el rol de recursos humanos

Recursos Humanos. El rol en las empresas del futuro

Número de visualizaciones
21/11/2013

En época de cambios y crisis cabe esperar que también surjan cosas positivas y así, quizá no suene tan iluso pensar y desear que conforme pase el tiempo las relaciones humanas y los rol de Recursos Humanos vayan cogiendo más fuerza que los resultados a corto plazo de las empresas. Necesitamos reinventar las dinámicas de las empresas y sabemos cómo hacerlo, aunque hace falta voluntad y esfuerzo. La clave es tener confianza y fe en la importancia de cuidar e invertir en los Recursos Humanos, en las personas, y no dejar de creer cuando vienen mal dadas, que es lo que se ha comprobado en algunos casos cuando ha llegado la crisis.

Desmotivación en las empresas

Todo ello al hilo de que el miedo lo cambia todo hasta las buenas intenciones, y es por este motivo que se patenta que tenemos que empezar a creer en serio en que nuestro modelo tradicional jerárquico, desmotivador, poco o nada participativo, característico de las empresas españolas, no lleva a la creación de riqueza a largo plazo, sino a la desafección de los trabajadores. Dicha desafección y desmotivación conllevan falta de compromiso y productividad, que tan negativo impacto tienen en las cuentas de resultados de las organizaciones.

Cómo cambiar la situación: el rol de recursos humanos

Cuando los directivos y responsables de las empresas consigan aumentar su nivel de autoconfianza, podrán cambiar las estructuras y procesos de sus empresas, delegar en sus empleados más cualificados y anteponer la ética empresarial y el crecimiento a largo plazo, en contraposición al modelo predominante actual de la búsqueda del beneficio rápido a corto plazo, incluso a costa de la aniquilación de la empresa a medio o largo plazo.

El rol de los Recursos Humanos es esencial para implantar una cultura empresarial más humana, que favorezca una sociedad mejor, una mayor calidad de vida y una moral más auténtica, que evite en mayor medida la corrupción y deshonestidad de los integrantes de las organizaciones.

La realización personal como valor empresarial

La era de escuchar al trabajador  y apoyarlo en su realización personal y profesional no parece que haya llegado todavía, observando muchos de los comportamientos empresariales del momento. Hay importantes matices que diferencian los modos de ser y de actuar de las empresas, que evidencian que algunas más que otras consideran a los trabajadores como parte importante de la organización.

Nadie es imprescindible en una empresa y eso lo sabemos, pero hemos convertido esta evidencia en una máxima que se ha querido sacralizar, desprestigiando el valor del trabajador motivado, experto y con potencial, convirtiéndolo en un objeto del que se puede prescindir en cualquier momento. Sin embargo, no es así realmente, porque el trabajador preparado y que ha adquirido unas competencias y conocimientos en su puesto de trabajo, no es tan fácilmente sustituible como algunos jefes llegan a pensar. Al final, la empresa se resiente con una alta rotación del personal y se pierden  conocimientos e información muy valiosos.

Reinventar los modos de hacer las empresas

En una época del “todo vale” con tal de anteponer la economía a las personas, hay que reconocer que queda mucho por hacer para reinventar los modos de hacer de las empresas. El cambio de cultura que necesitamos va a encontrar muchos obstáculos, y es por ello que conviene que cada uno pongamos nuestro “granito de arena” para que la conciencia social y empresarial se imponga por encima de reticencias fundamentadas en modelos caducos, inoperantes y dañinos para el conjunto de la sociedad, tal y como hemos comprobado durante muchos años.

En definitiva, el rol de los responsables de Recursos Humanos en las empresas del futuro tienen ahora que afrontar los desafíos de la crisis y el cambio de paradigma y reorientar la cultura de la empresa hacia modelos más humanos y potenciadores, enfocados en el talento y la innovación. Tenemos la oportunidad de reinventar lo que no funciona en medio de la incertidumbre y el miedo que provoca la coyuntura actual. En palabras de John F. Kennedy:

“Los chinos usan dos pinceladas para escribir la palabra crisis. Una significa peligro y la otra significa oportunidad, por lo tanto en medio de una crisis, mantente atento al peligro sin perder de vista la oportunidad.”

1+
Categorizado en: Recursos Humanos

3 Comentarios

  1. Cecilia dice:

    La verdad el articulo es muy interesante, los de recursos humanos es verdad q tienen un papel muy importante hoy en día

    0
  2. Hola Patricia,

    En primer luga, agradecerte tu comentario. Como bien dices, en la selección tradicional lo que se evalúan son conocimientos y experiencias que muestran una serie de competencias para desempeñar las funciones de un puesto de trabajo, pero la capacidad de innovar, de aportar talento y de crear valor, no se considera por regla general.

    El papel de los responsables de Recursos Humanos es fundamental para que lo anterior cambie, aunque la reinvención tiene que venir de toda la organización para que resulte éxitosa. Desde mi punto de vista, las empresas tendrían que volver al patrón de valorar al trabajador como algo más que un recurso, y la sociedad en su conjunto tendría que aceptar que es necesario reinventarse, apostar por el aprendizaje, la mejora continua y el desarrollo personal.

    En cuanto a la vocación, estoy de acuerdo en que es un requisito para un profesional que verdaderamente desee realizarse en su trabajo y aportar talento. Es el momento ahora, ¿por qué no?, de que cada uno reflexione sobre qué quiere hacer con su vida en el aspecto profesional para después tomar acción consecuentemente.

    Saludos

    0
  3. El tan perseguido talento e innovación!.
    En la selección de personal de una empresa se considera las competencias del postulantes. Pero con eso sólo consigue que sepa hacer el trabajo que se le encomienda, pero no el aporte de talento e innovación.
    Una competencia ha sido adquirida a través de estudios o experiencia, pero el talento y la innovación es innato, viene con la vocación; de manera que todos tenemos talento e innovación para determinadas tareas o disciplinas.
    Si queremos talento e innovación hay que detectar la vocación, pero para ello hay que saber de vocación, cómo se expresa, como se diferencia de cualquier interés o hobbies.

    Todo esto lo hemos investigado por más de 20 años en personas que encontraron por sí mismas su vocación en la adolescencia, logrando encontrar un patrón común en este proceso. Con ello se ha creado las herramientas que conducen a la vocación y carrera u oficio.
    Un trabajo en línea, autónomo y gratuito. http://www.mi-carrera.com/EleccionDeCarrera.html

    mi-carrera.com
    Premio Iberoamericano a la Excelencia Educativa 2004
    Expertos en Educación del habla hispana en Google

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto