La pirámide invertida de Maslow: Un dardo envenenado

Pirámide Invertida de Maslow

24/03/2017

Ph.D en Marketing (AIU - USA). Diploma en Business y Management (Cambridge University -UK). Matemático, estadístico (Universidad Complutense Madrid). Más de 15 años de experiencia en el Marketing de clientes y el Management. Docente y conferenciante en universidades de España, Perú y Bolivia. Autor de varios libros: “Yo Marketing” 2012 y “Buen producto + Buen Servicio. Camino hacia la excelencia empresarial” y "Management de altura".

12+

Ver más artículos relacionados de Management e Innovación .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

3 Comentarios

  1. Ursula dice:

    Miguel Ángel, más que el caos. Lo importante desde  el conflicto entre la teoría y la estructura del concepto que por lo demás es claramente muy básico, sabemos que todos las teorías poseen ideas cuya  base se ampara en la a la observación de la conducta por un periodo determinado, el ser humano es impredecible, y sus necesidades cambian de acuerdo a la influenza de factores externas, y el movimiento del sistema el cual está inmerso. El desafío es crear un análisis desde la realidad actual, que pueda completar  al concepto, me parece desde la accion natural del ser humano debe ser capaz, hábil y aplicar su inteligencia, y saber utilizar el recurso de afiliación para lograr sus propósitos que lo llevaran  suplir sus necesidades de seguridad y fisiológicas. Si no situamos en la época del Neanderthal , vemos que aplicaban su astucia para poder sobrevivir. Entonces en conclusión la necesidad más importante del ser humano es la inteligencia.

    0

  2. Pablo Arribas dice:

    Vaya, qué buen artículo:En realidad estoy de acuerdo contigo y sobre todo en la necesidad que nos impone nuestro mundo de ir ascendiendo a veces a “cualquier precio”.Ahora bien, estando de acuerdo contigo (supongo que como muchos), ¿quién le pone el cascabel al gato y se hace conformista cuando sabemos que cuanto más asciendes mejor te admiran y respetan?.Saludos,

    0

    • Cristian Saavedra Hernández Cristian Saavedra Hernández dice:

      ¡Hola Pablo!

      Interesante reflexión. Es cierto que el sistema capitalista tiene un fuerte ingrediente de competición y así nos lo enseñan desde niños. Por ello, es crucial que desde la eduación se trabaje la autorealización acorde a una escala de valores sociales, personales y emocionales. El problema está cuando el éxito lo basamos únicamente en el factor laboral y económico, obviando el personal y social.

      Dar más valor del que tienen determinadas a determinadas cosas, e incluso llegar a la obsesión por ellas, nos resta libertad y capacidad de decisión por lo que cuando no se logran el índice de frustración se disparará. En este sentido, la autorrealización será dificil de lograr.

      Un saludo.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *