fluido proporcionando una difusión en espacios amplios.

 

Calefacción para naves industriales

Si bien lo habitual es climatizar una nave porque existen fuentes de calor, en ocasiones también encontraremos el caso de la climatización de una nave industrial que requiera la aportación de calor para mantener una temperatura adecuada en el interior.

Calefacción de distribución general

Puede ser el caso de naves industriales de exposición en las que acuden personal externo en visitas, como  exposiciones industriales de productos, talleres de reparación de vehículos, centros comerciales y públicos.

O simplemente se trata de un almacén de productos que requieren para su conservación unas temperaturas adecuadas.

Igualmente existen casos particulares en las que una nave industrial requiere de un sistema de calefacción adecuado como puede ser el caso de naves de cría de animales.

climatización de nave industrial

Para llevar a cabo una calefacción a nivel industrial  con unas necesidades de homogeneidad sigue siendo adecuada la tecnología de climatizador evaporativo por cubrir las necesidades con un proceso eficiente.

Calefacción focalizada

No obstante en este caso de climatizar naves industriales donde se requiere unos focos de calefacción en puntos concretos podemos plantearnos.

Por una parte llevar a cabo un sistema general mediante climatizadores evaporativos.

Y por otra parte apoyar en puntos concretos con equipos auxiliares a utilizar en ocasiones puntuales o de modo continuo pero en un punto concreto.

climatización de nave industrial

Estos elementos puntuales aunque tienen un consumo energético más elevado, conllevan una menor dimensión del sistema principal, de modo que la suma en conjunto resulta más beneficiosa.

A la vez que cumplimos los requisitos particulares de unos pocos elementos que requieren de unas condiciones particulares más específicas que el resto de elementos generales.

De este modo no resulta penalizado ni se despilfarra energía por las necesidades de unos pocos sobre el general.

 

Soluciones en casos particulares no generales

Hemos defendido el climatizador evaporativo como el sistema más ideal para la climatización de una nave industrial, pero no siempre será la solución óptima.

El climatizador evaporativo tiene una inercia lenta en los cambios de temperaturas, por lo que le cuesta mucho tiempo y consumo energético ineficaz en cambiar de una a otra temperatura.

Requisitos específicos de productos almacenados

Por tanto en la climatización de una nave industrial con requisitos de mantener unas temperaturas estáticas muy críticas o en el que haya variación de temperaturas a lo largo del tiempo no será la mejor solución.

Debemos ponernos en contacto con otros profesionales que nos puedan apoyar y guiar en nuestras decisiones y necesidades, como puede ser ponernos en contacto a través de portales del sector como Calor y Frio.

Pongamos como ejemplo una nave industrial climatizada para mantener verdura en su interior a unas temperaturas concretas para un mantenimiento óptimo.

Cuando existe una entrada masiva de producto que viene a una temperatura desfavorable el  llevarla a la temperatura de consigna mediante climatizadores evaporativos conlleva un tiempo elevado que puede ser poco prudente para el correcto mantenimiento de estos productos.

En estos casos se puede optar por sistemas agua/agua, en este caso la tecnología a utilizar se basa en enviar a los locales agua refrigerada / calentada y la unidad centralizada se refrigera mediante agua.

Uso de refrigerantes adecuados

Al tratarse de grandes instalaciones otro factor fundamental es el riesgo y peligros asociados a estas instalaciones, por lo que es común el uso de refrigerantes no contaminante como es el caso de la refrigeración con amoniaco.

Este sistema es el más eficiente energéticamente hablando, también suele ser el de mayor coste de inversión por lo que solo se utiliza en las ocasiones en que el tiempo de climatizar y llegar a la temperatura de consigna es muy crítico.

 

Consumo eficiente en climatización de una nave industrial

A lo largo de este texto hemos podido coger unas ideas fundamentales para la climatización de una nave industrial:

  • Las necesidades de las naves implican que los sistemas de climatización no deben ser voluminosos y podemos optar por el uso de toberas.
  • Los grandes consumos energéticos de estos sistemas hacen que nos decantemos por sistemas de gran eficacia para reducir al máximo el consumo energético necesario.

Por tanto la climatización de naves industriales de grandes espacios diáfanos es posible y los sistemas existentes consiguen los parámetros de confort con un consumo energético eficiente.

0
Categorizado en: Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto