competencia de recursos humanos

Las competencias claves del responsable de recursos humanos

Número de visualizaciones
30/08/2013

Como ya sabéis, tanto las empresas como el entorno en el que se desenvuelven han evolucionado vertiginosamente en las últimas décadas. La internacionalización, la velocidad de cambio de las nuevas tecnologías, los constantes cambios de tendencias, entre otros, son factores que han obligado a las empresas a generar una capacidad de adaptación al cambio para poder sobrevivir. Lo mismo ha pasado por los departamentos internos, como las competencias de recursos humanos que han vivido cambios profundos en los últimos años. En estas nuevas circunstancias, la función desempeñada por el Departamento de Recursos Humanos se ha visto en auge, pasando de ser considerado un tradicional departamento de gastos a un potencial socio estratégico del negocio. Las empresas necesitan ser competitivas, y la excelente gestión de personas se está convirtiendo en una auténtica ventaja competitiva sostenible. Pero, ¿Cuáles son las competencias de recursos humanos?

Cuál es el objetivo del departamento de recursos humanos

Se trata de sacar el máximo potencial de todas y cada una de las personas que forman la organización, obteniendo resultados extraordinarios. Para ello, contar una plantilla comprometida y motivada es fundamental, así como unas buenas políticas de atracción y retención del talento.
Hace unos días, un importante periódico digital de recursos humanos publicaba una entrada acerca de las Siete competencias críticas de un Director de RRHH excepcional. Teniéndolo como base y aportando mi granito de arena, me gustaría plantear qué competencias debe tener hoy día un excepcional Responsable de RRHH.

Las competencia de recursos humanos

  • Conocedor del negocio: preocuparse por el funcionamiento global del negocio, saber cómo cada persona puede aportar valor desde su posición en la empresa. Para ello es necesario estar en contacto permanente con las personas, saber escucharlas e involucrarse en la empresa en vez de estar aislado en un despacho.
  • Ser socio estratégico: la estrategia de recursos humanos tiene que estar vinculada a la estrategia global de la empresa, vinculando a las personas con los resultados. No es suficiente con cumplir, hay que aportar valor al negocio. Cada vez hay mayor presencia de responsables de RRHH en Comités Directivos.
  • Gestión del cambio: no se trata de estar realizando cambios constantemente, pero sí de saber adaptarse y adelantarse a las nuevas necesidades que vayan surgiendo y contar con una plantilla flexible para hacer frente a dichas necesidades. La motivación y el compromiso vuelven a ser fundamentales para mover a las personas hacia estos nuevos retos y objetivos.
  • Ser asesor de confianza: tanto de la parte alta como de la baja de la organización. Por un lado, se posiciona como asesor de los directivos de línea, ya que éstos son también gestores de personas (más información aquí). Y por otro lado, es la conexión entre ambas partes de la organización, siendo el referente de confianza de los empleados. El objetivo es conseguir lo mejor de cada persona.
  • Resolución de conflictos: esa posición intermedia mencionada anteriormente le posiciona en el epicentro de la resolución de numerosos conflictos, teniendo que tener capacidad para gestionarlos de la manera más satisfactoria posible para ambas partes.
  • Ser resiliente: más aún en momentos difíciles, la resiliencia se convierte en un pilar fundamental. Tiene que ser una persona que sepa resolver y sobreponerse ante cualquier situación o problema que se presente en el día a día de la organización y salir fortalecido.
  • Ser un ejemplo: debe ser un fiel reflejo de la cultura de la empresa, de los valores que quiere que su equipo comparta. Se tiene que convertir en un referente, una persona cercana y abierta, dispuesta a la mejora continúa de las personas y de la organización.

La lista puede hacerse tan extensa como uno desee, ya que las competencias necesarias son muy numerosas y diversas: trabajo en equipo, comunicación, y un largo etcétera.
Al fin y al cabo, de lo que se trata es de conocer lo mejor posible tanto el negocio como a las personas que forman parte de él, logrando resultados extraordinarios que permitan la consecución de la estrategia y de los objetivos tanto organizacionales como personales.

2+
Categorizado en: Recursos Humanos

1 Comentario

  1. Soraira Coromoto Perez dice:

    Excelente la informacion muy sen

     

     

    Excelente la información muy sintetizada y apegada a la realidad.

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto