Técnicas de coaching empresarial

Mejores técnicas de coaching empresarial y cómo implantarlas

Número de visualizaciones
27/01/2020

En la actualidad, las empresas son cada vez más conocedoras de la importancia que tiene el coaching en la consecución de sus objetivos. En este artículo vamos a conocer las mejores técnicas de coaching empresarial, identificaremos los tipos de coaching más importantes y descubriremos los beneficios que aporta la implementación de estas herramientas en el ámbito empresarial.

¿Qué es el coaching?

Antes de conocer las principales técnicas del coaching empresarial, debemos ser conocedores del significado de algunos conceptos. Entre ellos, aquellos que nos van a ayudar a identificar a los sujetos intervinientes que participan en el proceso y en qué se consiste su implementación.

En primer lugar, definimos el coaching como la metodología que potencia las fortalezas y capacidades de las personas. Es un proceso orientando al cambio, a ver las cosas desde otra perspectiva, a crear un plan de acción que nos ayude a cumplir nuestros objetivos. Para conseguirlo, además de  realizar cambios positivos tenemos que acompañarlos con un entrenamiento constante que refuerce tanto el desarrollo personal como profesional.

Por consiguiente, el experto encargado de sacar el máximo rendimiento de cada una de las personas es el coach o entrenador. Para conseguirlo, trabaja potenciando las habilidades comunicativas y fomentando la motivación del coachee (persona “entrenada”).

Tipos de coaching

Del mismo modo, podemos diferenciar entre distintas tipologías de coaching según el área de actuación. Destacamos:

  • El coaching personal: su objetivo es buscar el bienestar de las personas en los diferentes ámbitos de su vida.
  • El coaching deportivo: se centra en la motivación, el desarrollo del deportista y el trabajo en equipo.
  • Coaching ontológico: su fin es mejorar la forma de expresarse y fortalecer las herramientas lingüísticas.
  • Coaching cognitivo: se trabajan los procesos mentales a través del entrenamiento de las funciones cognitivas.
  • También podemos destacar el, coaching sistémico: que considera que la persona es un elemento que forma parte de un sistema o varios interrelacionados entre sí. Todas las acciones provocan cambios en su entorno al igual que todo lo que pasa a su alrededor influye en su manera de actuar.
  • Del mismo modo, tenemos el, coaching con inteligencia emocional: este se basa en entender adecuadamente las emociones. La inteligencia emocional es  una herramienta útil para el autoconocimiento.
  • Coaching coercitivo: pretende cambiar a las persona a partir de técnicas de alto impacto emocional.
  • Coaching PNL: se basa de la Programación Neurolingüística para analizar como la persona interpreta la realidad y mediante su análisis modificar algunas conductas.
  • Y el coaching organizacional: orientado a la favorecer las relaciones entre los trabajadores y mejorar la productividad. Diferenciamos entre coaching ejecutivo y empresarial. El coaching ejecutivo está dirigido para los altos ejecutivos y se centra en el desarrollo del liderazgo y las habilidades de dirección. El coaching empresarial se centra en  la gestión del tiempo, el empoderamiento y las relaciones entre los trabajadores.

Nuestro fin va a ser aprender a utilizar las técnicas más importantes para aumentar la productividad de los trabajadores y conseguir un clima laboral óptimo. En consecuencia, nos vamos a centrar en el coaching empresarial.

Herramientas de coaching para empresas

En el ámbito empresarial podemos implementar una multitud de técnicas de coaching. La dificultad está en saber identificar la herramienta más adecuada. Para lograrlo debemos analizar las necesidades específicas de las personas y las organizaciones. Como resultado, los cambios que realicemos en los trabajadores van a influir en nuestra empresa. Cuando tengamos identificados los factores más importantes, elegiremos las herramientas que nos van a ayudar a conseguir nuestro fin. Las más utilizadas son:

SMART

Consiste en definir el objetivo que pretendemos alcanzar elaborando un plan de acción. Para lograr la meta propuesta, el objetivo debe cumplir las siguientes características:

S (specific), definir el objetivo perseguido desde el inicio. Cuanto más claro sea, más fácil será conseguirlo.

M (measurable), si no podemos medirlo no podremos saber si lo hemos logrado.  El objetivo tiene que ser medible para comprobar su evolución.

R (relevante), tenemos que creer en  el objetivo, ser lo suficientemente importante como para creer en él.

T (timely), tiene que existir un periodo de ejecución, si no ponemos fecha fin, siempre habrá cosas más urgentes que realizar.

Cuestionario previo

Método consistente en la formulación de preguntas que se responden antes de la sesión de coaching. Para elaborarlo correctamente tenemos que tener en cuenta el formato de las preguntas, el orden y la redacción. Cada pregunta debe estar relacionado con un tema que queremos analizar. Las respuestas nos van a ayudar a establecer el punto de partida y definir los objetivos que se van a perseguir

Reconocimiento del trabajo en equipo

Creer en la capacidad de los empleados y valorar el esfuerzo realizado hará que el grado de motivación crezca. Hay que hacerles partícipes de que su aportación es significativa para alcanzar la meta fijada. Este reconocimiento puede venir acompañado de un aumento de salario, flexibilidad horaria o días de descanso.

Feedback

Consiste en transmitir al grupo las acciones que están realizando correctamente y las que deben mejorar. Como consecuencia potenciaremos las fortalezas e identificaremos nuestras debilidades para mejorarlas. Está fundado en hechos pasados.

Feedforward

Es un ejercicio de brainstorming con el fin de que el sujeto encuentre respuestas mediante las sugerencias de sus compañeros. Se realiza en grupo y lo que se pretende es que se debata sobre la opción más conveniente a llevar a cabo.

¿Te atreves a poner en práctica la técnicas de coaching que has aprendido?

Todas estas técnicas no servirán de nada si no están acompañadas de un buen coach-líder capaz de ponerlas en práctica de forma eficaz. Si las estamos implementando de forma adecuada podremos ver como la relación con nuestros empleados se ve favorecida y se potencia el team building. Además podremos ser partícipes de otros múltiples beneficios como el compromiso de los empleados, su iniciativa y empoderamiento.

“¡El éxito es el resultado de las decisiones acertadas, las decisiones acertadas son el resultado de la experiencia y la experiencia suele ser resultado de las decisiones equivocadas!” 

Tony Robbins

1+
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto