Calefacción sostenible

Calefacción de bajo consumo ¿Cuál es la adecuada para cada tipo de hogar?

28/01/2021
Número de visualizaciones

Buscamos para nuestras viviendas un nivel de confort adecuado en temperatura para esas épocas más frías en las que estar calentitos en casa. Pero también buscamos paralelamente que el consumo energético sea moderado y no represente un coste desorbitado. La calefacción de bajo consumo responde con algunos conceptos básicos aplicados en la rehabilitación energética.

Son varios los sistemas de calefacción de bajo consumo y muy diferentes entre ellos. Cada uno tiene unas características singulares y depende de una instalación adecuada y el aprovechamiento de condiciones particulares para que su funcionamiento sea el que se espera.

Eligiendo adecuadamente una calefacción de bajo consumo contaremos con el nivel de confort deseado y con un ahorro energético. En suministros térmicos contamos con la calefacción junto con el agua caliente sanitaria y pretendemos conseguir un ahorro de agua caliente.

Una selección adecuada nos llevara a cumplir con el nivel de confort en temperatura y además otros beneficios como son: una reducción en las facturas de suministros (electricidad, gas, combustibles), y una reducción de emisiones de CO2 favoreciendo el medio ambiente.

Todo ello bajo las normativas actuales que promocionan el confort y ahorro energético, como el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios (RITE)

Veremos a continuación los distintos sistemas de calefacción de bajo consumo y describimos sus principales características para saber en qué casos será recomendable su uso.

Emisores térmicos de bajo consumo

Los emisores térmicos son equipos eléctricos habituales para la calefacción del hogar.

Estos equipos son modulares y existen en varios tamaños en función de las necesidades de las estacionas a calefactar, son móviles y no requiere de preinstalación pues solo requieren de una conexión eléctrica habituales en cualquier habitación.

emisores de calor de bajo consumo

Con la evolución de las tecnologías y la tendencia a la búsqueda del ahorro energético actualmente existen emisores térmicos para calefacción de bajo consumo.

Estos equipos utilizan tecnologías adecuada para optimizar y aprovechar adecuadamente el suministro eléctrico y convertirlo en calor.

Los diferentes tipos son:

  • De fluido: utilizan un fluido termo-conductor, guarda mas el calor y el fluido reparte de forma uniforme por todo el emisor.
  • Cerámicos: tienen mayor inercia debido a los materiales utilizados y son adecuados en aquellos usos prolongados en el tiempo por su mantenimiento del calor.
  • Secos: habitualmente de aluminio para un consumo optimo dan una homogeneidad más rápida y una mayor sensación de calor, adecuados para el uso en periodos cortos de tiempo.

Bombas de calor de bajo consumo

Las bombas de calor son equipos de calefacción de bajo consumo con un gran aprovechamiento energético pues de media consiguen con el consumo de 1KWh eléctrico obtener hasta 4KWh de energía térmica. Para comparar distintos equipos contamos parámetros como el rendimiento de las máquinas EER o COP.

Bombas de calor para el hogar

El consumo eléctrico de este sistema es mucho menor que los mencionados previamente emisores térmicos, lo que hacen de este una alternativa muy adecuada.

Como inconveniente requiere de una preinstalación, disposición de colocar equipos de considerada envergadura en el exterior, conexionado de tubos, y distribución de conductos en la vivienda.

Este tipo de sistemas se deben plantear desde el inicio en la construcción de un hogar o cuando se vaya a realizar una rehabilitación importante.

No obstante, actualmente existen soluciones con Split, colocando una unidad exterior y otra interior que en según qué características de la morfología de la vivienda puede requerir de una pequeña actuación para su implantación.

Estufas de Biomasa

Las estufas de biomasa son muy similares a las estufas de combustibles fósiles, pero en este caso utilizan biomasa considerada una fuente de energía renovable y ecológica.

Calefacción de biomasa

Actualmente la instalación de estas estufas es sencilla, solo se requiere del hueco adecuado para el equipo. Por lo que son de aplicación cuando se busca una calefacción de bajo consumo.

Suelen contar ya con compartimento adecuado para la biomasa y necesitaremos de un espacio extra para almacenar la biomasa. Estos detalles son los que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionarla para nuestro hogar.

Actualmente la adquisición de pellet como combustible de biomasa es cada vez mas habitual y lo encontramos fácilmente.

Suelo radiante

Este sistema es un sistema complementario a una caldera, en vez del uso de radiadores convencionales de agua, se utiliza la distribución a través del suelo de tuberías por las que se hacer circular el fluido térmico emitido por la caldera.

Calefacción en el suelo

Las calderas para utilizar pueden ser de las descritas previamente, pueden ser de gas o eléctricas y también se puede combinar con caldera de biomasa lo que uniría dos sistemas de calefacción de bajo consumo con los beneficios energéticos que conllevaría.

Todo ello aportaría a la mejora en búsqueda de medidas de ahorro energético en la calefacción del hogar.

Este sistema de suelo radiante compaginado con una caldera de calefacción de bajo consumo obtiene unos niveles de confort muy adecuados, pues el calor se inicia en el suelo y fluye hacia arriba en toda la habitación de forma natural.

Esta instalación debe estar dimensionada desde el inicio de la construcción de la vivienda o en la realización de una rehabilitación importante.

Calefacción por infrarrojos

La calefacción de bajo consumo por infrarrojos consiste en una tecnología muy distinta a las anteriores, basa en la propagación de ondas infrarrojas que nos aporta calor radiante.

La principal diferencia es que este sistema no necesita del aire para la transmisión, mientras los sistemas anteriores utilizan el aire y habitualmente debemos tener cerradas las habitaciones, este sisme no requiere de esta estanqueidad del aire.

Calefacción de infrarrojos

La calefacción infrarroja emite calor radiante que se acumula en suelos techos y paredes, y lo desprende lentamente consiguiente un fenómeno de envolvente templado.

La aplicación de este sistema se puede llevar a cabo tanto en interior como en exterior.

No se precisa de una instalación previa pues al igual que los emisores térmicos solo requieren de una conexión eléctrica.

En el caso de instalación en el interior de habitaciones requiere que los paneles de calefacción infrarroja se coloquen bien en pared o en techo para utilizar el resto de las paredes como conductores del calor.

Conclusiones de selección de calefacción en el hogar

Se han descrito distintas tecnologías incluso unas pueden ser complementarias de otras.

Un factor fundamental para la selección de una de estas calefacciones de bajo consumo es plantearnos si estamos ante una rehabilitación importante de la vivienda donde lleva a cabo instalaciones de envergadura o si queremos utilizar un sistema de poco impacto en el montaje y de instalación sencilla.

Otra condición fundamental para tener en cuenta será el tipo de energía a consumir y en función de si contamos con un suministro eléctrico y una tarifa eléctrica económica, o si contamos con suministro de gas o incluso una fuente adecuada económica de biomasa.

Son varios los sistemas descritos y cada uno de ellos se puede adaptar a las distintas necesidades de la vivienda, conociendo los beneficios e inconvenientes de la instalación podremos decidir en cada caso, siempre nos podemos apoyar en empresas e instaladores cualificados que nos asesoren, como ejemplo apoyarnos en los consejos de la Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración.

0
Categorizado en: Instalaciones y Mantenimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto