Imagen genérica del Canal Gestión Empresarial

Las compañías low-cost conquistan el mundo

Número de visualizaciones
24/10/2012

El transporte aéreo español ha experimentado cambios muy drásticos desde que en los en 1997 se liberalizase.  Unos años después y como consecuencia de este hecho comenzaron a entrar en este mercado las compañías aéreas de bajo coste o “low cost”. Son aerolíneas que generalmente ofrecen precios bajos a cambio de eliminar muchos de los servicios tradicionalmente ofrecidos a bordo a los pasajeros o de que su pago sea considerado como un extra. Comenzaron a operar en Estados Unidos antes de extenderse por Europa desde donde después saltaron al resto del mundo.

Diferenciación de las compañías tradicionales

Las compañías aéreas tradicionales vinculadas a sus países de origen, como IberiaBritish Airways o Air France, por citar algunos ejemplos, se vieron obligadas a desarrollar nuevas estrategias competitivas que le permitieran adaptarse a la revolución que supuso para su mercado la aparición de compañías de bajo coste. No podían permitirse entrar en la guerra de precios en la que se basaba la competencia entre compañías low-cost así que optaron por la diferenciación en el servicio que ofrecían con tácticas como una menor limitación de peso del equipaje que el pasajero puede facturar, descuentos y promociones para pasajeros regulares, mayor comodidad a bordo con asientos más amplios, menos masificaciones, embarques rápidos, etc.

Reestructuración en los aeropuertos

Cabe destacar también que las compañías de bajo coste están originando cambios en los aeropuertos, sobre todo en los secundarios. En el caso concreto de España, aunque podría generalizarse a toda Europa, el espectacular crecimiento en el número de pasajeros que vuelan en low-cost ha supuesto el resurgimiento de los aeropuertos situados en núcleos urbanos de tamaño medio o situados cerca de grandes ciudades como los de Girona, Murcia, Valladolid, Reus, Santander, Alicante, Málaga y Valencia entre otros.

Sin duda los dos ejemplos de compañías europeas de bajo coste más asentados en el mercado son la británica easyJet y la irlandesa Ryanair, que desde su nacimiento en 1991 y 1985 respectivamente no han parado de crecer. Otros ejemplos, en este caso españoles, son la desaparecida Clickair, Vueling, Volotea, Hellit o Hispania Airways, que empezará a operar en diciembre.

0
Categorizado en: Comercio Internacional

2 Comentarios

  1. Muchas gracias por compartir con nosotros tu opinión tibuo11. Creo que tienes razón en que las compañías low-cost han hecho que los vuelos estén al alcance de casi cualquier persona, cosa que antes no ocurría. No obstante, me parece que muchas veces se sacrifican quizás la calidad del servicio y la seguridad para poder ofrecer precios competitivos y margenes de beneficio aceptables para las compañías que operar este tipo de vuelos. Ya escribimos sobre este tema en este post “Ryanair:¿sin combustible y a lo loco?

    Saludos

    0
  2. tibuo11 dice:

    Creo que la aparición de estas compañía low-cost ha sido muy importante para los consumidores. Esta aparición ha hecho que las compañias ya existentes, ofrezcan nuevos servicios que anteriormente no ofrecían. De esta manera, el gran beneficiado es el consumidor, puesto que tiene un abánico mayor a la hora de elegír la oferta que más satisafaga sus necesidades.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto