mercados bull y bear

Mercados bursátiles: características del mercado Alcista y Bajista

06/11/2020
Número de visualizaciones

En el siguiente artículos vamos a analizar en que consiste un mercado Alcista y Bajista a través de la operativa y la psicología aplicable al inversor en los mercados bursátiles.

Tipos de Mercado

Podemos decir que el funcionamiento del mercado alcista y bajista es contrario. Los mercados alcistas hacen referencia a cuando la economía se está desempeñando correctamente. Algunos sucesos que se dan en este tipo de mercados son:

  • Existencia de un reducido desempleo.
  • El producto interior bruto (PIB) es elevado.
  • Las acciones incrementan su cotización.

Por otro lado los mercados bajistas, muestran una economía que no se está gestionando de forma adecuada. Algunas de sus características son

  • Un desempleo elevado.
  • PIB bajo.
  • Y dependiendo del sector un precio de cotización de las acciones reducido.

Con carácter general, los mercados alcistas suelen tener una mayor prolongación y poseen unos beneficios mas elevados que los que se pueden observar en un mercado bajista.

Sin embargo no solamente existen estos dos tipos de mercados, sino que también podemos encontrar una tercera opción conocida como lateral o sin tendencia.

En este aspecto para poder identificar en que tipo de mercado nos encontramos, una forma sencilla es a través de diferentes observaciones.

Para ello deberemos fijarnos en cómo van evolucionando las crestas y los valles en los gráficos. Si apreciamos que los mínimos son cada vez mas elevados significará que estamos en una tendencia alcista. Por el contrario, si observamos que los máximos tiene una tendencia a la baja significara que estamos en un mercado bajista. Estas serían las características básicas para identificar un mercado alcista y bajista.

A continuación vamos a profundizar sobre el desarrollo de ambos mercados.

Funcionamiento del mercado alcista o Bull Market

Una de las características principales del mercado alcista, es que los inversores suelen anticiparse en la compra de valores, con el objetivo de venderlos posteriormente cuando su precio aumente.

Por lo tanto esta acción se inicia cuando la operativa comienza con una orden de compra y finaliza realizando una venta.

Respecto al nombre de "bull market" viene a referir el concepto de "toro" donde se realiza una comparación con los inversores, haciendo referencia al movimiento que llevan a cabo los toros cuando atacan. En este caso se refieren a que cuando lo llevan a cabo lo hacen de arriba a abajo, que sería el movimiento que realizan los inversores en este mercado.

Mercados bajistas o Bear Market

En este sentido y al contrario que los mercados alcistas, en este tipo de mercado los inversores se anticipan a llevar a cabo la venta de sus valores, con el objetivo de recomprarlos cuando el precio se haya reducido lo suficiente.

Esta operación comenzaría con una orden de venta y finalizaría con una orden de compra.

Para llevar a cabo esta operación, el inversor pide prestado títulos sobre los que va a llevar a cabo la operación. A continuación una vez que los tiene lo vende en el mercado.

En este sentido para que la operación tenga rentabilidad, el valor del activo debe de reducirse lo sufrientes para recomprarlo más barato de la venta que llevo a cabo en un principio. De esta manera, cuando lo ha vuelto adquirir se lo devuelve al propietario con sus correspondientes intereses. De forma similar a si fuera un préstamo.

De forma similar a lo que ocurre con los mercados alcista, en los mercados bajistas son comparados con un animal. En concreto el oso. Así se dice que el oso cuando ataca lo hace con sus patas de arriba a abajo. De ahí el símil de vender a un precio, para comprarlo más barato.

Una vez observado la operativa en ambos mercados, podemos concluir que, como hemos comentado al inicio del artículo los mercados alcistas suelen tener una prolongación mayor que los bajistas. Esto se debe a que la tendencia al alza avanza con un carácter más progresivo, mientras que la tendencia a la baja suele ser de forma más rápida y agresiva.

Psicología del inversor según el mercado

Llegado el momento de la inversión, según en que mercado nos encontremos, podemos hallar diferentes tipos de inversores.

En la tendencia alcista, cuando el mercado se encuentra en una situación de expansión, el inversor suele tener una actividad compradora hacia los activos. En este sentido, el sentimiento alcanza una visión positiva conforme los precios logran un mayor precio de cotización.

Uno de los peligros que puede provocar esto es la posible formación de una burbuja. Cuando esto se produce los inversores suelen perder el dominio sobre las emociones y suelen tener la creencia de que el precio continuará subiendo.

Respecto al mercado bajista, los inversores ante una leve caída del precio, suelen pensar que volverá a subir. Conforme el precio siga bajando, el sentimiento del inversor se volverá negativo.

En ese momento los inversores se replantean la situación conduciéndoles a la fase de negación, donde muchos inversores mantendrán la posición a la espera de poder vender y tener la oportunidad de reducir pérdidas.

Por ello será necesario tener en cuenta algunos puntos importantes relacionados con la psicología del inversor.

Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto