Lean Manufacturing

Lean Manufacturing como método de maximización de valor

Número de visualizaciones
05/10/2018

El actual entorno empresarial  resulta ser cada vez más competitivo. La globalización como proceso económico, tecnológico, político, social y empresarial ha ocasionado este aumento de competitividad. Un hecho que ha resultado  ser muy beneficioso para el consumidor, debido a que las empresas destinan mayores esfuerzos para mejorar sus productos y servicios. Y conseguir así no encontrarse en últimas posiciones en la innovación de productos y servicios.

Cuando un autónomo o empleado de una empresa, comienza este  “camino”. Quiere obtener la máxima rentabilidad empresarial y conseguir alcanzar los objetivos preestablecidos. Pero no resulta ser una tarea nada sencilla. Una empresa resulta ser rentable cuando controla y reduce al máximo sus desperdicios ya que estos; impactan en la actividad diaria de la empresa y pueden dificultar la consecución de los objetivos.

Es aquí, cuando aparece el concepto de Lean Manufacturing, como filosofía de trabajo para mejorar la rentabilidad de la empresa. ¿Quieres conocer que es el Lean Manufacturing y sus aspectos más importantes? ¡Este artículo es para ti! Te aseguro que no resultará ser un “desperdicio” seguir leyendo.

¿Qué es Lean Manufacturing?

El Lean Manufacturing  como modelo de gestión, está enfocado en la creación de flujo para entregar el máximo de valor a los clientes. Para conseguir esta maximización del servicio, se utiliza la mínima cantidad de recursos. Tenemos que emplear los recursos necesarios para realizar eficazmente estas tareas de Lean Manufacturing.

Se trata de una filosofía de trabajo que radica en la premisa de que “todo puede hacerse mejor” y con los recursos necesarios. Para seguir esta filosofía, resulta  necesario que se realice una búsqueda continua de oportunidades de mejora.

En conclusión y para seguir avanzando en los conocimientos de esta filosofía de trabajo. El Lean Manufacturing puede definirse como una filosofía de producción que recoge un conjunto de técnicas. Estas nos facilitan el diseño de un sistema eficiente, debido a que seremos capaces de producir y suministrar en función a nuestra demanda. Pero siempre sin olvidar la premisa “con los recursos necesarios” es decir, con los mínimos costes para disponer de una empresa realmente competitiva en su sector.

¿Qué es un desperdicio? ¿Cuáles son los desperdicios más comunes?

Al comienzo del presente artículo, hemos visto la fuerte relación que existía entre desperdicio y Lean Manufacturing. ¿Pero realmente serías capaz de identificar un desperdicio en tu empresa?

Por si no eras conocedor de lo que es este concepto. Los desperdicios son todos aquellos recursos que no han sido aprovechados para realizar un producto u ofrecer un servicio.  Los desperdicios más comunes son los siguientes:

  • Exceso de producción. Producir más de lo que nuestra demanda necesita, puede llevar a incurrir en costes adicionales. Ocasionados por la gestión de este exceso de inventario.
  • Incurrir en costes adicionales innecesarios por el envió de determinados productos o materia prima para la fabricación de nuestros productos. Este hecho hace que no se consiga la filosofía de trabajo del Lean Manufacturing.
  • La sobreproducción mencionada anteriormente, ocasiona que tengamos un exceso de inventario. Por tanto, se incurre en gastos innecesarios para gestionar el espacio y por lo tanto disponemos de espacio desaprovechado.
  • Defectos o errores. Durante el proceso de producción de bienes y servicios, pueden surgir errores que nos ocasionen incurrir en costes y tiempo de reparación de los mismos. Siendo este hecho una “pérdida de tiempo”
  • Organización interna. Es necesario que la empresa disponga de un buen sistema de comunicación interna, para que no se incurra en problemas de comunicación interna.
  • Activo humano. Existen ocasiones en las cuales no se aprovecha el talento que disponen algunos empleados. Debemos saber aprovechar las técnicas y conocimientos que nos ofrecen nuestros empleados. Ya que se trata de una oportunidad de innovación y de eficiencia del sistema.

Principios básicos del Lean Manufacturing.

Al tratarse de una filosofía de trabajo, el Lean Manufacturing dispone de unos principios básicos. Estos resultan ser de obligado cumplimiento para su correcto funcionamiento. El primer principio es aquel basado en los “cero defectos”.  Se debe conseguir tratar de identificar los problemas que puedan surgir y darle una solución en el origen.

En segundo lugar, tenemos que reducir el derroche. El fin último es maximizar el valor ofrecido a nuestros clientes, por lo que tenemos que eliminar aquellas actividades que no agregan valor al producto.

Cualquier organización que desee aplicar el Lean Manufacturing, tienen que apoyarse en las estrategias Pull. Estas estrategias  se relacionan con la comunicación. Debido a que su principal finalidad es atraer el consumidor hacia los productos y servicios ofrecidos. Con este tipo de estrategias, podemos estimar la demanda que pueden sufrir nuestros productos o servicios y así producir en función a la demanda estimada y evitar por tanto, estos gastos de recursos innecesarios.

Por otra parte, es necesario disponer de la mejor relación con los proveedores. Evitaremos incurrir en costes ocasionados por un mal acuerdo con nuestros proveedores. Ya que podemos compartir  riesgos y así poder minimizarse con la participación de estos sujetos.

En conclusión y como reflexión final. Considero como aspecto más importante y básico  para implantar el Lean Manufacturing. Que la empresa tiene que ver que al cliente se le ofrece una solución a su problema. No tiene que buscar vender nuestros productos o servicios sino ofrecer una solución a su problema (demanda). Rentabilizando al máximo la entrega de valor.

Ahora vamos a hablaros de Framework y CMS, ¿por qué? Muy fácil, el Lean Manufacting requiere de la implementación de un Framework o un CMS. Y por eso es conveniente que se sepa la distinción entre ambos.

No te confundas: un Framework no es un CMS

Cuando hablamos de Framenwork y CMS quizás empieces a perderte, por eso vamos a explicar este concepto de forma que todo el mundo pueda llegar a entenderlo. De todas formas, si quieres entrar más en este tema, te recomendamos el artículo escrito por nuestro experto en ingeniería informática de sistema, el cual te da las claves para la diferenciación de estos dos conceptos.

¿Qué es un Framework?

Buscando la simpleza y por tanto, que comprendan de manera correcta este concepto que puede resultar algo difícil de entender. Se trata básicamente de un esquema para el desarrollo y/o implementación de una aplicación. Puede que resulte ser una definición algo genérica y no técnica. Pero su fin último, es recoger las diferentes herramientas que nos permitan trabajar de manera sencilla.

¿Qué es un CMS?

Es un programa informático que permite crear una estructura. ¿A qué estructura se refiere? La respuesta es el Framework que hemos mencionado anteriormente. Esta estructura  sirve para la creación y administración de contenidos, principalmente en páginas web.

Hemos visto como el Lean Manufacturing busca entregar el máximo de valor a los clientes. Y para implementar esta filosofía de trabajo, resulta necesario crear tu propio código informático para la gestión empresarial. Es por este motivo, por el cual vamos a conocer en mayor profundidad el concepto de Framework. Sin embargo como método alternativo, encontramos  el CMS. Como Sistema de Gestión de Contenidos, que ayudará la creación de valor a nuestros clientes a igual que el Framework, pero utilizando un lenguaje mucho más sencillo.  A continuación, realizaremos un estudio de ambos conceptos y conoceremos su utilización en el ámbito empresarial.

¿Empieza a implementar en tu empresa Lean Manufacturing?

Existen  ventajas y desventajas al utilizar estas dos herramientas. Pero es cierto, que cada una de ellas cumple una función concreta. Por lo que es necesario que veas cuáles son tus objetivos y cual sería por tanto; la mejor herramienta para tales objetivos. Ya depende de la experiencia del usuario, sus conocimientos o el diseño que busque… ¿Cual crees que es la mejor herramienta para ti?

En conclusión, mediante la implantación de esta filosofía de trabajo conseguiremos que nuestra empresa sea rentable. Conseguiremos cumplir con las especificaciones del cliente en calidad, coste y plazo de entrega, maximizando el beneficio.

Los nuevos consumidores demandan cada vez más a las empresas esta maximización del valor. Lo que hace que las empresas tengan que estar en constante innovación, para alcanzar los primeros puestos competitivos del mercado.

La cultura del Lean Manufacturing garantiza resultados ya evidenciados en la industria de fabricantes de automóviles y de bienes de consumo. Con una mejor gestión de los recursos internos. ¿A qué esperas a introducir el  Lean Manufacturing en tu empresa? Desde INESEM ya te hemos dado las claves.

1+
Categorizado en: Dirección de Operaciones y Logística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto