Inesem - Todo sobre el Sistema CRETA

Todo sobre el Sistema CRETA

Número de visualizaciones
16/06/2014

Con el nuevo sistema para el Control de la Recaudación por Trabajador (CRETA), los TCs tienen los días contados. Este nuevo sistema se unirá a otras aplicaciones de obligado uso para la correcta gestión laboral, como son, por ejemplo: Delt@ y Contrat@.

La aplicación ha sido ideada por el gobierno con la intención de agilizar los pagos de las cotizaciones de los empleados a la seguridad social. A su vez, se intenta que haya una organización más eficiente y menos errores de los propios pagos. Para ello se ha procedido a la automatización de diversos procesos, buscando un mejor funcionamiento de esta obligación que tienen todas las empresas que tengan asalariados en su organización.

Su mecanismo de gestión será similar al que usa la Agencia Tributaria con los borradores para el Impuesto de la Renta de la Persona Física (IRPF), es decir, será la Tesorería General de la Seguridad Social la que en base a datos que dispone de los trabajadores de las empresas, la que enviará una especie de borrador para que sean los empleadores los que revisen y ratifiquen la exactitud de los datos para proceder a la liquidación de las respectivas cuotas a la seguridad social. Por lo cuál este funcionamiento rompe completamente con la manera de proceder de la actualidad, en la cuál, es el empresario el que elabora los conocidos TCs con la lista de cotizantes  y la correspondiente cuantía que tiene que pagar por cada uno de ellos a la seguridad social.

Uno de los principales aspectos positivos que ya se vislumbra con este sistema es la reducción de tareas administrativas por parte de las compañías, añadiendo que todo el proceso se realizará de manera telemática con la connotación positiva del gran ahorro de papel. Además, creo que una de las grandes mejoras de este sistema es que van a provocar menos errores a la hora de aplicar e interpretar ciertas bonificaciones y deducciones, siendo la propia Seguridad Social la encargada de ofrecer el planteamiento de las mismas. Como parte negativa, se ha de señalar que el sistema no será completamente automático para todos los casos, ya que existen situaciones en los que los datos salariales a tener en cuenta para la cotización de un trabajador pueden variar mensualmente(por ejemplo, horas extraordinarias), impidiendo que se pueda realizar un cálculo exacto de la cotización. En estos casos, deberá de aportar el empleador esta clase de datos variables.

Desde junio de 2014, iniciando un período progresivo de adaptación,  los departamentos de recursos humanos que así lo crean oportuno, ya pueden empezar a usar CRETA a modo de prueba, y de esta manera comenzar a acostumbrarse al cambio sustancial que se va a producir en la gestión y liquidación de cotizaciones. Sin embargo, no será hasta enero de 2015 cuando sea obligatorio el uso de esta herramienta para la liquidación de las cotizaciones de los asalariados a la seguridad social. En mi opinión, es tiempo suficiente para adaptarnos a este nuevo cambio. Que sus resultados sean tan efectivos como a simple vista parece, solo lo sabremos cuando los profesionales del ámbito laboral lo empiecen a usar en su día a día.

0
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto