neuromarketing empresarial

Neuromarketing empresarial, la revolución del Siglo XXI

07/09/2015
Número de visualizaciones

El siglo XXI es el del cerebro. Los avances en neurociencia no han dejado de sorprender con el neuromarketing empresarial. Una técnica que se desarrolla a gran velocidad en este “mundillo” y que ha supuesto un cambio sin precedentes en el ámbito del marketing.

El Neuromarketing empresarial es utilizado en investigaciones de mercado y para analizar el comportamiento del consumidor en procesos como la toma de decisión, riesgos y recompensas en la realización de una compra e interacciones con el producto. Sus conclusiones provienen de técnicas experimentales, en las que se miden la actividad cerebral, el ritmo cardíaco o la respuesta galvánica de la piel. Se trata de un método científico que sirve para estudiar las sensaciones, las percepciones y los pensamientos conscientes e inconscientes.

Los campos que se ven afectados por las investigaciones en este ámbito, los encontramos en el diseño de productos y servicios, comunicaciones, precios, posicionamiento, branding, targeting, canales, ventas e inteligencia de mercado.

El estudio del funcionamiento del cerebro

El progreso en este campo permite a las empresas saber más sobre el funcionamiento del  cerebro de sus clientes, de modo que se obtiene una mayor precisión sobre sus preferencias. Esto facilita y mejora la gestión de recursos de un negocio. Podemos decir que se evitan gastos innecesarios y se ofrecen productos que realmente la sociedad desea. Supone una mejora en el bienestar social y se crean mercados más funcionales.

Los estudios de mercado tradicionales se apoyan en la información que el consumidor comunica. A diferencia del método científico, a través de herramientas más precisas, se evalúa lo que se piensa y se siente, es decir, no se intuye lo que el consumidor desea, sino que se gestiona una información profunda sobre lo que realmente desea.

¿Son fiables los resultados del neuromarketing?

Cuando se lleva a cabo una investigación del mercado a través de encuestas u otros métodos, en muchas ocasiones los datos obtenidos no se corresponden con la realidad. Este suceso tiene lugar ya que los consumidores pueden verse influenciados por muchas variables del entorno, como por ejemplo el ambiente, perdiendo así la fiabilidad de los resultados. Sin embargo, estos sucesos no tienen lugar cuando se realiza la medición sobre el propio estímulo que es causado en nuestro cerebro, lo que resulta casi imposible de manipular.

Las técnicas utilizadas alcanzan a la emoción, conciencia, percepción y atención, variables difícil de cuantificar hace relativamente escaso tiempo.  Gracias al neuromarketing empresarial y el estudio de estas variables, se optimizan los recursos y las técnicas publicitarias, se obtiene mejor conocimiento sobre la relación entre la mente y conducta de los  consumidores, y por último también se considera que disminuye el riesgo empresarial, dado que se desarrollan productos que cubren las necesidades del consumidor reduciendo así las posibilidades de rechazo.

Nuestro cerebro es un sistema muy complejo y del que aún se sabe muy poco, por lo que nos encontramos en las primeras etapas de un mercado aún sin descubrir, en el que el neuromarketing solamente ocupa un 1% de las técnicas de investigación de mercados. Sin duda, es un mercado en completa expansión en el que los pioneros serán quienes se conviertan en los verdaderos expertos de este sector.

A simple vista la formación en neuromarketing se ha disparado y son ya algunas las entidades que ofrecen programas formativos destinados al descubrimiento de ésta de técnica.

0
Categorizado en: Marketing y Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto