catástrofe

Bhopal: 30 años de la mayor catástrofe industrial de la historia

03/12/2014
Número de visualizaciones

Pasada la medianoche del día 2, en la madrugada del 3 de diciembre de 1984 la ciudad india de Bhopal, sufrió la mayor catástrofe industrial de la que se tiene noticia. De la planta de pesticidas de la Unión Carbide India, (propiedad del empresa norteamericana Union Carbide y del gobierno de la India), surgió una nube tóxica de 40 toneladas de gas isocianato de metilo, que rápidamente se extendió por los barrios de chabolas que rodeaban la fábrica. Al contacto con la atmosfera el isocianato se descompuso en varios gases extremadamente tóxicos, el peor de los cuales era el ácido cianhídrico, también llamado cianuro de hidrógeno.

ciudad de bhopal

Bhopal al día siguiente de la tragedia. Fotografía de Archivo. Autor desconocido.

Debido a su densidad, el cianuro de hidrógeno, se extendió a ras de suelo como una alfombra mortal a lo largo de los suburbios. La muerte por asfixia fue casi instantánea para todos los seres vivos que entraban en contacto con ella y entre ellos, unas cinco mil personas que no tuvieron tiempo de huir.

La evacuación de la ciudad fue un caos que agravó la situación, aumentando el número de víctimas en los accidentes que se dieron. Una semana después el número de fallecidos aumentó en al menos otras 12.000 personas, por los efectos directos del gas. Hoy día las cifras oficiales del gobierno de la India, sitúa el número de los fallecidos en 5.295. Por su parte las asociaciones de víctimas fijan la cifra en 23.000 muertos, más otras 33.000 personas con lesiones permanentes de gravedad y más de medio millón de afectados con secuelas de distinta índole.  Treinta años después, la tercera generación de niños descendientes de los afectados de la catástrofe, sigue teniendo una alta tasa de malformaciones y diferentes grados de discapacidad física y psíquica. Todo el entorno de la fábrica sigue contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados, que tardarán generaciones en desaparecer.

portada revista

Portada Revista Time Diciembre 1984. Propiedad Revista Time.

Las investigaciones que llevaron a cabo la compañía Union Carbide  y por el gobierno de la India (ambos propietarios de la fábrica), dieron lugar a varias teorías. La más “aceptada” es que no se tomaron las debidas precauciones durante las labores de limpieza y mantenimiento de la planta. El agua a presión utilizada durante la limpieza arrastraba cristales de cloruro sódico y restos de metales, que al entrar en contacto con el isocianato de de metilo, provocaron una fuerte reacción exotérmica, que por sobrepresión provocó la apertura de las válvulas de seguridad de los tanques, liberándose así el gas tóxico. Para ahorrar costes la empresa había desactivado el sistema de refrigeración de los tanques y el catalizador de gases.

En junio de 2010 (veintiséis años después), un tribunal indio condenó a ocho directivos de la empresa a dos años de prisión (sentencia que no cumplieron al pagar una fianza) y a la empresa a una multa de medio millón de rupias, unos 9.000 euros al cambio. Si, 9.000 euros, unos 39 céntimos de euro por cada fallecido por la nube tóxica.  Por su parte la empresa Dow Chemical (que absorbió a Union Carbide) pactó una compensación con el gobierno indio de 470 millones de dólares. Se indemnizó con unos 1.500 euros a los familiares de unos 10.000 fallecidos, al  resto de afectados, nada de nada.

La catástrofe de Bhopal, es el motivo de que hoy día 3 de diciembre se conmemore el Día Mundial del No Uso de Plaguicidas.

Por su parte, las victimas de Bhopal, las de entonces y las que han nacido después, siguen esperando y reclamando justicia de verdad. Lo más parecido, fue la creación de un centro de rehabilitación infantil, en las inmediaciones de la fábrica, por la ONG Chingari Trust. La fábrica, por cierto, fue abandonada por la empresa junto con las toneladas de compuestos tóxicos que almacenaba, que aún hoy siguen afectando a los suelos y a las aguas.

Para conocer más de la parte humana de la tragedia, recomendamos la lectura del libro Era Medianoche en Bhopal de Dominic Lapierre y Javier Moro, que como alguien dijo “es un grito de justicia en nombre de los cientos de miles de afectados de la catástrofe de Bhopal”.

0
Categorizado en: PRL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto