neurociencia

Neurociencia (también) en el departamento de recursos humanos

08/10/2015
Número de visualizaciones

“Somos criaturas sociales. Nuestra supervivencia depende de entender las acciones, intenciones y emociones de los demás. Las neuronas espejo nos permiten entender la mente de los demás, no sólo a través de un razonamiento conceptual, sino mediante la simulación directa. Sintiendo, no pensando”.
G. Rizzolatti. 

Cuando hablamos de neurociencia, no solemos atribuir sus beneficios a las áreas más “sociales” de las empresas. De hecho, si pensáramos en alguno de los principales beneficios que aporta la neurociencia al día a día de las organizaciones, no pensaríamos súbitamente en la mejora de alguna de las prácticas más importantes del departamento de recursos humanos, el plan de acogida de los nuevos trabajadores. Hemos de ser conscientes que una recepción adecuada puede marcar el nivel de desempeño de una persona dentro de un proyecto, por lo que es fundamental que se preste la máxima atención a esta etapa. La percepción acerca de la cultura empresarial del nuevo empleado, la fluidez comunicativa entre departamentos y jerarquías, o el sentimiento de pertenencia, cobran sentido en estos primeros pasos que una persona da en un nuevo entorno laboral.

Job Shadowing

Aquí es donde la neurociencia puede aportar una ayuda vital. Técnicas como el job shadowing están fundamentadas en estudios de la neurociencia. Recordemos que el job shadowing es la técnica mediante la cuál un trabajador dedica un período de tiempo determinado a la observación directa de un trabajador que realiza las mismas tareas para las que este se está formando. De ahí el término Job shadowing (observación del profesional), el trabajador en formación se convierte en una “sombra” de la persona que realiza las tareas, observando todos los detalles de las tareas a ejecutar y tomando nota acerca de todos los detalles que conforman la correcta ejecución de las necesidades del puesto de trabajo en cuestión.

La técnica se justifica con el funcionamiento de las neuronas espejo, las cuáles tienen como misión base la de reflejar aquella actividad que está siendo observada. De este modo, la nueva incorporación a la empresa, al contemplar la ejecución de ciertas tareas, está activando estas neuronas de su cerebro, dando pie a la activación de comportamientos imitativos y provocando que, de manera coetánea, su cerebro represente las mismas pautas para la realización de la tarea.

Cómo se aplica el Job shadowing

Si planteamos la aplicación del job shadowing en nuestra organización, sería conveniente tener en cuenta que:

  1. Debemos asegurarnos que la persona observada realiza las tareas de la forma estipulada para que la nueva incorporación no adquiera pautas erróneas.
  2. Establecer unos criterios para el feedback del observador.
  3. Priorizar las tareas clave, dejando las tareas rutinarias o no influyentes a la libre ejecución del nuevo trabajador. De esta forma no se coartará la creatividad y se potenciará la aplicación de nuevas técnicas que la persona podría traer consigo desde fuera de la organización.

Además del job shadowing, la neurociencia también puede aportar a otras áreas de los recursos humanos. La intervención de las neuronas espejo en la empatía y motivación, o los tests piscotécnicos con base neurocientífica, son ejemplos dignos a tener en cuenta para las futuras herramientas del departamento de recursos humanos.

0
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto