Las mejores técnicas de planificación de proyectos

Descubre las mejores Técnicas de Planificación de Proyectos

Número de visualizaciones
22/10/2019

Sin lugar a dudas, uno de los puntos críticos de cualquier tipo de proyectos es la etapa de planificación del mismo. Los procesos que componen la etapa de planificación del cualquier proyecto, configuran el cuerpo principal de la Dirección y Gestión de Proyectos, ya que mediante estos procesos, se definen los objetivos y se planifican las acciones necesarias para alcanzar dichos objetivos. Las técnicas de planificación de proyectos, serían por tanto, todas aquellas herramientas que en el marco de la Gestión y Dirección de Proyectos permiten lo siguiente:

  • Especificar los objetivos del proyecto (definidos en el alcance del mismo).
  • Estructurarlo en actividades y tareas (mediante el Método EDP).
  • Establecer la secuencia, prioridades y dependencia (relaciones de precedencia) entre tareas. (Mediante Diagramas de Gantt).
  • Estimar la duración de dichas tareas. (Usando el Método PERT o el CPM).
  • Definir los recursos disponibles. (Usando el Método PERT o el CPM).
  • Definir el presupuesto admisible.

Antes de ver brevemente las técnicas específicas más utilizadas en la Planificación de Proyectos, es necesario hacer referencia al trabajo previo que hay que realizar con otros tipos de técnicas más generalistas. Estas técnicas no siendo exclusivas de la Gestión de Proyectos, son herramientas imprescindibles en la fase de planificación del mismo. Son muy útiles como actividades iniciales a llevar a cabo, para definir la estructura de las actividades del proyecto y la temporalidad de las mismas. Nos referimos al Método EDP y a los Diagramas de Gantt.

Estructura de Descomposición del Proyecto y Diagrama de Gantt

La Estructura de Descomposición del Proyecto (EDP) o Work Breakdown Sructure (WBS), es una técnica de descomposición funcional de las actividades y tareas del proyecto. Se plasma mediante un listado de tareas organizadas en forma de diagrama jerárquico en árbol.  

LA EDP, es muy útil para la definición y alcance del proyecto, al reducir la complejidad del mismo, mediante su descomposición en fragmentos.  Cada uno de estos fragmentos representa bloques de tareas o paquetes de trabajo. A su vez, cada bloque de tareas puede subdividirse en tantos niveles inferiores como sea necesario.

Por otra parte, para la temporalización de las tareas ya definidas, se pueden aplicar los Diagramas de Gantt. En estos gráficos de barras, se indican los plazos en los que deben comenzar y finalizar las tareas y su secuencia de desarrollo.

Hay que tener en cuenta que la Planificación de un Proyecto, y más si este es relativamente complejo, no puede basarse exclusivamente en este tipo de gráficos. Los Diagramas de Gantt ofrecen una excelente visión de conjunto del Plan de Ejecución de un proyecto y son una magnífica herramienta para disponer de una información inicial fiable. Pero es precisamente su simplicidad, la que impide que se puedan recoger los detalles más realistas y prácticos del proyecto. Para un mayor detalle en la planificación del proyecto es necesario por tanto, la utilización de herramientas específicas.

Técnicas de Planificación de Proyectos

Entre las técnicas específicas que permiten desarrollar el Plan y el Programa del Proyecto, de una manera realista y detallada, destacan dos: el método CPM y el método PERT. Ambas técnicas se desarrollaron casi al mismo tiempo, de manera paralela y además comparten metodología, al basarse las dos en la aplicación práctica de la Teoría de Grafos.  (Los grafos son las representaciones gráficas en las que los diferentes puntos de un conjunto, se relacionan entre sí mediante enlaces que, generalmente, están orientados en una dirección).

Critical Path Method (CPM)

Se fija en 1957 como el año de nacimiento del CPM. El gigante químico DuPont tenía la necesidad de mejorar los procedimientos de dirección de proyectos,  relacionados con la construcción de plantas químicas. En asociación con la Remington Rand Corporation, (creadora de algunos de los primeros ordenadores comerciales), desarrollaron el Método CPM.

Este método se basa en el desarrollo de una red de grafos, compuesta de nodos y de arcos, que establecen las relaciones entre estos. El CPM supone que cada actividad tiene una duración fija (hay que tener en cuenta, que su origen son proyectos de construcción). La experiencia acumulada en este tipo de proyectos, permite realizar estimaciones bastante precisas de la duración de las tareas. El CPM se basa por tanto en un enfoque determinista.

Este enfoque determinista, en el que cada tarea tiene una duración fija, permite establecer una correlación lineal entre el tiempo y el coste de realización de la tarea. En esencia el CPM pretende optimizar a la vez, el plazo y el coste del proyecto, por lo que el método debe usarse simultáneamente en la programación de recursos.

Program Evaluation and Review Technique (PERT)

En las mismas fechas, concretamente  en 1958 surge el Program Evaluation and Review Technique (Técnica de Evaluación y Revisión de Proyectos). En pleno desarrollo del proyecto POLARIS (desarrollo de submarinos capaces de portar y disparar misiles nucleares de largo alcance), la Oficina de Proyectos Especiales de la Marina de los Estados Unidos, desarrolló el famoso Método PERT. El éxito en su aplicación fue espectacular, ya que el PERT permite la optimización del tiempo de ejecución de cualquier tipo de proyecto.

El Método PERT también se basó en la Teoría de Grafos, (aunque hay autores que apuntan a que su origen se debió a filtraciones relacionadas con el desarrollo del Método CPM). En los gráficos PERT, cada uno de los nodos (vértices) representa una tarea del proyecto, que se conectan entre sí a través de arcos.  Cada arco une un nodo de origen y otro de destino. El conjunto se denomina Red del Proyecto y permite visualizar de manera gráfica, las distintas interrelaciones entre las distintas actividades del mismo.

 

La primera fase de aplicación del PERT es la dedicada al cálculo del tiempo total de ejecución del proyecto. Este tiempo total se calcula en función de los distintos tiempos, de cada una de las actividades que lo componen. Después del PERT-Tiempo, vendría la fase de PERT-Costes, en donde se calcula el coste directo del proyecto, en función del ritmo de ejecución de las actividades y de los recursos necesarios para realizarlas.

Si el Método PERT se aplica correctamente, se consiguen tres resultados esenciales para la ejecución del cualquier tipo de proyecto, que son:

  • El Camino Critico del proyecto.
  • La fecha de inicio más tardía, admisible para cada actividad.
  • La Holgura, o el margen disponible para cada actividad del proyecto.

Desarrollo del Método PERT

Después de iniciar el proceso general de planificación del proyecto, es decir generar una lista de actividades (con la EDP, por ejemplo); establecer las relaciones entre dichas actividades y estimar el tiempo de ejecución de cada una de ellas (con Diagramas de Gantt), es el momento de construir la red del proyecto usando el método PERT. Para ello hay que realizar las siguientes operaciones de manera secuencial:

  • Calcular el tiempo más próximo en que podría iniciarse cada actividad.
  • Calcular el tiempo mínimo de ejecución del proyecto, es decir el tiempo más próximo en que podría concluir la última actividad del proyecto.
  • Calcular el tiempo más lejano en que podría concluir cada actividad.
  • Estimar la holgura para cada suceso (inicio o fin de actividad).
  • Estimar la holgura para cada actividad.
  • Identificar el camino crítico.
  • Analizar el resultado con el fin de minimizar, si fuera posible, la duración determinada.

Después de desarrollar esta secuencia, se trataría de asignar recursos a cada actividad, calcular sus costes y finalmente definir cuáles son los hitos principales, para que se incluyan en el Plan del Proyecto. La gran diferencia entre el método PERT y el CPM, estriba en que el primero adopta un enfoque probabilista (no-determinista). El PERT, asume que los tiempos de actividad siguen variables aleatorias, con una distribución de probabilidad de tipo beta, definida por tres parámetros (las estimaciones optimista, pesimista y más probable). Esta diferencia en el enfoque se debe a que el PERT nació como una herramienta de planificación en un proyecto con un importante componente de I+D, y no como en el caso del CPM, con proyectos de construcción.

¡Atrévete a aplicar estas herramientas en tus proyectos!

Aunque lógicamente el desarrollo de aplicación de cada una de estas técnicas de planificación de proyectos, es algo más complejo de lo que hemos descrito en estas líneas, son técnicas muy intuitivas y relativamente fáciles de aplicar, una vez se adquiere la práctica necesaria.

Los resultados son representaciones gráficas de sencilla interpretación visual, que resultan esenciales para la correcta compresión, de todas las relaciones temporales y secuenciales,  que afectan a las actividades, elementos y recursos de un proyecto.

Categorizado en: Gestión de proyectos

1 Comentario

  1. Rosana Cosentino dice:

     Me pareció muy interesante ver la gran diferencia entre el método PERT y el CPM, y realmente los enlaces propuestos enriquecen el artículo. Comparto que el capital humano de la empresa sigue siendo su principal capital y valorar y maximizar el tiempo es poder alcanzar sus objetivos.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto