empresas low cost

Empresas low cost: claves del éxito

Número de visualizaciones

POR

Ester Chicano Tejada
EDUCACIÓN:
  • Máster en Asesoría Fiscal de Empresas por el Centro de Estudios Fiscales.
  • Licenciada en Administración y Dirección de Empresas en la Universitat Autònoma de Barcelona.
EXPERIENCIA:
  • Profesora del Departamento de Administración y Gestión Empresarial de INESEM Business School.
  • Asesora fiscal y contable en despacho de abogados.
ESCRIBE SOBRE:

Marketing • Empresa • Contabilidad • Finanzas

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y especializada en Asesoría Fiscal. Profesora de INESEM y colaboradora en la Tribuna fiscal y Laboral de INEAF. Interesada especialmente en tendencias empresariales punteras y planificación fiscal.

Hoy en día ya no hay duda sobre el éxito de los modelos de negocio de empresas low cost (bajo coste) y sobre sus expectativas de consolidación en multitud de sectores empresariales. Lo que empezó en el sector de las compañías aéreas de Estados Unidos se ha difundido a nivel mundial y, especialmente, en el continente europeo. Asimismo, podemos encontrar empresas low cost en sectores tan distintos como:

Empresas low cost: sectores existentes

  • Alquiler de automóviles: Pepecar, Easycar, Goldcar
  • Compañías aéreas: Ryanair, Easyjet, Vueling
  • Hoteles: Ibis Budget, Sidorme, Holiday Inn
  • Establecimientos de moda: Primark, C&A, H&M
  • Tiendas de decoración y mobiliario: IKEA, Conforama
  • Agencias de viajes: Trivago, Rumbo, Booking

Cómo funcionan estas empresas

El modelo inicial de este tipo de empresas es muy simple y opera sobre los siguientes pilares:

  • Low cost: mantener el coste todo lo posible en niveles bajos.
  • Low fare: ofrecer precios bajos y altamente competitivos.
  • No frills: eliminar adornos y elementos innecesarios.

Factores claves para el éxito de una empresa low cost

No obstante, para que una empresa low cost tenga éxito no sólo se deben seguir estos preceptos, sino que hay una serie de factores clave que deben tenerse en cuenta:

  • La información es la clave: es imprescindible conocer a la perfección el negocio, la competencia y los puntos fuertes de la empresa para invertir en aquello que sea más necesario y no malgastar recursos.
  • El cliente siempre tiene la razón: a su vez, también tenemos que tener muy claro el segmento de clientes al que nos dirigimos y las preferencias de éstos para garantizar que cumplimos con sus expectativas a pesar de no ofrecer servicios extra.
  • No frills y servicios relevantes: siguiendo con el precepto “no frills”, toda empresa low cost que pretenda tener éxito debe conocer qué entiende el cliente como “servicio accesorio” y “servicio relevante” y actuar en consecuencia.
  • Descartando los servicios accesorios: una vez identificados los servicios accesorios y los relevantes, tenemos que descartar en la medida de lo posible los accesorios y potenciar los relevantes. Para ello, y como se ha comentado en el punto anterior, hay que conocer las opiniones y preferencias de los clientes actuales y potenciales ya que un error puede llevar a eliminar servicios de especial relevancia que conlleven a una pérdida importante de clientes.
  • La innovación es fundamental: aunque en un principio podamos creer que innovar sólo es para empresas ya consolidadas que no siguen políticas low cost, estamos completamente equivocados. La innovación implica una mayor eficiencia en los procesos de fabricación de productos y en la cadena de servicios al cliente y, como consecuencia, una reducción de los costes.
  • Comunicar lo justo pero bien: aunque las estrategias publicitarias puedan suponer un coste importante, no hay que olvidar que utilizamos una política de precios y de calidad especial que todo cliente debe conocer. Para ello, no podemos escatimar recursos para explicar por qué ofrecemos lo que ofrecemos, por qué cumplimos  las expectativas del cliente y qué alternativas hay si algún cliente quiere servicios adicionales.

No puedes dejar la calidad a un lado

Es difícil garantizar el éxito de cualquier empresa y más de una low cost pero, siguiendo estos consejos se incrementan claramente las probabilidades. Ofrecer un producto o servicio a bajo precio da más probabilidad de éxito, pero siempre valorando a cambio de qué, si merece realmente la pena y si el cliente sabrá apreciar los esfuerzos realizados.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto