cartel feria ARCO

¿Cómo se financia ARCO Madrid?

Número de visualizaciones

POR

Víctor Fernández Requena
Diplomado en Turismo y Licenciado en Ciencias del Trabajo por la Universidad de Granada. Experiencia en gestión de recursos humanos, marketing relacional y personal branding. Especial enfoque en las nuevas tendencias en comunicación y estrategia empresarial. Profesor del Departamento de Gestión Empresarial en INESEM Business School.

Este pasado mes de febrero se celebró una nueva edición de una de las ferias de arte contemporáneo más importantes del mundo, ARCO Madrid. La feria, cuya imagen de marca e identidad sufrió un notable deterioro durante años pasados, está  viviendo un resurgir bastante interesante, respecto a cifras, desde que se renovó la dirección de la misma hace, aproximadamente, 5 años.

ARCO Madrid, que siempre ha gozado de una importante repercusión a nivel nacional, y que ahora también progresa en dicha repercusión mediática a nivel internacional, tiene un modelo de negocio bastante desconocido para el gran público. Aunque es de sobra conocida la gran cantidad de opiniones que genera su presencia cada año. Para ello, vamos a analizar la monetización y la gestión de los recursos económicos de este espacio artístico como muestra del funcionamiento de las ferias de arte.

La primera cuestión es tener claro que los datos aportados son orientativos, ya que los mismos no son facilitados de manera directa por las mismas gestoras. Las tres principales vías de ingresos de ARCO Madrid son las entradas a la feria, los alquileres de stands y los patrocinadores de la feria.

cartel feria ARCO

Si hablamos de las entradas al recinto, el coste para el público general es de 40 euros. 66 euros si incluye un catálogo de la misma. Pero para conocer los ingresos que obtiene ARCO Madrid por este concepto no se puede calcular multiplicando el número de visitantes por el precio de la misma, ya que una de las fórmulas más extendidas en este sector es la invitación a la feria a ciertos sectores. De este modo, una gran cantidad de los asistentes no han pagado entrada, siendo grupos de especial interés para los organizadores.

Respecto a los alquileres de los stands, se cobra un determinado precio por metro cuadrado, el cuál se ha establecido en una cantidad aproximada de 260 euros por metro, teniendo la obligación de comprar un número mínimo de metros. Esta vía suele ser de la que más ingresos obtienen los organizadores, sin embargo, también es la más arriesgada, ya que ARCO Madrid es reconocida tendrá más solicitudes de stands que espacio para ceder a todos los solicitantes. De esta manera se abre un proceso de admisión del que va a depender la calidad de la feria. Es en estos casos donde se plantea el debate de “calidad o cantidad”, puesto que un exceso o una mala selección de galerías representadas puede provocar que los asistentes bajen la percepción de calidad del espacio.

Por último, se encuentra el ingreso de los patrocinios. Estos ingresos fluctúan en función de si el ente organizador es público o privado, ya que los públicos tienen una mayor aportación gubernamental, siendo los privados financiados con un mayor número de marcas con intereses en posicionar su nombre junto a espacios culturales.

Una vez conocidos los ingresos, la forma de invertirlos es mucho más simple. Prácticamente todo el capital se destina a promocionar ARCO Madrid, montar y decorar el espacio y a las relaciones públicas que atraigan a personas y entes influyentes del mundo del arte.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto