Mercados Bursátiles en tiempos de Covid

Mercados Bursátiles en Tiempos de Coronavirus

02/10/2020
Número de visualizaciones

Como bien sabemos la situación que está planteando el Covid-19 en el mundo está afectando no solo a nivel sanitario, sino repercutiendo de forma directa a la economía global. En el siguiente artículo vamos a realizar una valoración general de la situación sobre los mercados bursátiles en tiempos de Coronavirus.

Evolución general del mercado

A nivel general, al inicio de la enfermedad, se pudo observar un mayor impacto en el mercado chino. Pero también en el mercado estadounidense, donde Tesla  acababa de inaugurar una fábrica en su territorio teniendo una influencia negativa como consecuencia del virus.

Con su expansión, empezó a afectar de forma general a lo mercados globales. En este caso no se había apreciado una evolución tan negativa desde el referéndum británico como consecuencia del Brexit.

En pleno Covid-19, los únicos que "esquivaron" la crisis inicial han sido los gigantes tecnológicos, donde se ha podido observar como en el primer trimestre de 2020 las cinco empresas más importantes de este ámbito registraron un aumento de sus ingresos.

Solamente Apple dentro de ese ámbito ha sido la más afectada. No teniendo un aumento importante de sus ventas, pero sí un leve aumento del 1% de las ventas. En el otro extremo se hallaría Amazon, la cual ha tenido un aumento del 26% en su facturación.

Respecto a evoluciones negativas en el ámbito de las materias primas es destacable el petróleo. Pese a ser una de las commodities más comercializadas en el mundo, el petróleo inicio el año 2020 con bastantes problemas a raíz de las dificultades a la hora de entenderse entre las productoras.

Esta dificultad se trasladó al mes de febrero donde se produjo una bajada drástica  de los precios a causa directa de la presencia del Covid-19.

El confinamiento produjo una bajada abismal de las perspectivas de demanda y los vencimientos de los contratos de futuro. Esto provocó que nadie quisiera hacerse cargo de la recepción del petróleo comprometido en los contratos y por ello los futuros empezaron a reflejar negativos en sus precios.

En este aspecto, hemos podido comprobar, cómo, empresas consolidadas en su sector, las materias primas y demás productos se han visto perjudicadas en gran medida. Como consecuencia ha habido un desplome de su cotización en las bolsa hasta alcanzar de forma excepcional vale

Evolución de los activos Financieros

Centrándonos en la tipología, hemos podido comprobar una evolución excepcional de los activos en los mercados bursátiles en tiempos de Coronavirus.

  • Forex: Las divisas se han visto perjudicadas a causa directa de la bajada del turismo y el consumo. Esto se ha debido principalmente a los diferentes confinamientos llevados a cabo. En el caso del euro frente al dólar una de las expectativas era la subida del euro frente al mismos. La llegada del Covid- 19 ha supuesto este cumplimiento. En cuestión de tres meses el euro se ha incrementado en un 9% frente al dólar.
  • Índices: Los índices han tenido una afectación derivada del impacto del Covid, llegando a tener una reducción récord en su valoración.
  • Acciones: El valor de cotización de las acciones han tenido una reducción importante. Esto ha surgido por la bajada de la demanda de productos y servicios. Inclusive se ha podido apreciar una bajada de la operativa e inversión de la mismas, llegándose a prohibir en algunos casos las inversiones en corto por diversos reguladores. Solamente en el caso de grandes tecnológicas y farmacéuticas la afectación en el corto plazo ha sido prácticamente nulo.
  • Materias primas: En este caso el oro ha logrado una mayor volatilidad en su precio a medida que se preveía una inflación en los meses futuros. Respecto al petróleo, la no concordancia entre la oferta y la demanda ha llevado a la misma volatilidad.

Evolución de la bolsa

A nivel histórico, en concreto la Bolsa española nunca había visto una caída tan importante a excepción a la sufrida en la crisis del 2008. Fue en Marzo, en pleno confinamiento, cuando la bolsa de Madrid registró una caída de 3.000 puntos. Niveles que no alcanzaba desde el 2003.

Como consecuencia del contexto que se estaba generando, algunos países comenzaron a tomar medidas importantes en materia de política monetaria como por ejemplo Inglaterra que decidió bajar la tasa de interés de referencia bancaria e incluso inyectar liquidez en el mercado. En EEUU se anunció una inyección de liquidez para poder ayudar al sector financiero, las empresas y las familias.

Estas acciones entre otras lograron una perspectiva positiva en los inversionistas, quienes sintieron una mayor tranquilidad y como consecuencia los índices comenzaron a mejorar, pese a la previsión de la segunda ola.

A raíz de esto, los bancos centrales han estado implementando diferentes paquetes de incentivación con el objetivo de reducir el impacto de la pandemia en la economía. En este caso podemos observar como las diferentes caídas vinieron de un aumento de la rentabilidad en los bonos.

Con el Covid-19 la rentabilidad de los bonos en EEUU, Europa y Reino Unido han registrado mínimos a la par que los mercados bursátiles eran resentidos a causa del miedo que provocaba el posible contagio.

Escenarios posteriores al Covid

La rapidez de la aparición del virus junto a la falta de referente históricos y la posibilidad de nuevas oleadas ha provocado el surgimiento de incertidumbre.

En base a esto, muchos organismos están generando previsiones para el futuro. Esta estimación se genera en función de distintos escenarios, que contemplan tanto la aparición, como la no aparición de rebrotes.

Respecto a la previsión de la OCDE, España perdería una capacidad productiva del 11,1% y la recuperación se hallaría en el 7,5% en 2021. Esto sin considerar  nuevos rebrotes. Por otro lado, considerando rebrotes el PIB se reduciría en un 14,4% para aumentar un 5% en 2021.

Así España se convertiría en el país con una mayor tasa de desempleo situándose en e 21,8% desde una perspectiva positiva. Respecto a la visión negativa esta se hallaría en el 25,5%.

Con estos datos, la OCDE aconseja a los Estados a realizar un esfuerzo a nivel fiscal para paliar los efectos de las crisis y ayudar a la recuperación.

A nivel de inversiones es de vital importancia la psicología a tener en cuenta en la inversión, por lo que os recomiendo el siguiente artículo para en invertir en los mercados bursátiles en tiempos de coronavirus: La psicología del inversor.

Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto