Imagen genérica del Canal Gestión Empresarial

Los inventos comerciales más curiosos de Japón

Número de visualizaciones

POR

Antonio Terrón Barroso
Diplomado en Turismo (UGR, 2005), Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas (UOC, 2009) y en Traducción e Interpretación: inglés (lengua b) y francés (lengua c) (UGR, 2013). Máster Oficial en Marketing y en Formación del Profesorado (URJC, 2010). Actualmente imparto docencia en la sección de español del Departamento de Lenguas, Literaturas y Culturas de la Universidad de Massachusetts Amherst como profesor asociado (Graduate Teaching Associate) mientras realizo una estancia de investigación dentro del Programa de Doctorado de Lingüística Hispana del mismo departamento. Cuento con más de cinco años de experiencia profesional desarrollada en España, Reino Unido y Mónaco en los campos de la docencia, la comunicación, el comercio y la hostelería. Mis intereses investigadores giran alrededor de la interculturalidad, la comunicación multilingüe, la imagología, los idiomas, el análisis crítico del discurso y sus implicaciones en la actividad económica.

En las diferencias de origen cultural o social entre los consumidores de unas zonas y otras se basa la segmentación y la investigación de mercados, dos técnicas que permiten a las empresas poder ofrecer a sus clientes productos o servicios que se adapten a sus necesidades o cumplan con sus expectativas.

Te presentamos, a continuación, algunos productos que se comercializan o comercializaron en Japón y que sería inviable vender en Europa, para ilustrar con ellos como la sociedad y la cultura en la que vivimos pueden modificar nuestros gustos y, en consecuencia, nuestros hábitos de consumo, hasta límites insospechados.

Cafeterías para acariciar mascotas. El reducido tamaño de los apartamentos de las ciudades niponas, así como las restricciones de los contratos de alquiler para que accedan animales de compañía, han hecho que en los últimos años afloren las cafeterías y bares que cuentan con personal “gatuno” y “perruno” para que sus clientes puedan acariciarlos mientras se toman un café o un refresco.

Redondeador de ojos a base de pegamento. Se trata de una de las últimas tendencias en maquillaje para “occidentalizar” los ojos de las asiáticas. El producto se aplica en la parte superior del párpado y reduce el característico pliegue que rasga el ojo de los asiáticos, pegándolo a la parte superior de la cavidad ocular. Podrás ver su aplicación y el resultado final en el siguiente vídeo.

Máquinas expendedoras de ropa interior usada. Aunque se declararon ilegales en 1993, disfrutaron de una gran popularidad en el país nipón y, todavía, a día de hoy, siguen apareciendo en cientos de páginas de Internet como uno de los inventos más bizarros de la historia del hombre.

Peluches “Pee and Poo”. Aunque la empresa que los fabrica es sueca, Japón se ha convertido en el principal mercado de estos dos peluches infantiles, sólo aptos para amantes de la escatología.

¿Te han sorprendido estas ideas comerciales? ¿Las conocías? ¿Crees que funcionarían en Europa? ¿Por qué?

Déjanos un comentario. ¡Tu opinión nos interesa!

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto