productividad

La productividad efectiva del trabajador

Número de visualizaciones
27/06/2014

Normalmente se ha calculado la productividad como un ratio que relaciona la producción resultante de la empresa  con la cantidad de recursos utilizados para su obtención.

Este  ratio puede dar resultados distintos, puesto que no siempre se miden de igual forma tanto la producción obtenida  como los recursos utilizados.

En el caso de la productividad por empleado se puede calcular de diversas formas, la forma tradicional  y  más común ha sido el cociente de  la cantidad producida por empleado entre el número de horas.

En relaciona la cantidad producida con el coste laboral unitario, puesto que una bajada del coste laboral unitario para un nivel de producción dado puede suponer un falso incremento de la productividad por empleado.

En la actualidad se tienen en cuenta muchos otros factores de carácter cualitativo que contribuyen al aumento de la productividad por empleado como el desempeño, el clima laboral o las capacidades y habilidades del trabajador.

Productividad: como aumentarla a través de los sistemas de recompensas

Las  empresas han estado utilizando para contribuir  al aumento de la productividad por empleado los distintos sistemas de recompensas tales como:

  • Sistemas de recompensas formales.
  • Sistemas de recompensas por acciones y logros específicos.
  • Sistemas de compensación indirecta.

Las tendencias actuales más relevantes  consideran el concepto de productividad como un concepto más amplio, que además de  la cantidad de productos y servicios que produce un trabajador  incluye la calidad del trabajo realizado o la eficacia. Para ello se utilizan métodos motivacionales, de trabajo en equipo y de trabajo colaborativo aprovechando las nuevas tecnologías para contribuir a aumentar la productividad.

La gestión de la calidad para incrementar la productividad

Junto a los métodos anteriores la gestión de la calidad total o TQM (Total Quality Management)  también ha contribuido a incrementar la cantidad y calidad que produce una empresa.  Esta forma de gestionar considera al trabajador como un cliente y un proveedor interno cuyo trabajo resultante debe cumplir con unos requisitos y especificaciones. Donde el éxito de la relación entre los trabajadores depende de la buena comunicación y de la comprensión de los requisitos por ambas partes.

Muchas empresas están optando por el uso de métodos de gestión como el empowerment que considera  el valor que tienen los conocimientos de los trabajadores y que intenta hacer  sentir al trabajador como una parte importante de la empresa.

En  los tiempos que corren y concretamente en nuestro país, muchas empresas utilizan como forma para exprimir al máximo las capacidades de sus trabajadores  el miedo a perder su  puesto. Para que las tendencias actuales se implanten con éxito en la empresa, es necesario un cambio de mentalidad profundo en los directivos, especialmente  en la forma de percibir a los trabajadores en la empresa, esta cita del ejecutivo japonés y cofundador de Sony,  Akio Morita puede resumir dicha forma de pensar: “Occidente, que siempre habla de derechos humanos, no duda en reducir su mano de obra cuando hay recesión. Nosotros creemos que no puede eliminar un miembro de la familia si bajan los beneficios”. 

0
Categorizado en: Management e Innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto