departamento de recursos humanos

La oxidación del departamento de recursos humanos

Número de visualizaciones
09/05/2014

Que existen una gran cantidad de tipos de departamentos de recursos humanos no es nuevo para nadie. Tampoco que existen tantos o más estilos de gestionarlos como personas o grupos lideren dichos departamentos. Pero la cuestión es, qué consideramos un departamento de recursos humanos y qué son simples tareas administrativas que a falta de mejor denominación o por simple inercia también denominamos equivocadamente como las tareas fundamentales de un departamento de recursos humanos.

Hay una gran cantidad de compañías cuyo departamento de gestión de personal solo se centra en realizar nóminas, contratar, despedir y controlar a trabajadores. A este conjunto de prácticas las consideran erróneamente un todo llamado recursos humanos. Cierto es que estas tareas son muy importantes para la correcta organización de una compañía. Pero el hecho de que estas acciones no se complementen con el verdadero motivo de existencia de estos departamentos está dando con una oxidación cada vez mayor de una gran cantidad de departamentos de recursos humanos.

La innovación como necesidad en el departamento de recursos humanos

En este tipo de compañías se dejan de lado acciones como la selección y gestión por competencias del trabajador, provocando que el talento de las personas siga oculto con la consiguiente pérdida de valor y eficiencia que tanto podría beneficiar a ambas partes. Además, en estas organizaciones “suenan a chino” términos como coaching, mentoring, planes de acogida tutorizados, redes abiertas de colaboración u otros métodos innovadores en los recursos humanos. Muchos responsables de estos departamentos podrán pensar que estas prácticas tienen un alto coste económico, que conllevan tiempo y personal cualificado y otra serie de excusas. Pero lo realmente cierto es que la falta de innovación es la que detiene a las empresas, y lo que realmente es indiscutible es que la innovación emana de las personas solamente cuando el entorno que las rodea permite la fluidez de talento.

De hecho, las empresas que mejor cuidan este tipo de detalles, son también las empresas más eficientes económicamente hablando, sin embargo, el cuidado trato a su personal no es una consecuencia de sus altos beneficios económicos, sino más bien la causa. Son conscientes de que la principal inversión de cualquier compañía debería ser la de un capital humano cuidado y formado.

El departamento de recursos humanos como encargado de la felicidad de los empleados

Afortunadamente para quienes creemos en el talento como firme y única base de toda gestión organizativa, todo va muy rápido en el tejido económico actual. Este hecho provoca que las empresas, bien por motu proprio, bien obligadas por una competencia exigente. Deberán de ir engrasando la máquina del progreso si quieren seguir “vivas”. Antes o después se deberá entender al departamento de recursos humanos, no como una carga donde se “castiga” al que se sale de la norma, sino como el centro neurálgico, que además de hacer nóminas y demás tareas administrativas, da soporte al desarrollo del capital más importante de la empresa, el humano. El departamento más importante de toda empresa, encargado de la felicidad de las personas de la organización, de su bienestar, de su confortabilidad y, en definitiva, de su productividad.

0
Categorizado en: Management e Innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto