El sistema de la economía mundial

El sistema económico internacional visto desde otra perspectiva

01/11/2020
Número de visualizaciones

Se debe tener en cuenta que lo vivido hoy con la pandemia del COVID afectará al sistema económico internacional. Es algo de carácter, o como se diría en latín: sui generis. En este artículo de Paola Jara Ornelas y la coautora Giannina Sampieri Laguna, hacen un análisis del estado actual.

Pues no se tiene registro alguno de que a lo largo de la historia se haya enfrentado con diversas crisis simultáneamente. Como es obvio, una de estas es la crisis sanitaria que se experimenta en todos los países salvo unas pequeñas excepciones como Nueva Zelanda. Esto, aunado al virus SARS-Cov-2 provoca la enfermedad del ya muy famoso, COVID-19.

¿Qué pasa cuando un país tiene un inusualmente rápido crecimiento económico?

Algo que se debe recordar es que cuando una nación crece en un año 3% o más, quiere decir que se experimenta un crecimiento económico y que dicho país es un país desarrollado. Estados Unidos de América siempre ha servido de base para las demás economías en cuanto al crecimiento económico, y aunque este país no tendrá las mismas repercusiones en la caída del PIB, como lo tendrá México, sigue siendo preocupante para el gobierno estadounidense el encontrar la eficiente aplicación de diversas herramientas para que esta crisis se pueda afrontar en un corto plazo, y no al mediano que se tiene pensado (6 – 7 años).

Esta crisis afectará a 170 países aproximadamente, teniendo en cuenta que existen 194 países reconocidos por las Naciones Unidas.

La pandemia del Covid-19 trajo consigo un confinamiento de meses en el mundo, ocasionando un paro en la economía. El cierre de negocios Y empresas trajo un aumento exponencial en despidos y en un descenso histórico del consumo.

La pandemia está influyendo en la producción y precio del petróleo

Aunado a lo anterior, en abril de este año se tuvo una baja en el precio del petróleo sin precedentes, pues éste llego por primera vez en la historia a precios negativos. Aunque la pandemia del COVID-19 y el confinamiento tuvo fue parte de esta baja en los precios por el descenso exponencial en el consumo; hubieron otros factores que hicieron que esto sucediera, esto fue la guerra de precios que se había estado experimentando con los Países Productores de Petróleo, específicamente con la OPEP.

Gracias a la combinación de los dos factores antes mencionados, se tuvo un sobre inventario en el petróleo y el costo de almacenaje de hidrocarburos.  Dada su naturaleza y la infraestructura que se necesita para su almacenaje el coste de esto es muy elevado.

Crisis sanitaria  más crisis en el petróleo, igual a crisis económica mundial

Mencionadas las crisis en el sector salud y del petróleo, podemos pasar a la que se vivirá por más tiempo, y la que así como las otras dos,  es única en su tipo, pues no se tienen precedentes.

La crisis en el sistema económico internacional que ya estamos viviendo,  tuvo causa por el confinamiento y el descenso en el consumo, el cual en Estados Unidos  representa gran parte de su Producto Interno Bruto. Con ello la circulación de dinero, al desempleo ocasionado —sin mencionar las tasas de desempleo que ya se tenían en los países norteamericanos antes de esto pues en Estados Unidos estuvo situado en el 3.7% con un total de 5.8 millones de personas desempleadas,—, así como el creciente número de contagios y muertes probados por el COVID-19.

El resultado de las elecciones estadounidenses afectarán al sistema económico internacional

La situación de Estados Unidos es diferente a la de otros países de América, por las especulaciones que se han generado por las próximas elecciones.

Las políticas monetarias expansivas implementadas por Estados Unidos de América en la búsqueda de la reactivación de la economía mediante el incentivo al consumo a través de cheques otorgados a la población,  no han causado los resultados esperados, ya que la gente ha preferido ahorrar ese dinero, aún con las tasas de interés en casi 0%.

Un factor importante a tener presente es que el abuso en la implementación de políticas monetarias expansivas pueden aumentar la inflación. Las bajísimas tasas de interés que plantea Estados Unidos en un período indefinido, según lo dicho por Jerome Powell, así como las recientes declaraciones por él, donde mostró un desinterés por el control de la inflación en el país norteamericano, nos hace ver que si no se retoman medidas para estabilizar y controlar la inflación, esta podría sufrir un gran incremento en donde un país tan endeudado como lo son los Estados Unidos de América se “echarían la soga al cuello”. Podría con ello causar lo que muchos economistas han pronosticado: el derrocamiento de los Estados Unidos de América.

Esta crisis, es sui generis, ya que todos los Estados han sido víctimas. Pero sobre todo, ha dejado ver lo vulnerable y las deficiencias que se viven en diversos sectores, como el de salud, telecomunicaciones y logística. Los gobiernos podrían sacar de esto una oportunidad para empezar a invertir en los sectores más importantes que se dejaron ver a lo largo de esta pandemia y descartar a aquellos que no han sido fundamentales y que sin embargo los gobiernos han centrado su atención en apoyar.

Es el momento de explorar nuevos mercados y líneas de negocio

El dar prioridad a la economía o al confinamiento, puede traer consecuencias al otro. Es por ello que se necesita tener un balance, donde el gobierno garantice un servicio hospitalario de calidad, así como el contar con medicinas y un acceso rápido a la vacuna, para que se pueda reactivar la economía.

En esta parte, Estados Unidos de América tiene además de un gran reto una enorme posibilidad para retomar su puesto como hegemonía del sistema económico mundial, pues claramente es uno de los países que podrán proporcionar a sus habitantes un servicio hospitalario de calidad. Asimismo tendría ventaja exportando materiales y productos a otros países que los necesiten. Con ello además de crear relaciones comerciales internacionales, generará dependencia hacia ciertos productos.

Lo anterior también apoyaría a la reactivación económica del país, generando nuevos empleos y aumentando el consumo en E.E.U.U.A., el cual es pieza clave en el PIB estadounidense.

Respecto a las políticas, estas podrán sufrir un cambio de 180º si Joe Biden llega a la presidencia o bien, permanecer ceteris paribus si los estadounidenses reeligen a Donald Trump.

Sea cual sea el caso, será necesaria la implementación de herramientas y medidas en la política exterior, política fiscal y monetaria para que se dé una reactivación económica exitosa.

Agregando a lo anterior, es importante retomar lo mencionado por James Mattis en 2018. Respondiendo al comentario de Mike Pompeo, dice que se debe hacer lo posible para promover un orden internacional que favorezca a la seguridad, prosperidad y valores, lo cual se puede llevar a cabo con el fortalecimiento de la solidaridad de las alianzas estadounidenses con los demás países.

3+
Categorizado en: Comercio Internacional

2 Comentarios

  1. Luis dice:

    Excelente análisis para tener una visión clara de ver la economía internacional de otra perspectiva y las causas

    1+
  2. Enrique Sánchez dice:

    Me encanto el artículo!

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto