marketing de micromomentos

Marketing de micromomentos, ¿una estrategia correcta?

Número de visualizaciones
21/12/2015

Generalmente, las empresas están acostumbradas a utilizar grandes eventos para hacer llegar su marca y sus productos a la mayor cantidad de consumidores posible. De hecho, en época navideña es cuando más podemos observar en nuestro día a día ejemplos de esta estrategia.

Sólo tenemos que fijarnos en las campanadas de fin de año. Se pagan cantidades astronómicas de euros para que un anuncio publicitario de unos pocos segundos sea el primer anuncio del año bajo la garantía de que ese anuncio va a ser visto por millones de personas.

Los grandes momentos son muy atractivos para cualquier empresa, ya que cualquier anuncio televisado en éstos llegará a audiencias masivas y poco habituales y además, obtendrán un nivel muy elevado de atención por parte de los espectadores.

Aunque no se trata de una estrategia incorrecta, no podemos afirmar ésta sea optima porque, aunque llegue a numerosas personas, la gran mayoría de ellas muy probablemente ni tan siquiera se trate de consumidores potenciales del producto anunciado ni pertenezcan al target objetivo.

El empleo ineficiente de recursos es más que evidente y más en una etapa en la que la personalización es la clave de toda empresa para lograr una ventaja competitiva frente a la competencia.

Los micromomentos

Las empresas ya disponen de canales muy dispares para llegar al consumidor y todo profesional debe ser capaz de reformular las estrategias comerciales de su negocio para aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado: ha llegado la etapa de los micromomentos.

Los micromomentos, tal como podemos deducir de su nombre, son momentos de poco alcance muy concretos que, abordados de forma correcta, pueden convertirse en una gran oportunidad para las marcas. El marketing de micromomentos no trata de llegar a grandes multitudes, todo lo contrario, trata de llegar al consumidor adecuado en el momento óptimo; ofrecer el mensaje correcto al consumidor específico, incrementando así la tasa de conversión.

El big data llega al marketing de micromomentos

La proliferación de las herramientas de big data y análisis de datos ha permitido obtener información cada vez más detallada y acertada sobre los consumidores, permitiendo identificar más eficientemente las oportunidades de negocio y los momentos exactos en los que llegar al consumidor puede suponer una venta o, incluso, una fidelización de los clientes.

Ejemplo de ello lo tenemos en Johnson&Johnson, que detectó un micromomento crucial que le había pasado completamente percibido. Con una investigación del comportamiento de su target objetivo, detectó que a altas horas de la madrugada (sobre las cuatro) se incrementaban los comentarios y las conversaciones en redes sociales de padres primerizos que no lograban que sus bebés se quedasen dormidos y pedían consejo.

Tras detectarlo e investigar en las conversaciones, ha creado contenido específico y relevante con consejos para esos padres que, además, estaban adaptados a la visualización a través de tablets y smartphones, los soportes más utilizados por éstos en los momentos de crisis con sus hijos.

Así, gracias a este marketing de micromomentos, Johnson&Johnson ha logrado posicionarse como una empresa de referencia para los padres primerizos y, gran parte de ellos, eligen sus productos para el cuidado de sus bebés.

Se trata exactamente de eso, de aprovechar estas nuevas estrategias de marketing para llegar al consumidor objetivo en el momento adecuado para materializar la venta en el menor tiempo posible y a través del canal o soporte más rápido y utilizado.

0
Categorizado en: Marketing y Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto