La gestión de los expatriados - INESEM

La gestión de los expatriados

Número de visualizaciones

POR

A medida que se intensifican las prácticas de expatriación,  empresas y profesionales se enfrentan a nuevos retos. Los cambios en las relaciones contractuales y el empleo se van acentuando, y  la motivación profesional, el compromiso y la proactividad, sufren heridas de muerte.

Es aquí donde surge con más fuerza que nunca la expatriación comLa gestión de los expatriados - INESEMo una manera de lograr una ventaja competitiva para la organización y una oportunidad de desarrollo profesional y personal para el trabajador.

¿Podrías ser tú?

El profesional que sale fuera de las fronteras, ha de tener en cuenta que va a entrar en contacto con una nueva cultura. Y entrar en contacto con una nueva cultura supone renunciar a todo aquello que se sabe para sumergirse dentro de un mundo lleno de matices y representaciones desconocidas.

Así que si…

  • Eres un varón que roza la treintena.
  • Preferentemente soltero.
  • Con una imagen sólida.
  • Con experiencia internacional previa.
  • Manejo de un par de idiomas
  • Y facilidad de adaptación a situaciones adversas.

¡Enhorabuena!

O no. Ya que una cosa es cumplir el perfil y otra diferente… actuar en consecuencia.

Problemas de adaptación, estrés cultural, idioma, formas de relacionarse, oportunidades, diferencias, informalidad en las relaciones, forma de dar y recibir retroalimentación, actitudes hacia el trabajo… y mucha añoranza por lo que se dejó atrás, son dificultades a las que habrá de enfrentarse.

Es muy importante que el expatriado sea aceptado en el lugar de destino, pero también lo es tener buenas relaciones personales, la autonomía, el medio ambiente y un propósito en la vida, un crecimiento personal.

¡Éxito, éxito, éxito!

  • En primer lugar una buena adaptación a la nueva vida, salir y relacionarse.
  • La remuneración diferenciada es esencial.
  • Un viaje de familiarización previo para buscar una casa.
  • Formación intercultural y, sobre todo, el apoyo psicológico constante para toda la familia.  Este es un punto esencial, puesto que  proporciona un mejor ajuste (salud mental, satisfacción personal, habilidades sociales, trabajo, escuela, comprensión de uno mismo…).
  • Claridad de los objetivos.
  • Despliegue de las capacidades técnicas.
  • Y, sobre todo, mentorización. Mucha mentorización en el nuevo destino.

Contar con una buena política de expatriación, elaborar un plan concreto e informar de lo que el expatriado se puede encontrar a su llegada y a la vuelta, serán los factores claves del éxito o fracaso.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto